• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Cobrar una pena máxima en el último minuto del encuentro le costó al árbitro en un partido del fútbol local de Indonesia vivir un episodio de violencia por parte de alguno de los jugadores presentes.

    Un partido celebrado recientemente entre el  Persiwa Wamena y Persegres Gresik United , equipos de la segunda división del país asiático, fue el escenario donde se vivió el hecho.

    A punto de extinguirse el tiempo, el principal del encuentro, en una jugada polémica en donde se derriba a un atacante en el área chica, decreta el tiro desde los 12 pasos en favor del Gresik United, lo que desató la ira del los jugadores del equipo rival.

    Desde allí, el árbitro fue atacado a puños y patadas, recibiendo la paliza de su vida; haciéndolo caer en el suelo. Tras calmar ánimos, dos jugadores fueron expulsados y el penalti finalmente se cobro.

     

    Al concluir el encuentro, el maracador quedó 2-1 en favor del Persegres Gresik United.

    Suspenden Liga 1

    Pero los hechos de violencia no sólo empañan las categorías menores en el país indo chino. La Federación de Fútbol de Indonesia anunció la suspensión de manera indefinida de la primera división (Liga 1), luego de que un hincha muriera apaleado en un partido realizado el pasado domingo.

    El presidente del ente federativo, Edy Rahmayahi, mediante un comunicado, indicó que durante el tiempo que esté detenido el torneo le permitirá a las autoridades avanzar en las investigaciones del suceso.

    Y es que un grupo de hinchas del equipo Fosforos del Persib mataron a golpes a Haringga Sirila, quien era seguidor del Perdija de Yakarta; antes de que el partido entre ambos conjuntos se realizara.

    El enfrentamiento tuvo lugar en las afueras del estadio Lautan Api de Bandung, a unos 150 kilómetros al este de Yakarta.

     

     

    Si quieres conocer más de esta información, te invitamos a leer:

     

    Mataron a balazos a una figura del fútbol de Panamá

     

    Violencia en el fútbol chino: patadas, golpes y huevazos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...