• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de investigadores de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos, descubrió que el consumir cannabis al menos una vez puede alterar la estructura del cerebro, producir  ansiedad o pánico en los adolescentes.

    Según los investigadores, mediante el resultado de uno de sus estudios se reveló que al estar expuestos al tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia química psicoactiva del cannabis, los jóvenes tenían un mayor volumen de materia gris en el cerebro.

    De acuerdo con esto, el tejido en ciertas áreas del cerebro se hace más grueso, contrario a lo que suele ocurrir durante la pubertad.

    Para dar con estos hallazgos, los investigadores escanearon los cerebros de los adolescentes y descubrieron que aquellos que habían estado expuestos a pequeñas cantidades de marihuana tenían regiones más gruesas del cerebro que aquellos que nunca habían fumado cannabis.

    El estudio involucró a 46 adolescentes que consumieron marihuana recreativa una o dos veces a la edad de 14 años. También participaron 69 adolescentes que consumieron la droga al menos 10 veces entre los 14 y los 16 años, y 69 que no habían tocado la droga a los 16 años.

    Zonas alteradas

    Los cambios también se encontraron en otras áreas del cerebro de los adolescentes, como la amígdala, estructura en forma de almendra que forma parte del sistema límbico y procesa todo lo relativo a nuestras reacciones emocionales.

    También hubo cambios en el hipocampo, una de las principales estructuras del cerebro del humano y de otros mamíferos, que conserva los recuerdos a largo plazo.

    Con estos resultados, los científicos consideran que de estos cambios cerebrales estructurales pueden producir algunos efectos cognitivos en los cerebros de adolescentes que aún se están desarrollando. De hecho, estiman que pueden ser particularmente vulnerables a los efectos del THC.

    Posibles daños de la “probadita”

    Consumir una o dos veces la marihuana “parece cambiar los volúmenes de materia gris en los adolescentes jóvenes”, dijo el Dr. Hugh Garavan, autor del estudio.

    De esta forma, el experto alerta a los jóvenes sobre el consumo del cannabis, debido a que la mayoría de las personas probablemente asumen que una o dos probadas “no tendrán ningún impacto en el cerebro”.

    Sin embargo, el científico señala que no está claro qué cambios causa el aumento en el volumen cerebral directamente, pero los investigadores dijeron que es importante comprender en detalle los efectos del cannabis, la razón del estudio.

    Consumo localizado

    Los expertos también consideran que Estados Unidos es uno de los países donde más estados están legalizando la referida droga y, con ello, la visión de que es inocua se está extendiendo. Una muestra es la forma en que se populariza en los medios de comunicación y se refiere su consumo como algo “habitual” en el entorno adolescente.

    En cifras, casi el 35 % de los estudiantes estadounidenses de décimo grado reconocen que consumen cannabis y las investigaciones existentes sugieren que el inicio del consumo de cannabis en la adolescencia está asociado con efectos neurocognitivos a largo plazo.

    Otra de los autores del estudio, Catherine Orr, profesora en la Universidad de Tecnología de Swinburne, en Australia, dijo acerca de este particular: “Las tasas de consumo de cannabis entre los adolescentes son altas y están cada vez más concurrentes con los cambios en el estado legal de la marihuana y las actitudes de la sociedad con respecto a su uso”.

    Agregó que “el uso recreativo de cannabis no está bien estudiado, especialmente en el período adolescente, cuando la maduración neuronal puede hacer que los usuarios sean particularmente vulnerables a los efectos del THC en la estructura del cerebro”.

    En tal sentido, los investigadores dijeron que el área del cerebro con la que interactúa el cannabis es particularmente importante para el desarrollo del cerebro en la adolescencia, lo que sugiere que estos podrían verse particularmente afectados por el THC.

    Conoce porque realmente prohibieron la Marihuana

    Inauguran el primer restaurante de marihuana en Estados Unidos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...