• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Ernesto Valverde esta dentro de la polémica por su oncena utilizada en Balaídos para enfrentarse al Celta de Vigo. Tiene sus motivos, ya que el entrenador del Barcelona esta pensando en realizar ciclos y cuidar a sus figuras para la final de la Copa del Rey contra el Sevilla. Por ello, el DT no ha arriesgado ni lo más mínimo con sus titulares fijos. Ni Messi, ni Suárez, ni Piqué están en el equipo.

    Como era esperable -por la ventaja en la tabla y la poca trascendencia del partido-, el entrenador culé decidió darle minutos a hombres con poco recorrido entre los titulares, como el colombiano Yerry Mina o Denis Suárez, dos que ni siquiera han sido parte del banco de suplentes y su nombre suele estar en la lista de descartados.

    La formación definitiva de Valverde tiene un detalle que resultó estadístico y hasta histórico. Porque formará con Ter Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen, Digne; André Gomes, Paulinho, Coutinho, Denis; Dembélé y Alcácer.

    El detalle en la decisión de rotar pone en entredicho a quienes destacan que el club es reconocido por ser el formador de grandes estrellas mundiales que brillan con su camiseta desde el primer paso hasta el último juego de su vida. Esta vez, la filosofía de la cantera y la Masía quedará en el olvido como hace 16 años, la última vez que se vio un Barcelona sin canteranos en cancha. En aquella ocasión, el 6 de abril de 2002, Barcelona jugó ante Athletic de Bilbao con Carles Rexach sacó contra el Athletic a Bonano; Reiziger, Christanval, Abelardo, Coco; Rochemback, Cocu, Luis Enrique; Rivaldo, Saviola y Overmars. Aquel partido en el antiguo San Mamés lo ganó el Barcelona por 0-2.
    En el equipo presentado por Valverde no hay ningún jugador catalán y sólo hay dos españoles, Alcácer y Denis. Este último, aunque fue fichado por el Barça B, está criado futbolísticamente en la cantera del Celta de Vigo, para pasar después a la del Manchester City donde acabó de explotar. Es decir, y pese a jugar en el filial algunos partidos, no es canterano de La Masía.

    Es un once tan poco común el de los catalanes que en cancha ni siquiera está alguno de los capitanes. Eso porque ni Iniesta, ni Messi, ni Busquets estarán en el campo, por lo que a Ter Stegen le tocó la responsabilidad de llevar el brazalete de capitán.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...