• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El luchador Conor McGregor regresó al octágono de la UFC después de dos años de ausencia y fue literalmente humillado el fin de semana pasado por su rival Khabib Nurmagomedov, una derrota que no ha sido fácil de digerir, tanto para el irlandés como para sus seguidores.

    La victoria del ruso por el título de peso ligero en la UFC 229 no tiene objeción alguna. Fueron cuatro rounds en los que demostró superioridad en el combate, incluso la sumisión de McGregor.

    Sin embargo, el desenlace de esta pelea fue para muchos desastroso, vergonzoso e inesperado, pues Khabib saltó la reja de la lona y fue en busca de Dillon Danis, quien es amigo y colaborador de McGregor, y armó una tángana fuera de la zona de combate.

    Caracterizado por una soberbia absoluta en el octágono y por vociferar en las redes sociales, McGregor aprovechó estos medios para buscar una revancha, publicando mensajes muy directos.

    Perdí el combate, pero ganamos la batalla. La guerra continúa”, soltó el irlandés en sus redes sociales.

    El incidente que protagonizó el ruso ha sido evaluado de la siguiente manera por el presidente de la UFC, Dana White: “Esto no son MMA, es un mierda callejera”.

    Además, no da garantía de que Khabib Nurmagomedov siga siendo el campeón.

    “No tiene que preocuparse por mí. La investigación la está llevando la Comisión Atlética de Nevada. Puede haber sanciones, multas, suspensiones (…) podemos imaginar de todo. El gobernador estaba aquí y salió corriendo del edificio. Eso no es bueno”, aseveró.

    Mientras todo esto se resuelve “la bolsa de Khabib (más de dos millones de dólares) está retenida por la Comisión”. La de Connor se la han dado tras analizar los videos y ver que no había hecho nada en el incidente.

    Khabib, por su parte, ha mostrado su arrepentimiento: “Lo siento Las Vegas, lo siento Nevada. Yo no soy así, mis bolas estaban calientes. Este deporte es respeto, no se puede hablar basura. Quiero cambiar este juego y que la gente no lo haga. Siento lo que pasó después de la pelea. Mi padre me aplastará cuando llegue a casa. Putin me felicitó tras la victoria. Lo culparán a él y no a McGregor por insultarme. Por favor no me quiten el título, no era yo. Soy un humano y cometemos errores. Lo siento Las Vegas, lo siento Nevada. Perdón a todos”.

    (Video) Conor McGregor amenaza a Nurmagomedov con un devastador K.O.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...