• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una de las peleas más esperadas del año en la UFC (Ultimate Fighting Championship) se convirtió en una verdadera “verguenza” tras culminar el combate que se realizó este fin de  semana en el T-Mobile de Las Vegas, Estados Unidos.

    Los protagonistas fueron el ruso Khabib Nurmagomedov, quien defendía su corona de campeón de peso ligero y la máxima estrella de la principal promotora de las artes marciales mixtas en el mundo, Conor McGregor; quien finalmente fue derrotado.

    Sin embargo, cuando ya todos pensaban que la pelea entre ambos había terminado, luego de que el “ruso invencible” venciera en el cuarto round por sumisión al irlandés; se desató un enfrentamiento en el recinto de Las Vegas que obligó a intervenir a la policía.

    Y es que tras la sumisión, Nurmagomedov saltó de la jaula octogonal y se dirigió hacia el lugar donde estaba el equipo de McGregor, para iniciar un enfrentamiento con uno de sus miembros.

    Además, en el octágono, al irlandés, quien volvía luego de incursionar en la disciplina del boxeo, tras enfrentarse a Floyd Mayweather y enfrentar varios problemas policiales; un miembro del equipo de apoyo del ruso lo golpeó. 

    El resultado de este enfrentamiento fuera de la jaula fue que tres miembros del equipo del “ruso invencible” habían sido arrestados, para posteriormente ser dejados en libertad; así lo anunció el presidente de la UFC, Dana White.

    Mientras que al vencedor, a quien no se le pudo anunciar su victoria, no se le colocó  el cinturón para confirmar su título. “Sé que si le colocamos el cinturón (a Nurmagomedov) en el octágono, le lanzarán cosas”, indicó White, según reseña la BBC de Lóndres.

    Mientras que el irlandés, quien aún estaba aturdido, salió rápidamente escoltado por su equipo; mientras el ruso era escoltado por policías locales quienes hicieron que abandonara la arena.

    El presidente de la UFC aseguró que McGregor no presentará cargos; a pesar que durante el caos creado, posterior al encuentro,  hubo policías y funcionarios de seguridad del recinto golpeados.

    Rivalidad de vieja data

    Y es que ambos peleadores tienen una historia de rivalidad que inició en el 2016. Durante la pelea de UFC 205 en Nueva York, ambos peleadores tuvieron un intercambio de palabras el día del pesaje, sin embargo la seguridad actuo de manera inmediata para evitar males mayores.

    Posterior a ese día, se registro otro ataque donde el equipo del irlandés, y él mismo, atacaron un micro que transportaba al ruso y otros peleadores; allí hubo vidrios rotos y heridos.

    Si quieres conocer más de esta información, te invitamos a leer: 

    VIDEO: Vergüenza y sadismo en la UFC: Le dieron 230 golpes y el árbitro no para la pelea

    (Video) Conor McGregor volverá al octágono en “la mayor pelea en la historia de la UFC”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...