• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Ante la entrada en vigencia de nuevos aranceles a las importaciones chinas por parte de Estados Unidos por un valor de 200.000 millones de dólares, el país asiático respondió con la misma medida para las mercancías estadounidenses por el equivalente de 60.000 millones de dólares.

    Las medidas de EE.UU. corresponden a aranceles sobre casi 6.000 ítems que van desde bienes de consumo hasta alimentos, con una tasa del 10 % que a partir del próximo año aumentará al 25 %. Entretanto, las contramedidas chinas abarcan desde aviones pequeños, computadoras y textiles hasta productos químicos, carne y vino.

    En concreto, más de 3.500 productos estadounidenses se ven ahora sujetos a un arancel adicional del 10 %, mientras que otros 1.600 ítems se gravan con un adicional de 5 %, de acuerdo a la Administración General de Aduanas china.

    El presidente de EE.UU., Donald Trump, introdujo estas barreras comerciales como parte de su lucha en contra de las políticas tecnológicas de China, país que se ha negado a ralentizar sus desarrollos impulsados por el Estado en robótica y otras industrias tecnológicas a pesar de las presiones estadounidenses.

    A fines de julio y agosto, ambas potencias se impusieron entre sí gravámenes adicionales sobre bienes con un valor equivalente a 50.000 millones de dólares.

    Pekín denuncia falsas acusaciones

    El gobierno de China acusó este lunes a Estados Unidos de lanzar falsas acusaciones sobre el comercio para “intimidar” a otros países, mientras se intensifica la pelea por los aranceles entre los dos gigantes mundiales.

    Estados Unidos “ha hecho una serie de acusaciones falsas, y usa el aumento de los aranceles y otros medios de intimidación económica, para intentar imponer sus propios intereses en China por la vía de una presión extrema”, dijo una oficina del gobierno chino en un documento sobre las tensiones económicas y el comercio con Washington.

    El informe acusa al presidente estadounidense Donald Trump de torpedear años de esfuerzos para acercar a los dos países.

    “Desde que la nueva administración estadounidense asumió sus funciones en 2017, bajo el lema ‘Estados Unidos primero’, ha renunciado a los principios fundamentales de los intercambios comerciales como el respeto mutuo y las consultas sobre la base de la igualdad para adoptar el unilateralismo, proteccionismo y la hegemonía económica”, acusó el documento.

     

    Continúa leyendo…

    China tomará represalias sincrónicas a los nuevos aranceles de EE. UU.

     

    EE. UU. ofrece a China negociar otra vez para evitar nuevos aranceles y disputas

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...