• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los Portland Trail Blazers arrancaron con buen pie esta temporada, derrotando en casa a Los Ángeles Lakers con marcador final de 128×119, para opacar el debut de LeBron James, de quien tienen grandes expectativas en la presente temporada de la NBA.

    James fue el mejor de su equipo, pero no alcanzó para la victoria. De hecho, la clave de la victoria de Portland fue aprovechar su paso por el banquillo.

    Es un hecho y lo reconoció, no pudo contener a la combinación de Damian Lillard, CJ McCollum y el canadiense Nik Stauskas.

    Lillard, gran líder en la dirección del juego y de la ofensiva de los Trail Blazers, aportó 28 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias.

    McCollum sumó a la causa 21 puntos con 5 rebotes. Stauskas cerró con 24 puntos tras anotar 5 de 8 intentos de triples, y convertirse en el sexto jugador de los Trail Blazers.

    Con 37 minutos en cancha, LeBron James acabó con 26 puntos, completó 12 rebotes y 6 asistencias, siendo el máximo anotar de los Lakers que, a juzgar por sus declaraciones, les tomará algo de tiempo engranarse por completo y encontrar la química.

    Portland Trail Blazers está en racha ganadora, pues venía de dos victorias, una ante Sacramento Kings (118-115) y ante Phoenix Suns (116-83).

    Que los Lakers no alcanzaran la victoria en esta nueva etapa profesional de James se debe, según el alero, a que requiere de un “proceso” que no será fácil y necesitará también de paciencia y tiempo.

    Lograr química “no será tan rápido como ustedes piensan. Lleva un tiempo llegar a donde puedes cerrar los ojos y saber exactamente dónde están tus muchachos”, señaló.

    Sin embargo, manifiesta que le gustó la pelea para volver al juego: “Perdíamos por dos dígitos. Me gustó la forma en que competimos por momentos. También me gustó la forma en que compartimos el balón. Todo eso fue positivo”.

    El equipo directivo de los Lakers, por su parte, considera que el equipo tiene suficientes tiradores, y se espera que Kentavious Caldwell-Pope, Brandon Ingram y Kyle Kuzma mejoren sus tiros esta temporada.

    De cara a los próximos partidos, James reflexionó lo siguiente: “Se necesitará paciencia de nuestro equipo, de todos nosotros. Para simplemente descifrarnos, descubrir en qué somos buenos, descubrir en qué no somos tan buenos, cómo podemos ser mejores en eso. Es una buena primera prueba para nosotros, estar en un estadio donde no pierden [un primer partido en casa] en la década de los 2000″.

    LeBron James ya se entrena con Los Ángeles Lakers

    Michael Jordan apoya a LeBron James tras ataque de Trump

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...