• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tom Koh, un veterano diplomático de Singapur pidió a la comunidad gay que presente una demanda colectiva contra la sección  377, que prohíbe las relaciones homosexuales ‘anti natura’, tras el avance conseguido por la India que acabó con esta ley este jueves.

    Koh realizó lapetición por medio de Facebook y respondiendo a Simon Chesterman, rector de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Singapur, que felicitó a antiguos alumnos colgando un enlace sobre la despenalización india.

    India’s s377 is struck down. Kudos to my old classmate Menaka Guruswamy (and many others)!

    Posted by Simon Chesterman on Wednesday, September 5, 2018

    Por otra parte, usuarios de Facebook le dijeron a Koh que ya se intentó despenalizar el sexo homosexual en 2014, aludiendo a su inconstitucionalidad, pero fracasaron. El diplomático contestó: “Intentadlo de nuevo”.

    Un gobierno conservador

    Según el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, quien ya se había referido previamente a lo sucedido en India, cree que no hay comparación posible.

    Además, en declaraciones que tomadas por Channel Asia, aseguró que la mayoría de los habitantes quieren dejar las cosas como están y que su sociedad “no es tan liberal en esos asuntos”.

    ¿Quiénes difieren?

    El director de comunicación del gobierno, Janadas Devan, se pronunció a través de la red social y mostró su deseo de seguir los pasos de la India. “Hablando en modo personal, apoyo la posición de Tommy. La sección 377 es una mala ley. Antes o después, desaparecerá. Espero que sea antes que después”.

    Por su parte, el Ministro de Justicia y Asuntos Interiores, K. Shanmugam, considera que su país debe acompañar los cambios que se producen en la sociedad y encargó al pueblo la decisión de si se debe acabar con el 377 o no.

    El Código penal de Singapur prohíbe las relaciones entre personas del mismo sexo y los hombres acusados de cometer actos de “absoluta indecencia” pueden ser castigados hasta a dos años de cárcel.

    Singapur, al igual que India, fueron parte de las colonias británicas durante parte del siglo XIX y hasta casi la mitad del siglo XX. Por esta razón, aún comparten muchas de las leyes que los ingleses establecieron para sus colonias durante más de un siglo.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...