• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Granma da a conocer los pronósticos de su equipo que dará cobertura a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 en la edición impresa, la web y las redes sociales del medio de comunicación cubano.

    Son cinco profecías y dos de ellas tienen la misma final, Brasil-España, ambas dando ganador a Brasil. Otras dos ubican a Alemania en finales, en una gana y en otra cae e igual sucede con Argentina y Francia.

    Es decir, en estos cinco vaticinios, solo cinco equipos están mencionados como finalistas. No pierda usted la oportunidad, opine y también haga lo mismo que nosotros, ponga el suyo en nuestro espacio de comentarios.

    La misma película del 2014 y el mismo final

    No hay nada como el deporte para mover las emociones y el fútbol, esa expresión deportiva convertida en un fenómeno de masas, porque su origen pasó por ser una manifestación destinada a las clases más desposeídas, que siempre han sido la gran mayoría, desde la Grecia antigua, pasando por la plebe de la edad media, hasta hoy, vuelve a convocar.

    Uno de los pronósticos para la final de Rusia-2018 es un remake del 2014 (Alemania vs. Argentina), es decir la misma película de hace cuatro años en Brasil. No solo creo que serán los mismos protagonistas, sino que tendrá el mismo desenlace por aquello de la definición moderna de fútbol, que no aparece en ningún diccionario, pero que se ha convertido en una realidad aplastante: el fútbol es un deporte donde juegan once contra once y casi siempre gana Alemania.

    Brasil de cara la sexta

    Esta generación, la de Neymar, Coutinho, Gabriel Jesús, Firminio y Williams, nos ha devuelto el jogo bonito. Brasil no tiene fisuras de cara a Rusia 2018, su principal rival son esas cinco coronas mundiales que ninguna otra nación ha conseguido en la historia de estos certámenes.

    Claro que una justa del orbe, por demás cada cuatro años, es algo más que fútbol. Su mística no cree en favoritos ni en dioses que con los pies hacen obras de arte. Sin embargo, los equipos grandes pueden burlar con más facilidad las presiones de una lid como la de Rusia.

    La verdeamarella busca, además, en la justa del planeta del más universal de los deportes, borrar la imagen de la semifinal en sus predios hace cuatro años, cuando otra camada de ensueño se frustró con un demoledor 7-1 ante Alemania. De la mano de Tite, la sexta diadema es el objetivo.

    Otra historia


    El único país sudamericano que ha ganado un Mundial fuera de su continente es Brasil, y no hay ninguna razón para pensar que la «canarinha» no pueda repetir en Rusia su hazaña de 1958 y 2002, cuando levantaron la Copa en Suecia y Sudcorea-Japón, respectivamente. Con una generación liderada por Neymar y un montón de gregarios curtidos al más alto nivel, la «verdeamarela» ha recuperado el toque de la mano de Tite.

    A simple vista, si los favoritos no fallan en su camino, Brasil tendría un camino escabroso para acceder a la final, pero su acierto goleador, la magia de Coutinho en la creación, la fortaleza física del plantel y la profundidad en todas las líneas les permitirá ir a la conquista de Rusia, el camino más corto para hacer olvidar el desastre vivido hace cuatro años, cuando fueron masacrados por Alemania.

    Argentina tocará el cielo, esta vez de la mano de otro Dios: Leo Mesi


    Si algo demostraron las más recientes eliminatorias mundialistas, es que el fútbol no cree en pronósticos. Selecciones como Estados Unidos, Chile, Holanda e Italia, potencias en sus respectivas zonas, verán el Mundial por televisión. Las grandes favoritas ya saben que nada está escrito, y deberán mostrar su mejor versión si quieren entrar al Olimpo del fútbol.

    Cuando existe tanta paridad, las individualidades suelen marcar la diferencia, y la mayor de todas es, sin dudas, Lionel Messi. La Pulga está, quizás, ante su última oportunidad de darle a su afición la mayor de las alegrías, y él lo sabe. Si Leo está motivado, la Copa se pinta albiceleste.

    Les Bleus, campeón el 15 de julio

    Una de las selecciones más completas que llega a la Copa del Mundo de Fútbol Rusia 2018, es el equipo de Francia. Los galos han logrado en estos últimos cuatro años armar un conjunto muy bien equilibrado, con figuras veteranas y jóvenes de gran proyección, en franco ascenso futbolístico.

    Si bien es cierto que Alemania o Brasil asoman como escuadras mucho más potentes y profundas, a favor de Les Bleus hay que destacar la variedad de fórmulas en el banquillo para cambiar el resultado de un marcador adverso. Hombres como Kingsley Coman, Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé poseen la velocidad, habilidad y potencia necesarias para conducir a los suyos a levantar el trofeo de la Copa Mundial el 15 de julio en el estadio olímpico Luzhnikí, en Moscú.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...