• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El mes de enero de 2019 ha sido, sin duda, uno de los más acontecidos en Venezuela en los últimos años, por primera vez el gobierno de los Estados Unidos y sus aliados asumen abiertamente un gobierno paralelo en la nación suramericana y amenazan con intervenirla militarmente.

    Los hechos políticos se han sucedido uno detrás de otro y con ellos una ola de rumores que han puesto en zozobra a la población.

    Ejemplo de ello fue la información nunca confirmada que rodó por las redes sociales, sobre el supuesto secuestro o reclutamiento de menores de edad, que acaparó la atención y llenó de temor a padres y madres de familia entre la noche del martes 29 y el miércoles 30 de enero.

    Más recientemente las amenazas de una intervención militar por parte del gobierno de los Estados Unidos, preocupa a todos los sectores políticos y le quita el sueño a gran parte de la población que cree fielmente en una solución pacífica al conflicto.

    Expertos en salud mental ofrecen recomendaciones para enfrentar los temores en la crisis política que vive el país suramericano. Foto Web.

    Dado el complejo panorama que se vive, Marisol Ramírez Vargas, presidenta de la organización Psicólogos Sin Fronteras (PSF), afirma que Venezuela atraviesa un momento distinto a cualquier otro, en el que los ciudadanos tienen que decidir cómo van a afrontarlo. “La sobrevivencia es una meta y es un proceso al mismo tiempo”, declaró para el portal Crónica Uno.

    Para llegar a esta toma de decisión, la psicóloga propone una serie de pasos que el ciudadano debe dar con el fin de encarar de la mejor manera la nueva coyuntura.

    Explicó la experta que es imprescindible revisar la calidad de la información que se recibe. “Esto es muy importante por el impacto emocional que genera”. Es necesario chequear el origen y la veracidad de la información que se obtiene, por ejemplo, en redes sociales.

    Esa evaluación de la información le permitirá al ciudadano actuar de manera más pertinente, reconociendo el impacto que dicha noticia genera en él y evitando caer en olas de rumores infundados.

    De esa manera la persona estará en la capacidad de reconocer que hay situaciones que sí puede manejar, y otros eventos que escapan totalmente de sus manos.

    En esta circunstancia Ramírez recomienda la autoprotección. “En esa participación que decido hacer como ciudadano incorporo el sentido de la protección. No me expongo, evito actitudes revanchistas, provocadoras y no actúo sola”.

    Crisis política genera angustia y ansiedad especialmente en la “clase media”. Foto Web.

    Con datos confiables y consciente de la necesidad de autoresguardarse, la persona puede optar por la esperanza. “La duda es humana, pero tenemos la oportunidad de reconocer que la esperanza es un estado que nos conecta con el futuro posible, y que nos moviliza hacia él”.

    “Cuando la esperanza en mí germina, se da un estado emocional que genera confianza, que no es ceguera ni negación de la realidad, es seguridad sobre lo que estoy observando”. Considera que esa confianza permite a la persona actuar de una forma más asertiva.

    A partir de la confianza, la persona podrá tener espacios para la recreación aún en medio de la crisis: jugar con los niños, con las mascotas, hacer actividades con la familia, con los vecinos, con los compañeros de trabajo. “Siempre hay una oportunidad de tener un encuentro con el otro, y eso es necesario y pertinente en contextos como estos”.

    Robert Lespinasse, psiquiatra y expresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría (SVP), señaló que se ha encontrado en sus consultas con “muchas personas muy angustiadas, tensas y desesperadas producto de la coyuntura”.

    “Tras los sucesos políticos ocurridos en Venezuela durante el mes de enero, la sensación de impotencia y de frustración ha disminuido un poco, al menos en el sector opositor. Lo ocurrido a partir del 10 de enero ha creado unas expectativas y ha reavivado una serie de esperanzas, pero esos sentimientos se cruzan con un temor, el temor de que no se alcancen esas expectativas”, explicó el psiquiatra.

    Ante esta situación recomienda:

    1. La unión familiar. La soledad es terrible, la lejanía afecta negativamente a muchas personas. Es importante estar constantemente acompañado, espiritual y afectivamente.
    2. La solidaridad entre la familia.
    3. La amistad y el contacto entre vecinos.
    4. La realización de actividades recreativas, que saquen a las personas del problema.
    5. La práctica de un deporte o de ejercicios, lo que permite drenar niveles muy altos de ansiedad.

    Frente a posibles acciones de tensión y violencia, Lespinasse sugiere:

    1. Buscar la solidaridad de vecinos que puedan movilizarse ante una contingencia, pero que también estén vigilantes ante la ocurrencia de ciertas situaciones. La unión como vecinos nos hace más fuertes y menos vulnerables.
    2. Agruparse para afrontar situaciones que pongan en peligro la vida de la gente. La alternativa es cuidarse mutuamente.
    3. Cuidar la hora de entrada y de salida de la casa; tratar de no exponerse a altas horas de la noche.
    4. Denunciar inmediatamente las situaciones irregulares ante organismos que pueden publicitar o visibilizar los hechos a través de redes sociales y otros medios.

    Otras notas de interés:

    Desplegada fuerza armada venezolana en la frontera con Colombia

    Caricom cuestiona a Almagro por fijar posición unilateral sobre Venezuela

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...