• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Cuando tenemos un perro compartimos buenos y malos momentos con él, en los que, por lo general, se incluyen los hábitos de comida. Es comprensible que al convivir teniéndolo como mascota compartas tus alimentos, pues es una forma de demostrar afecto a un ser amado.

    Sin embargo, esto no siempre es bueno, porque le estás restando salud a tu mascota. Por ello, si amas a tu perro, te invitamos a leer esta lista de los alimentos que no le debes dar.

    1- Chocolate

    Produce hiperactividad y con dosis elevadas ocasionaría un daño cardíaco, convulsiones y hasta su muerte. Las partes peligrosas del chocolate son la cafeína y un químico relacionado, la teobromina. Ambos están en una familia llamada metilxantinas.

    Los síntomas leves, como la hiperactividad, aparecen cuando un perro tiene aproximadamente 20 miligramos de metilxantinas por kilogramo del peso corporal. Los problemas cardíacos aparecen con alrededor de 40 miligramos (mg), convulsiones con 60 mg y muerte con 100-200 mg por kilo.

    2- Uvas  o pasas

    Los perros pueden desarrollar insuficiencia renal aguda después de comer uvas pasas. El perro puede vomitar poco después de comerlas, sin embargo, el daño renal tarda en ocurrir. Los síntomas tardan de 2 a 3 días en aparecer. Los veterinarios consideran que cualquier cantidad de pasas es una emergencia.

    3- Chicle sin azúcar

    En este caso el gran problema es el edulcorante. El xilitol es un alcohol del azúcar utilizado como edulcorante bajo en calorías en el chicle. Puede causar niveles bajos de azúcar en la sangre en minutos o hasta una hora después. Los síntomas incluyen debilidad, dificultad para caminar, convulsiones y coma.

    4- Cebollas y ajo

    Los perros que comen grandes porciones de cebollas pueden presentar vómitos, diarrea y dolor abdominal. Las moléculas que contienen azufre en estos alimentos pueden destruir los glóbulos rojos, lo que conduce a una anemia. En casos raros, puede ser mortal.

    Los compuestos de azufre que causan anemia no se destruyen al cocinarlos o secarlos, incluso un plato de guiso de carne, si se cocina con cebollas, podría ser dañino para tu perro.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...