• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un informe sobre el consumo de alcohol. Allí reveló que el alcohol mata a unos tres millones de personas en el mundo cada año, lo que representa una de cada 20 muertes.

    En el documento se abordan también las consecuencias del consumo excesivo. Señalan que esta sustancia mata más que el sida, la tuberculosis y la violencia juntos, aunque, según los estudios, hay más de 200 enfermedades vinculadas al consumo de alcohol.

    La OMS señala que hubo “algunas tendencias mundiales positivas”, al apuntar a la reducción registrada desde 2010 de las “borracheras esporádicas” y del número de muertes vinculadas con el alcohol.

    De los tres millones de muertes atribuibles al alcohol, 28% se debieron a accidentes de tránsito, suicidios y otros actos violentos; 21% a problemas digestivos y 19% a enfermedades cardiovasculares. Las otras muertes se atribuyeron a enfermedades infecciosas, cánceres, enfermedades mentales y otros problemas de salud.

    Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, detalló que demasiadas personas sufren las consecuencias del uso nocivo del alcohol, ya sea por violencia, problemas de salud mental o enfermedades como el cáncer y accidentes cerebrovasculares. Al mismo tiempo, enfatizó que es necesario reforzar la prevención para el desarrollo de sociedades sanas.

    Según la OMS, se tiene previsto un incremento en el consumo mundial de alcohol en los 10 próximos años, especialmente en el sureste asiático, el Pacífico occidental y el continente americano.

    En algunos países, la OMS observa con preocupación que el consumo de alcohol entre los jóvenes es el mayor flagelo, con un aumento considerable entre las mujeres.

    Como cifra importante, el organismo resaltó que el consumo medio diario para un individuo es de dos copas de vino, una botella de cerveza de 750 mililitros o dos tragos de alguna bebida espirituosa.

    Y usted, ¿es un bebedor social o un consumidor habitual? Lo ideal sería no entrar dentro de esas cifras de la OMS y recordar que su consumo excesivo es nocivo para la salud.

    (Video) Los globos de helio son armas letales para el reino animal

    Rusia desarrolla una vacuna contra el ébola en polvo y fácil de transportar

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...