• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El olor a viejito, ese olor que para muchos puede resultar muy desagradable y tal vez, para otros logre pasar desapercibido, sí existe y no tiene nada que ver con la falta de higiene.

    Este peculiar aroma forma parte de un proceso natural del ser humano, porque la vejez no perdona y, obviamente, causa cambios en la manera como huele nuestra piel.

    Lo que ocurre es que con el paso de los años, la producción de lípidos en la superficie de la piel aumenta, mientras que la capacidad natural de oxidación va decreciendo con el tiempo.

    El científico e investigador José María Antón detalló que la molécula llamada 2-nonelal es la causante. Explicó que la ésta se genera en la piel al oxidarse de forma natural los ácidos grasos de la barrera lipídica, exhibiendo malos olores.

    Antón también señaló que, a partir de los 30 o 40 años el mal olor irá aumentando debido al comportamiento hormonal.

    Finalmente, Antón destacó que para los ancianos o adultos mayores es muy difícil percibir su olor a viejito, porque con el paso del tiempo, los abuelitos van perdiendo su capacidad olfativa.

    Otro dinosaurio fue encontrado en México: el Acantholipan Gonzalezi

    La Dieta Militar, un régimen alimenticio para poner en práctica por 3 días

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...