• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    Para bien o para mal, el Real Madrid está en el centro de la polémica futbolera. Pero esta vez llegó a un tema muy sensible, la selección de España. Este miércoles, en un hecho poco visto en la historia de los mundiales, la Federación Española de Fútbol (FEF) decidió apartar a su seleccionador, Julen Lopetegui, de sus responsabilidades. De por medio está, una vez más, el cuadro merengue.

    Lopetegui fue destituído a dos días del debut de la Roja en Rusia 2018, con todas las complicaciones que ello implica. Lo sustituye Fernando Hierro, un viejo guerrero en su rol de jugador con la selección, de la que fue incluso su capitán entre 1998 y 2002. Un total de 89 partidos jugó Hierro en la absoluta.

    Sin embargo, su condición de “histórico” en el seleccionado contrasta con la breve experiencia que ha tenido como seleccionador. Apenas debutó como DT en el 2016, con el débil Real Oviedo. Al finalizar 2017, la FEF lo había designado como director deportivo de la Roja.

    Un background que en apariencia parece limitado para los desafíos que significa un  Mundial, y más con la condición de equipo grande de la selección de España. Hierro llegará literalmente sin tiempo a tratar de consolidar esquemas.

    ¿Por qué despiden a Lopetegui?

    Esta mañana, en rueda de prensa, Luis Rubiales, presidente de la FEF, expresó: “Nos hemos visto obligados a prescindir del seleccionador nacional”. Pocas horas antes, el Real Madrid había anunciado que Lopetegui sería su nuevo director técnico tras la renuncia de Zinedine Zidane. La información fue un puñal a la confianza de los federativos.

    En tal sentido, Rubiales expresó: “La Federación no puede enterarse de algo cinco minutos antes de que se haga público. Seguramente hubo malentendidos, situaciones que tendrán una explicación, pero ante esta situación, ésta ha sido la forma de actuar de la Federación Española de Fútbol”. Dijo, además, que se trata de un “mensaje claro” de que todos los integrantes de la selección deben “cumplir la forma de actuar” de la Federación.

    No mostró rencores el federativo y explicó que despidió a Lopetegui “con un apretón de manos”. Sobre las perspectivas que ello genera para el Mundial, agregó: “No voy a decir que ésta es la mejor de las soluciones, pero yo he llegado a la presidencia de la FEF con una forma de actuar y no voy a traicionarme a mí mismo. Con responsabilidad y el apoyo total de toda la junta directiva , he hablado con todo el que tenía que hablar antes de tomar esta decisión”, valoró.

    ¿Será culpa de Rusia?

    En tiempos de egoístas y mezquinos, donde nadie escucha a nadie, como dice la canción del argentino Fito Páez, la decisión de la FEF puede tener consecuencias catastróficas que la dejen muy mal parada ante la hinchada de España. Si el barco se hunde, todos mirarán a Rubiales, otros a las sempiternas “sorpresas” del Real Madrid. Esperemos que tal cual los políticos de la derecha europea y de Estados Unidos, no resulte Rusia, su clima, sus canchas, sus atenciones o desatenciones la que resulte culpable del posible fracaso de “La Furia”.

    Loading...