• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los seguidores de Juego de Tronos, la serie basada en los libros de George R.R. Martin, se han dejado conquistar por unos hermosos y gigantes lobos que han acompañado a los integrantes de la familia Stark.

    En las primeras temporadas, estos animales son adoptados por cada uno de los hijos de Ned Stark, el patriarca de la Casa Stark y protagonista principal del primer volumen de la saga. Sin embargo, muchos fanáticos desconocían que, en realidad, estos presuntos ‘lobos’ norteños de grandes dimensiones -conocidos como lobos huargos– son perros de la raza northern inuit.

    Los lobos Huargos

    Es una raza que comenzó a desarrollarse en Reino Unido a finales de los ’80 con perros procedentes de Canadá, y la idea de crear un can doméstico que se asemejara al aspecto de un lobo salvaje. Sin embargo, al tratarse de un perro y no un híbrido, su carácter es más suave y predecible, además, puede ser entrenado fácilmente.

    Existen diversas asociaciones dedicadas exclusivamente al desarrollo de esta raza, que procede de cruces entre pastores alemanes, esquimales siberianos y una variedad de razas inuit. Como resultado, dio lugar a un animal grande y atlético.

    Mientras que las hembras miden entre 58 y 71 centímetros de alto y pesan entre 25 y 38 kilos, los machos pueden llegar a medir hasta 81 centímetros de alto y pesar entre 36 y 48 kilogramos.

    Su temperamento

    Pese a aspecto externo similar al del lobo, marcado por un hocico largo y afilado, unas orejas en punta y un precioso manto doble en escala de grises, este perro esquimal del norte destaca por un inesperado carácter cariñoso.

    Sin embargo, a pesar de apegarse fuertemente a sus propietarios y crear vínculos emocionales muy fuertes con su familia, también son animales poco dóciles, muy listos y ‘testarudos’, que deben ser adiestrados obligatoriamente desde cachorros.

    Se trata de una raza recomendada para propietarios pacientes y firmes, pero totalmente desaconsejable para dueños ‘primerizos’ y novatos.

    Episodios de la temporada final de Juego de Tronos serán de larga duración

    Sophie Turner: El final de Juego de Tronos “decepcionará a muchos fanáticos”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...