• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Bailey Davis tuvo un sueño desde niña, ser parte y bailar para el equipo de porristas de los New Orleans Saint, en ese equipo de animadoras reconocidas en la UFL como la Saintsations.

    Pero ese papel de chica sexy que tanto alientan en el deporte estadounidense finalmente parece tener un doble sentido, uno que le pasó la cuenta a la joven animadora después de tras trabajar tres años en esa función, Davis fue despedida por un mensaje señalado de ser de “muy mal gusto” en su cuenta en Instagram.

    Bailey protestó por lo que considera una clara “discriminación de género” y por eso presentó una denuncia contra la Liga Profesional de Fútbol Americano de Estados Unidos, la NFL. Además, comenzó a circular una carta donde la porrista cuenta detalles de lo que considera un acto de injusticia.

    La foto que Davis asegura motivó la decisión es una en la que ella aparece en lencería, algo que está prohibido según las reglas de la NFL.

    “Esta carta es la confirmación de la finalización de tu empleo con los New Orleans Louisiana Saints con efecto de inmediato… debido al incumplimiento con las reglas y regulaciones de las Saintsations“, se lee en la carta que recibió David el pasado 23 de enero y a la que tuvo acceso Marianna Brady, corresponsal de la BBC en Washington.

    Bailey es oriunda de la localidad de Ellisville, Mississippi. Pese a ello, viajó desde que era pequeña los 240 kilómetros que lo separan de Nueva Orleans para apoyar a los Saints cada temporada.

    Y hay antecedente familiar. Durante 18 años su madre fue la coreógrafa del equipo de cheerleaders de los campeones del Super Bowl en 2010, al que se unió Davis hace tres años cumpliendo su gran objetivo de infancia.

    Hoy, a sus 22 años, debe mirar cómo su sueño de niña se vuelve pesadilla. Eso porque según el manual de empleo de los Saints, se especifica que “fotografías desnudas, semidesnudas o en lencería están estrictamente prohibidas y son razón de despido de inmediato”.

    La norma, sin embargo, no afecta a los jugadores profesionales del equipo y sólo se aplica en el caso de la porristas que integran el Saintsation.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...