• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La cultura de la temible tribu konyaks, del estado indio de Nagaland, al noreste de la India y en la frontera con Birmania, fue captada en una serie de espectaculares retratos de sus últimos miembros.

    Un hombre con tatuajes faciales y corporales que tradicionalmente se hacían a aquellos que traían la cabeza de algún enemigo. Foto: Peter Bos

    Los integrantes de este colectivo son conocidos por sus tatuajes corporales y en la cara, que primitivamente se hacían después de traer como trofeo la cabeza de un enemigo.

    Un integrante de la tribu de avanzada edad sujeta una lanza utilizada anteriormente para cazar a los guerreros enemigos. Foto: Peter Bos

    En la época sangrienta, cada pueblo tenía un espacio predestinado para guardar los cráneos y cada hombre del pueblo debía contribuir  trayendo las cabezas de sus enemigos.

    Un hombre de la tribu frente a una pared con tallas de madera en forma de animal y címbalos de latón y cobre. Foto: Peter Bos

    Las fotos de algunos miembros de la tribu han sido publicadas en el libro The Konyaks: Last Of The Tattooed Headhunters (‘Los Konyaks: Los últimos de los cazadores de cabezas tatuados’), de Phejin Konyak —la bisnieta de un cazador de cabezas prominente de la tribu—, y el fotógrafo neerlandés Peter Bos.

    Dos hombres muestran sus tocados tradicionales que habitualmente se decoraban con las cabezas de los enemigos. Foto: Peter Bos

    El libro muestra el concepto del embellecimiento corporal de los konyaks, a través de los tatuajes, ya que para sus miembros el cuerpo se entiende como un lienzo artístico, en el que se hacen inscripciones y dibujos como una forma de rito de paso o ciclo vital.

    Dos mujeres sujetan lanzas de tres puntas utilizadas por los miembros de su tribu para cazar y matar a las presas. Foto: Peter Bos

    Además, recoge las antiguas prácticas de una cultura que está desapareciendo, mediante testimonios de sus integrantes que incluyen descripciones e información sobre la caza de cabezas, los tatuajes, su significado y las técnicas que se utilizan, así como sus historias personales.

    Un guerrero de edad avanzada frente a una choza tradicional, sujetando la mano de su nieto. Foto: Peter Bos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...