• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un empate sin goles fue el debut del actual campeón de la Copa Libertadores de América, el argentino River Plate, quien debutaba en la edición 2019 del torneo continental ante Palestino de Chile en el Monumental de Buenos Aires.

    Los “Millonarios” saldrían al engramado sin el apoyo de su público, luego de la sanción que le había otorgado la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) por los hechos de violencia acaecidos en el partido de vuelta de la final del 2018 cuando sus hinchas atacaron el vehículo que transportaba a su rival, el Boca Juniors, además de los hechos de violencia provocados fuera del estadio.

    De esta manera, River hacía su aparición en esta edición de la Copa Libertadores, con un estadio vacío contra un equipo que había librado la primera instancia del torneo y obtenido el cupo para disputar la fase de Grupos.

    El encuentro tuvo como figuras principales a los arqueros, quienes fueron los encargados de dejar sus redes inmaculadas. Sin embargo, el ambiente de soledad que reinaba en el monumental fue quien se robó realmente el show.

    “Es muy feo. Los jugadores están acostumbrados a jugar con mucha gente, que acompaña siempre. El público viene a ver un espectáculo y el fútbol es para disfrutarlo en la cancha, más que por televisión. Es una sensación fea“, expresaba Matías Biscay , quien se hizo cargo por última vez del equipo Millonario ya que el entrenador Marcelo Gallardo cumplió ayer su suspensión de cuatro encuentros.

    Para Biscay la Conmebol tendría que ver un poquito mejor el tema de la sanción “porque hace daño al espectáculo“.

    Ahora Palestino tendrá que regresar a la cancha para enfrentar al Alianza Lima de Perú, en un encuentro a disputarse el próximo 2 de abril; mientras el campeón defensor se medirá, un día después, al Internacional de Porto Alegre de Brasil.

    Universidad Católica consigue agónico triunfo

    Por su parte, el otro equipo chileno en la competencia, la Universidad Católica logró como local un apretado triunfo 2-1 ante Rosario Central de Argentina, en la segunda fecha del Grupo H, que no convenció a su afición.

    El tanto del triunfo llegó de manera agónica, debido a que los “católicos” venían ganando por la mínima, hasta que el colombiano Duván Vergara colocó el 1-1 para los argentinos, en el segundo minuto del descuento.

    Sin embargo, el gol de la victoria fue anotado de penal, en la última jugada del encuentro, por Luciano Aued.

    De esta manera la Universidad Católica está de segundo en el grupo con tres puntos, el cual lidera Libertad de Paraguay con seis. El próximo encuentro será el 4 de abril ante el Gremio de Brasil, en un encuentro que se realizará en Santiago de Chile.

    Si quieres conocer más información, te invitamos a leer:

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...