• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La economía española se ralentiza por desaceleración de la actividad turística y las exportaciones de productos a los mercados internacionales, según datos gubernamentales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), publicados en su portal oficial.

    España acabó 2017 con un Producto Interno Bruto (PIB) de 1,16 billones de euros. Significa que creció un 3% con respecto al año anterior, así lo refleja el INE, según reseñó el portal de El País.

    La vuelta del verano se topa con un frenazo económico. Menos turistas, más destrucción de empleo y menos consumo de las familias. El Gobierno ya lo ha reconocido. Se agotan motores de crecimiento como la compra de bonos del Banco Central Europeo. También se acaban los llamados vientos de cola que impulsaban la economía, como el petróleo barato y los bajos tipos de interés.

    También está el giro proteccionista de Estados Unidos y la amenaza de una guerra comercial. Pero todos son elementos conocidos desde hace tiempo. Para afrontar la situación, muchos expertos defienden una subida de salarios y una reforma fiscal.

    En cualquier caso, las previsiones no son malas. Este año la economía crecerá un 2,7%, según proyecta el Gobierno, por lo que advierte contra los mensajes alarmistas, refirió una nota de Canal CostaTv.

    La industria española se ha mantenido estancada este año. Foto: El País

    La economía no decrece, se ralentiza

    El crecimiento de la economía española viene mostrando una ligera desaceleración en el conjunto de los meses de julio, agosto y septiembre, cuando crecerá un 0,6%, una décima menos sobre lo previsto anteriormente por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

    También supone una décima menos sobre el crecimiento del PIB del país registrado en el último trimestre de 2017 y de los primeros tres meses de este año, momento en el que la economía creció un 0,7%.

    De acuerdo con los datos publicados por el INE a finales de julio, la economía ya comenzó a ralentizarse en el segundo trimestre del año, cuando avanzó un 0,6%.

    Las previsiones actuales apuntan que la economía crecerá otro 0,6% durante los meses de octubre a diciembre.

    De cumplirse las predicciones del organismo, la economía española acabaría el año con un crecimiento del 2,6%, una décima menos de lo estimado por el Gobierno.

    Pesimismo entre el 67% de los españoles por la situación económica del país

    Por qué la recuperación económica no reduce la desigualdad

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...