• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La práctica de deportes extremos debe ser siempre controlada y con el conocimiento suficiente para que no ocurran los accidentes que se puedan lamentar. Sin embargo, existen personas que no entienden que para realizar estas prácticas no se puede dejar nada al azar.

    Es así como un estadounidense vivió uno de los momentos más terroríficos de su vida, mientras intentaba desplazarse por los aires a través de un planeador, conocido como ala delta, pero al que desafortunadamente el personal de seguridad olvidara enganchar su arnés.

    Chris Gursky se encontraba en su primer día de vacaciones en Suiza, junto a su esposa, cuando decidió volar en ala delta por primera vez. Sin embargo, esta experiencia lo dejó al borde de la muerte.

    Al momento de alzar el vuelo, el turista duró más de dos minutos colgado, sujeto sólo por la fuerza de sus brazos, mientras el piloto luchaba por aterrizar y al mismo tiempo agarraba con una mano al pasajero.

    El video se hizo viral en las redes sociales y muestra a Chris Gursky, originario del estado de Florida, como se aferra a la barra de metal del ala delta y también a la pierna del piloto.

    Y es que al no atar al estadounidense al planeador se cometió un grave error, tal y como fue reconocido por el estadounidense; sin embargo, el afectado también reconoció que el piloto había salvado su vida, manteniendo el control y logrando aterrizar de emergencia.

    Lamentablemente el afectado no salió totalmente ileso del suceso, debido a que terminó con una muñeca rota, la cual requirió cirugía, así como un bíceps desagarrado. “El aterrizaje fue duro, pero viví para contar la historia”, aseveró.

    La mala experiencia vivida por el norteamericano, a pesar de lo que muchos creen, no lo desanimó y aseguró que volvería a volar porque “no disfrutó su primer recorrido”. Una muestra más de que la premisa de que en los deportes extremos “el riesgo esta implícito” y es asumido por quienes lo practican.

    Además, esto demuestra que tanto aprendices como expertos, deberían extremar las medidas de seguridad al momento de realizar cualquier deporte extremo, con la finalidad de no tener incidentes que después puedan lamentar.

    Si deseas conocer más de esta información, te invitamos a leer:

    Videos: Los saltos más peligrosos y extremos del mundo

    IMPACTANTE: Mujer practica Bungee y sufre terrible accidente

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...