• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La homosexualidad es un tema de discusión tan amplio que ha sido el enfoque de varios estudios, por lo que hoy en día cuenta con varias hipótesis que tienen que ver con su origen desde lo biológico hasta lo psicológico.

    Psicoanalistas sugieren que la influencia de las vivencias de la  infancia es un factor clave en cuanto a las preferencias sexuales. Sin embargo, estudios científicos ante la posible existencia de un componente genético acallan las voces más detractoras de la libertad sexual.

    Aunque no se tiene plena constancia de los factores que definen la orientación sexual de una persona, la comunidad científica se inclina hacia una explicación biológica frente a la puramente psíquica. De hecho, algunas hipótesis sostienen que se gesta durante la etapa intrauterina, es decir, antes del nacimiento del bebé, y que está ligada a los cambios hormonales en el cuerpo de la madre, ya que los niveles de testosterona influyen en el desarrollo de ciertas áreas cerebrales implicadas parcialmente en la atracción sexual.

    Otras investigaciones apuntan hacia una respuesta inmune del cuerpo de la madre hacia un feto de género masculino. La gran mayoría parece coincidir en los condicionantes prenatales de la identidad sexual.

    Hasta ahora parecía descartada la existencia de un gen específico asociado a la homosexualidad, aunque parece que las regulaciones epigenéticas sí juegan un papel importante. La epigenética es, digamos, una parte ‘superficial’ de la genética que se ve afectada por los condicionantes ambientales, y que finalmente puede llegar a modificar el ADN, publica Muy Interesante.

    En el año 2014 la Universidad de Chicago, Estados Unidos, analizó el ADN de más de 400 parejas de hermanos, ambos homosexuales, y encontró dos secuencias del mismo ligadas a la homosexualidad, en las que, posiblemente, estarían involucradas multitud de genes.

    Los autores del trabajo hablan de “predisposición genética” y no de “determinismo”, ya que la expresión de los genotipos está sujeta a los factores ambientales, con lo que las experiencias personales también perfilarían en cierta medida las inclinaciones sexuales del individuo. No obstante, por el momento no se puede afirmar taxativamente el origen genético de la homosexualidad.

    A.L.

    “Yo sí estoy de acuerdo”: El presidente de Cuba aceptaría la legalización del matrimonio gay

    Mary Daly se convierte en la primera presidenta regional homosexual en EE.UU.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...