• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El futbolista Abdelhak Nouri, del Ajax de Ámsterdam, ha pasado más de un año en coma luego de sufrir una arritmia cardíaca en el campo de juego (2017), pero está despierto y comunicándose con su familia, informó su hermano al medio neerlandés NOS.

    Pese a su estado confinado a un estado vegetativo, el joven de 21 años se despertó “poco a poco” del coma a principios de este mes y se ha comunicado con sus parientes mediante movimiento de cejas.

    “Si lo comparo con como estaba antes, entonces él está mucho mejor en este momento. Su estado neurológico es mejor que hace unos meses”, dijo su hermano, citado en The Mirror.

    “Desde diciembre su conciencia ha mejorado un poco y también es posible una forma de comunicación. Si le preguntas cosas, como ‘abre la boca’ o ‘confirma esto con tus cejas’, él puede hacerlo“.

    De su estado físico, revela que hay un declive debido a que no se mueve y está postrado en la cama, “no puede mover su propio cuerpo con su propia fuerza, solo su cabeza”.

    Nouri sufrió un ataque al corazón durante un partido amistoso contra el Werder Bremen en la pretemporada 2017 y como consecuencia tuvo daños cerebrales permanentes tras pasar varios días en coma inducido.

    Su hermano recuerda que Nouri “la pasó muy mal”, pero destaca que “a veces sale a sentarse en su silla de ruedas”, algo que antes era muy difícil. Sin embargo, está consciente que “ha sufrido muchos altibajos”.

    Durante todo este proceso, el Ajax de Ámsterdam solo ha emitido un comunicado en junio pasado, reconociendo su responsabilidad en el suceso.

    Tras un último estudio, el club neerlandés confirmó que la atención recibida por el futbolista fue insuficiente y que el desfribilador se debió utilizar antes, razón por la que la familia del jugador exige una compensación económica al club.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...