• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de fanáticos ingleses de fútbol han tenido un minuto de fama y, vaya, de qué manera y desde dónde lo han conseguido. Viralizados a través de un video publicado en redes sociales, aparecen en estado de ebriedad y cantando canciones de ideología “nazi” en Volgogrado, una de las ciudades anfitrionas del Mundial Rusia 2018.

    Sus cánticos son en un país golpeado durante una de las etapas más cruentas de la historia negra europea, la Segunda Guerra Mundial. Las imágenes fueron grabadas después de la victoria de Inglaterra sobre Túnez, en el Volgograd Arena.

    A los hinchas se les ve haciendo saludos nazis mientras gritan ‘Sieg Heil’. La frase, que literalmente significa “Viva la Victoria” en alemán, fue utilizada por los partidarios de Adolf Hitler como parte del infame saludo nazi con un brazo extendido. Además, los fanáticos cantaron canciones que glorifican al Tercer Reich, reseña el portal de la FIFA.

     

    ¿Un gesto de provocación?

    Llama poderosamente la atención que este material audiovisual se produzca en una de las localidades que fue escenario, durante 200 días y noches, de una de las batallas más sangrientas contra el nazismo: la lucha por la ciudad de Stalingrado.

    Rusia, anfitrión de un evento mundialista y que tiene los ojos del planeta encima, celebró en febrero de este año los 75 años de esta batalla. Además, la nación euroasiática ha venido enfrentando, en el campo de la diplomacia, una literal guerra contra grandes potencias como, por ejemplo, Estados Unidos.

    Antecedentes en 1938

    Según un trabajo publicado en el portal “Revista Uncanio”,  el 14 de mayo de 1938, la selección inglesa tuvo un amistoso contra Alemania y levantó el brazo derecho para ejecutar el saludo nazi en un estadio de Berlín, donde había 110 mil fanáticos alemanes.

    Los propios británicos lo recuerdan como el día más infame en la historia del fútbol del país que inventó el fútbol. Y todavía no perdonan del todo a sus jugadores”, reseña el citado medio. Tristemente, hoy los fanáticos ingleses que aparecen en el video hacen una retrospectiva de este acontecimiento mundial.

    “La fotografía de Inglaterra entregando el saludo nazi apareció en los diarios de todo el mundo al día siguiente, para la vergüenza eterna de cada jugador y de toda Gran Bretaña”, aseguró Stanley Matthews, quien también estuvo presente en aquella jornada.

    El hecho que estos fanáticos evoquen el nazismo a estas alturas del partido,  incitando al odio basado en la raza o la religión, pueden castigarse con hasta cinco años de prisión, de acuerdo con el sistema de justicia de Rusia.

    Por este video los fanáticos podrían enfrentar un proceso penal por glorificar a los nazis, tanto en Rusia como en su país natal, el Reino Unido. Según medios británicos, la Policía de ese país ya está trabajando con la Asociación de Fútbol para investigar el caso.

    Loading...
    Loading...