• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El escritor turco alemán Dogan Akhanli fue detenido este sábado en Granada, ciudad del sur de España, por la Policía de este país, en cumplimiento de una orden de arresto internacional de la Interpol por reclamación de las autoridades turcas.

    Un portavoz de la Policía informó a Efe de que la detención tuvo lugar en un hotel del centro de la capital granadina, donde Akhanli, de 60 años, se hospedaba. El escritor fue trasladado hasta dependencias policiales y será puesto a disposición judicial en las próximas horas, añadió la fuente, que no precisó el motivo de la orden de arresto.

    Por su parte, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) -que agrupa a personas del ámbito jurídico, periodístico y de movimientos sociales en España-, pidió la inmediata puesta en libertad de Akhanli, según un comunicado. Recordó que Turquía se encuentra “en un estado de excepción, con el Convenio Europeo de Derechos Humanos suspendido y con vulneraciones masivas de Derechos Humanos”, como han acreditado organismos internacionales como la ONU o el Consejo de Europa.

    También indicó que la detención de Akhanli es la segunda en el plazo de pocas semanas de autores críticos con el Gobierno de Erdogan, tras el arresto el pasado 3 de agosto en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) del periodista sueco turco Hamza Yalçin. El pasado jueves la PDLI presentó ante la Fiscalía General española un informe “exhaustivo” para pedir la libertad sin cargos de Yalçin.

    “Turquía es hoy una de las mayores cárceles de periodistas del mundo y la mayor de los países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)”, dijo la organización, que recordó que en ese país hay encarcelados 159 periodistas y trabajadores de medios.

    Akhanli, que es ciudadano alemán de origen turco y desde 1992 vive en Colonia, en el oeste de Alemania, defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra. Es miembro de la asociación internacional de escritores PEN, ya pasó varios meses en prisión preventiva en Turquía. Fue detenido en 2010 a su entrada a Turquía bajo la acusación de haber cometido un robo con homicidio, pero, según su abogado, cuando se produjeron los hechos, su cliente ni siquiera estaba en el país.

    Tras un proceso, Akhanli fue absuelto, pero la resolución se anuló en 2013 y volvió a figurar en la lista de personas buscadas por las autoridades turcas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...