• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de investigadores estadounidenses descubrió una de las razones por las que el alcoholismo es una adicción tan peligrosa.

    En un trabajo que desarrollaron científicos de la Universidad de Rutgers y de la facultad de Medicina de la Universidad de Yale, comprobaron que el consumo de alcohol puede, incluso, alterar el ADN. Ese es uno de los motivos por los que siempre se quiere consumir más este tipo de bebidas.

    Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que:

    El consumo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos. Está asociado con el riesgo de desarrollar problemas de salud, tales como trastornos mentales y comportamentales, incluido el alcoholismo, importantes enfermedades no transmisibles, tales como la cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de la violencia y los accidentes de tránsito.

    Detalles del estudio

    La investigación de los estadounidenses se centró en el análisis de dos genes implicados en el control del comportamiento cuando las personas están bajo los efectos del alcohol, reseñó BBC Mundo.

    De acuerdo con la explicación de Dipak K. Sarkar, autor principal del estudio, descubrieron “que las personas que beben mucho pueden estar cambiando su ADN de una manera que les hace desear más alcohol“.

    Exponen que eso se debe a que los cambios en los genes son mayores cuando más cantidad de tragos se consume y, en cadena, se producen más daños.

    Los genes donde observaron modificaciones son el PER2, que influye en el reloj biológico del cuerpo, y el POMC, que regula el mecanismo de respuesta ante el estrés.

    “Esto puede ayudar a explicar por qué el alcoholismo es una adicción tan poderosa“, indicó Sarkar.

    Además, agregó que esperan que este estudio les permita identificar biomarcadores como proteínas o genes modificados para predecir el riesgo de ser un gran bebedor. De esta manera, ayudarían a prevenir un mayor consumo.

    La OMS detalla que cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo excesivo de alcohol, lo que representa un 5,9 % de todas las defunciones.

    Un tercio de las especies de insectos se extingue mientras crecen las plagas

    Las legumbres, el alimento más nutritivo desde el principio de los tiempos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...