• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    No está dentro del equipo titular pero Federico Ricca es parte de las citaciones y su nivel internacional lo tenía como una de las probables figuras que estaría en la lista definitiva de Óscar Washington Tabárez para la próxima Copa del Mundo. Pero el lateral del Málaga no podrá estar en la máxima cita por una rebelde lesión y se suma a la lista de jugadores que se quedan sin el sueño de Rusia 2018.

    Ricca estará los próximos tres meses de baja después de ser intervenido quirúrgicamente este martes de su hombro izquierdo, el mismo que ya había sido operado en dos ocasiones en los últimos meses. Las molestias que soportaba el lateral zurdo eran tan insoportables que no pudo aguantar más y, a pesar de que le habían pedido desde el club un último esfuerzo para aguantar hasta final de campaña, el defensor se vio obligado a parar y entrar a quirófano.

    En el duelo con el Real Madrid se le notó incómodo durante todo el partido, llevándose la mano en varias ocasiones a la zona dañada y su futuro ya se empezaba a especular. Más ahora, que prácticamente no hay opciones de salvar la categoría con el Málaga, Ricca eligió solucionar de una vez sus problemas con una operación realizada en Madrid y en la que le han reforzado la cápsula posterior de su maltrecho hombro.

    Lamentablemente para él, este problema físico lo deja apartado de LaLiga y también descartado para  defender a Uruguay en el próximo Mundial. Una frustración para el joven defensor porque era uno de sus grandes objetivos y también su mayor sueño. Ahora, tendrá que esperar otros cuatro años para ganarse ese derecho, uno que se ganó por la confianza que le tenía el técnico Tabárez, el mismo que ya tuvo que dejarlo fuera de la China Cup por unos problemas musculares.

    Ahora comienza para Ricca un largo proceso que va a estar dividido en dos fases. La primera la iniciará, después de un reposo absoluto esta semana, el próximo lunes y se prolongará durante las próximas seis semanas. En ese tiempo tendrá su hombro izquierdo totalmente inmovilizado. En la siguiente fase, cuyo tiempo de duración se estima que dure entre cuatro y seis semanas más, ya empezará con sesiones de fisioterapia para recuperar movilidad y fuerza en la articulación.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...