• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un encuentro difícil, lleno de roces y mucha adrenalina nos dejó la jornada 31 de la Liga de España entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, quedando en empate 1×1 en el marcador del Santiago Bernabéu donde el mayor beneficiado de esto fue el FC Barcelona que, con un triunfo en la siguiente semana, casi obtendrá el título de liga.

    Los dirigidos por Zinedine Zidane saltaron al césped del “Nuevo Chamartín” en el Paseo de la Castellana en Madrid, con la intensidad y el deseo de poder derrotar a su rival de ciudad y así poder acercarse más a los puestos de competiciones europeas. Por su parte, los dirigidos por Diego Simeone jugaron a su fútbol rocoso y de contragolpe con Diego Costa y Griezmann como puntas de lanza del ataque colchonero.

    El técnico francés del Real Madrid, pudo rotar algunas piezas previo a lo que será su partido de vuelta de la Champions League ante la Juventus el día miércoles, mientras que Simeone puso todo lo mejor para intentar seguir dando caza al Barcelona que se ve como claro ganador del título de liga.

    El encuentro, tuvo a un equipo blanco, dominando de principio a fin la posesión del balón, tratando de ser vertical y agresiva. Por otro lado, los colchoneros se resguardaron en su defensa y con balones largos al contragolpe para poder sorprender a una defensa merengue que dejaba pocos espacios.

    El primer tiempo terminaría sin goles, pero al minuto 53′ de la segunda parte y tras un centro perfecto de Bale, Cristiano Ronaldo -con un potente derechazo- mandó el balón al fondo de las redes para el 1×0 a favor del Real Madrid, pero sólo cuatro minutos después, Antoine Griezmann con un poco de fortuna colocaba el 1×1 definitivo, terminando así con una batalla en donde se repartieron los puntos.

    El arquero esloveno Jan Oblak fue una de las máximas figuras del compromiso, siendo vital para que el equipo local no se llevara el triunfo.

    Ahora el Real Madrid se medirá a la Juventus este miércoles por la vuelta de los cuartos de final de la Champions League mientras el Atlético jugará el jueves igualmente el partido de vuelta de los cuartos de final, pero de la Europa League.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...