• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Si deseas saber por qué el Cobre debe ser para todos los chilenos. Si deseas saber las injusticias y desigualdades ligadas al oro rojo, no dudes en leer este completo informe de Orlando Caputo.



    La distribución del ingreso en Chile es escandalosa, como lo afirmó el Cardenal. Como una triste paradoja de la historia económica, política y social de Chile, esta mala distribución del ingreso se presenta como una tendencia maldita en la principal riqueza básica del país, debido a la ‘Desnacionalización del Cobre’ que había nacionalizado Salvador Allende. La desnacionalización se inicia en Dictadura y se profundiza durante los gobiernos de la Concertación. CODELCO que producía el 95% del cobre chileno, actualmente produce sólo alrededor del 30%.

    El fraccionamiento de los procesos de trabajo en empresas contratistas y subcontratistas ha sido un proceso paralelo a la desnacionalización del cobre. Con la desnacionalización del cobre, las empresas extranjeras se apropian de la principal riqueza básica del país, y con las empresas contratistas y subcontratistas, se apropian de parte importante de los salarios que corresponden a los trabajadores de estas empresas.

    En el proceso de desnacionalización del cobre, el capital extranjero ha actuado con complicidad de las organizaciones políticas y empresariales chilenas. Ellos también han aplicado la máxima ‘Dividir para Reinar’, promoviendo los procesos de flexibilidad laboral y los procesos de fraccionamiento en empresas contratistas y subcontratistas. Muchos políticos participan en la propiedad de estas empresas que trabajan para las grandes empresas mineras.

    Estos dos procesos, -la desnacionalización y la división de los trabajadores- han sido posibles, en primer lugar por la destrucción de las organizaciones sindicales y por el posterior debilitamiento de ellas, como resultado de las leyes en contra de la sindicalización. Estos dos procesos, la desnacionalización y la división de los trabajadores, han contado con la colaboración consciente o inconsciente de algunos dirigentes sindicales.

    En la empresa estatal del cobre, -CODELCO-, el gobierno chileno ha sido muy activo en promover el trabajo precario, disminuyendo la ocupación de los trabajadores de planta, reemplazando esos trabajadores por trabajo precario de las empresas contratistas.

    La dotación total de trabajadores de planta en CODELCO, -como se puede apreciar en la gráfica-, disminuyó desde más de 28 mil trabajadores en 1980, a cerca de 18 mil trabajadores en 2006. Es decir, CODELCO expulsó 10.500 trabajadores de planta., una disminución de 37% en relación a la ocupación que las empresas nacionalizadas tenían en 1980.

    Paralelo a la disminución de los trabajadores de planta, se incrementa el número de trabajadores de las empresas contratistas que trabajan para CODELCO. En 1989, las estadísticas de CODELCO señalan que, además de los trabajadores de planta, existían sólo 1.371 trabajadores con contrato a plazo fijo en CODELCO, una forma inicial de flexibilidad laboral.

    La información estadística es categórica. Los trabajadores de las empresas contratistas de operación, que trabajan para CODELCO se produce durante los gobiernos de la Concertación. En el año 2000, el número de trabajadores de empresas contratistas -que trabajan en actividades operativas regulares, en las diferentes Divisiones de CODELCO-, había aumentado alcanzando cerca de 11.000 trabajadores, y en 2006 las estadísticas del último balance de CODELCO, registran más de 24.000 trabajadores en operaciones directas de las cinco Divisiones de CODELCO.

    Si se incluyen los trabajadores de las empresas contratistas en actividades de inversión – es decir en la ampliación de las capacidades de producción-, el total de los trabajadores contratistas de las empresas contratistas que trabajan para CODELCO, superan los 30.000. Es decir, los trabajadores de las empresas contratistas son el doble de los trabajadores de planta de CODELCO, descontando en estos últimos a los supervisores. Por constituir la gran mayoría de los trabajadores de CODELCO y también en las grandes empresas privadas de la minería, el ‘Congreso de Machalí’ del 8 de junio último, de estos trabajadores resolvió denominar a su organización nacional como ‘Confederación de Trabajadores del Cobre’, que agrupa a 80.000 trabajadores de las empresas contratistas de CODELCO y de las empresas privadas del cobre. Ellos trabajan en la minería del cobre y esto es lo fundamental.

    Los trabajadores de las empresas contratistas y subcontratistas tienen remuneraciones que son sólo un 25% o menos, de las remuneraciones que por trabajos similares obtienen los trabajadores de planta. Las remuneraciones promedio mensuales de estos trabajadores se estiman en $250.000. Muchos de ellos trabajan por el salario mínimo. Se debe tener presente las difíciles condiciones de trabajo en las actividades mineras, particularmente si se compara con el trabajo en las ciudades.

    Estas diferencias con los trabajadores de planta también se presentan en las actividades relacionadas con el trabajo: jornadas de trabajo, transporte, salud, seguridad y otras. El impacto de estas desigualdades que se viven en las regiones son ampliamente conocidas y tienen fuerte impacto en las convivencias de las familias, de los hijos de los trabajadores de primera, de segunda y de tercera clase, rompiendo lazos y relaciones en las familias y en el tejido social de las ciudades y de los pueblos de las regiones mineras.

    Por lo anterior, el Comunicado de la ‘Confederación de Trabajadores del Cobre’, a los trabajadores de planta de CODELCO, señala, entre otros aspectos, lo siguiente: “Puedo ser tu hijo, tu hermano, tu vecino, tu amigo y hasta puedo ser tu padre. […] Apoya nuestra huelga […] Quienes iniciaremos la huelga muy pronto, somos tus familiares […] Nosotros no somos enemigos […] Trabajamos en el mismo cerro, tragamos el mismo polvo, corremos los mismos riesgos y todos entregamos el mismo esfuerzo para este país, sólo que nosotros somos más explotados y esta vez dijimos basta…”

    En otras notas analizaremos varios temas, entre ellos: que las reivindicaciones que han sido rechazadas por CODELCO, representan un porcentaje mínimo de los excedentes de CODELCO; que, las grandes ganancias en la minería del cobre, incluyendo las de CODELCO, se debe en parte a los bajos salarios y a otros aspectos del trabajo precario; mostraremos que los precios del cobre se mantendrán elevados en el futuro, sobretodo si desde Chile se incrementa la producción siguiendo las señales del mercado, evitando generar de nuevo una sobreproducción, como sucedió en el período 1995-2003.

    Estos antecedentes se conocen en los organismos del Estado y en CODELCO. Sin embargo, hasta ahora prevalecen los sectores cuyo comportamiento se caracteriza por ser blando y benévolo con los de arriba, en este caso con los empresarios, –depreciación acelerada y precoz, y el gran aporte a las empresas del Transantiago-, y duros con los de abajo, en este caso con los trabajadores.

    ————————————————–

    Sueldos de los contratistas y la campaña sucia de Codelco (II)

    En la primera página de El Mercurio del miércoles 27 de junio, un destacado titular señala: “Hasta $1,7 millón ganan los contratistas de Codelco” y en el subtítulo se destaca “Sueldos parten de $183 mil y el promedio es de $450 mil”.

    En nuestra nota en El Mostrador.cl, del 25 de junio, sobre ‘Trabajo precario en el cobre chileno: Codelco (I)”, señalábamos textualmente: “Las remuneraciones promedio mensuales de estos trabajadores se estiman en $250.000. Muchos de ellos trabajan por el salario mínimo”. Dado que Codelco no publica información estadística sobre éste y otros tantos temas, consultamos a los dirigentes sindicales de las empresas contratistas de las diferentes Divisiones de Codelco: Codelco Norte, El Salvador, Andina, Ventanas y El Teniente, que participaron en el Congreso del 8 de junio en Machalí, donde se creó la “Confederación de Trabajadores del Cobre”. Esta información la utilizamos en nuestra columna.

    Las diferencias de las informaciones ampliamente difundidas por Codelco y las señaladas por los dirigentes de los trabajadores son muy grandes. Según Codelco, el salario promedio mensual es de $450.000 y la información de los dirigentes sindicales es de $250.000.

    La información de Codelco, de ser cierta, sería una dura crítica a nuestro quehacer académico. Estaríamos engañando y generando confusión en relación al conflicto, en la principal empresa del país, que se constituyó gracias a la nacionalización del cobre que realizó Salvador Allende, y en la que nos correspondió participar activamente.

    La información de Codelco, entregada por el vicepresidente de Servicios Compartidos, Daniel Barría, señala: “hasta $1.775.406 ganan los trabajadores contratistas que se desempeñan en Codelco, según información recopilada entre varias empresas que le prestan servicios a la estatal.[…] El “piso”, en tanto, es de $183 mil[…]”. “El sueldo promedio que reciben los más de 30 mil contratistas que trabajan en Codelco llega a $450 mil líquidos mensuales […]”.

    Nosotros utilizamos el salario promedio de los trabajadores de los sindicatos de las empresas contratistas de Codelco, que excluyen, como corresponde, los salarios de los supervisores, ejecutivos, familiares y amigos de los dueños de las empresas contratistas.

    Codelco calcula el promedio de remuneraciones mensuales, incluyendo los sueldos de los supervisores, ejecutivos, familiares y amigos de los dueños de las empresas contratistas, que tienen elevadas remuneraciones, que según Codelco ganan “hasta $ 1.775.406”. Con esto, aumentan el salario promedio de las remuneraciones mensuales, elevándolo a $450.000 por el excesivo peso que tienen los sueldos elevados. Esto es un engaño por parte de Codelco. Con esta trampa se confunde a la sociedad chilena y se desprestigia a los trabajadores.

    En las empresas contratistas los trabajadores sindicalizables son aproximadamente un 80% del total, y el otro 20% corresponden a ‘supervisores’, ‘ejecutivos’, ‘familiares y amigos de los dueños de las empresas contratistas’. Con las informaciones anteriores, construimos el siguiente cuadro, asumiendo que el total de los trabajadores contratistas es de aproximadamente 30.000, como lo señala Codelco.

    En el cuadro se encuentra la siguiente información:

    1. Del 20% del total de trabajadores, correspondiente a los supervisores, ejecutivos y otros, suponemos que 3.000 de ellos (10% del total), reciben $1.500.000 promedio mensual líquido (Columna I)
    2. Otros 3.000 trabajadores, ejecutivos y otros de altos salarios, -el otro 10% del total-, suponemos reciben un sueldo liquido promedio mensual de $ 1.000.000 (Columna II)
    3. Con el promedio líquido mensual que señala Codelco de $ 450.000 para todos los trabajadores subcontratistas, que Codelco estima en 30.000, se obtienen las remuneraciones totales de estos 30.000 trabajadores (Columna IV).
    4. A partir de la información de las columnas I, II y IV, se obtiene el salario promedio líquido mensual de los 24.000 trabajadores (80% del total) que corresponde a los trabajadores que están en los sindicatos de la Confederación, que está dentro del rango de $ 250.000 mensuales. (Columna III)
    5. Este salario promedio mensual de $ 250.000 que hemos deducido de la información tendenciosa de Codelco, es similar al salario promedio señalado por los dirigentes sindicales de la Confederación.
    6. El salario medio líquido mensual que informa Codelco de $450.000, y ampliamente publicitado, es casi el doble del salario promedio mensual deducido en el cuadro a partir de la información tendenciosa de Codelco.

    Esta es una vulgar campaña sucia de los ejecutivos de Codelco que nos lleva a plantear, por ahora, las siguientes interrogantes:

    a. ¿Por qué Codelco, que tiene toda la información y múltiples promedios, publica el más elevado, aunque no corresponda a los trabajadores de los sindicatos de la Confederación? Este engaño lleva a que los mentirosos se descubran más fácilmente que a los ladrones.

    Sin embargo, estas mentiras tienen efectos multiplicadores en la sociedad chilena, ya que confunden a parte de la población y enardecen aún más las reacciones de indignación y de rebeldía que se han presentado en el país en estos últimos meses.

    b. Este salario promedio líquido mensual de $ 450.000, que informa Codelco para el conjunto de los trabajadores, podría ser aceptado como un punto de referencia central para determinar las remuneraciones de los trabajadores de los sindicatos, es decir del 80% del total de los trabajadores de las empresas contratistas. No existiría mayor dificultad en establecer una escala de remuneraciones con sus reajustes y con un porcentaje mayor sobre el nivel mínimo de $ 183.000 que señala Codelco.

    c. La información entregada por Codelco, en otro sentido, llama profundamente la atención, ya que informa de sueldos muy elevados, “hasta $1.775.406”, y al parecer son sueldos líquidos.

    d. Si con ese niveles elevados de las remuneraciones de los ejecutivos, supervisores, familiares y amigos, de inmediato surgen las siguientes preguntas: ¿Qué niveles de ganancias tendrán estas empresas, los dueños y socios de las empresas contratistas que trabajan para Codelco?; y, ¿quiénes son estas personas y qué relaciones tienen con los actuales funcionarios actuales y anteriores de Codelco?

    e. Es muy probable que con las elevadas ganancias directas y las ganancias ocultas de las empresas contratistas de Codelco se pueda financiar la integración de gran parte de los trabajadores contratistas a las plantas de las diferentes Divisiones de Codelco.

    f. Esta situación se replica en las grandes mineras privadas, principalmente extranjeras, que se han apropiado del 70% del cobre chileno. En 2006, estas empresas enviaron al exterior más de US$ 20.000.000.000 (20 mil millones de dólares), apropiándose de gran parte del ‘Sueldo de Chile’. Otra parte, queda en las ganancias directas y ocultas de las empresas contratistas, varias de ellas extranjeras, que trabajan para estas grandes mineras extranjeras y Codelco.

    g. Es evidente el malestar en el gobierno con Codelco, porque en vez de resolver el conflicto, lo está profundizando con su campaña sucia y falsedades sobre las remuneraciones medias de los trabajadores subcontratados; con la información de que de que todas las divisiones de Codelco funcionan normalmente; y que el 90% de los subcontratados están trabajando.

    El jueves 28 de junio, La Nación titula: “Presidenta Pide a sus Ministros solucionar el Conflicto de Codelco”. Citamos de dicho artículo lo siguiente: “En este escenario, donde las conversaciones parecían no ganar terreno entre la estatal y los tercerizados, fue la propia Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien pidió ordenar el teatro de operaciones. “Repudiamos todo tipo de actos violentos y sin duda que la instrucción que yo le he dado a mis ministros es que podamos seguir buscando instancias de diálogo para resolver un problema que, de acuerdo a los trabajadores, no ha sido resuelto adecuadamente”, dijo con fuerza. El miércoles, fuentes de Palacio indicaron que la amenaza de conflicto siempre estuvo latente y que la actuación de Codelco no fue de las mejores”.

    Recordamos que la propia Presidenta ha planteado que se debe eliminar la separación entre trabajadores de primera y de segunda y que ella, en su campaña presidencial y en relación a las movilizaciones de inicios de 2006, comprometió el otorgamiento de un bono.

    h. La tozudez de los ejecutivos de Codelco queda más en evidencia, dado que las peticiones de la Confederación de Trabajadores del Cobre constituyen un porcentaje mínimo de los excedentes de Codelco. Por ejemplo, el bono que están exigiendo los trabajadores es sólo 0,9% de la suma de los excedentes de Codelco de 2005 y 2006 (es decir, menos del 1%) y sólo un 0,4% de las utilidades de las empresas extranjeras en los años 2005 y 2006 (es decir, menos de la mitad del 1%), que se han apropiado inconstitucionalmente del 70% del ‘Sueldo de Chile’.

    i. La desnacionalización del cobre y el sistema de contratación y subcontratación ha sido posible por la acción conjunta y cómplice de una triple alianza entre el capital, la clase política chilena y los economistas neoliberales. El capital extranjero junto a sectores del capital nacional lidera esta triple alianza.

    Si el Consejo de Defensa del Estado está investigando las irregularidades en la Empresa de Ferrocarriles del Estado, con participación de empresas contratistas nacionales y extranjeras, con mayor razón, no sólo el Consejo debería investigar la corrupción en la industria del cobre, sino también la Contraloría y la Cámara de Diputados.

    El sistema corrupto que ha permitido la apropiación de gran parte del ‘Sueldo de Chile’, y que ha ido privatizando Codelco a través de las empresas contratistas, y que pretende privatizar por completo a Codelco y a sus yacimientos deben ser denunciados. Los yacimientos cercanos a la División El Salvador, de Codelco deben ser utilizados como yacimientos de reemplazo, como lo plantea el movimiento de los trabajadores a través de la consigna ‘Salvando al Salvador’.

    La mejor defensa de Codelco frente a las presiones de privatización es transparentar toda la información y ejercer un control social de la ciudadanía y particularmente de los trabajadores. En este mismo sentido, se debe actuar para ejercer un control creciente sobre las empresas extranjeras hasta lograr la renacionalización del cobre.

    ————————————————————————-

    Todos se benefician del cobre, excepto los contratistas

    I. Las empresas extranjeras, las más beneficiadas con los excedentes del cobre.

    Las empresas extranjeras han aumentado sus ganancias en forma exponencial como se puede apreciar en la gráfica. De los 25 mil millones de dólares de ganancias en 2006, más de 20 mil millones corresponden a las ganancias de las empresas extranjeras en la minería del cobre chileno.

    Estos 20 mil millones de dólares de ganancias sólo en 2006, son superiores a las inversiones extranjeras brutas en minería realizadas desde el año 1974 hasta el año 2005, que en total suman 19.976 millones de dólares según el Comité de Inversiones Extranjeras. Si se le restan las amortizaciones y retiros de capital, las utilidades del año 2006, son el doble de la Inversión Interna Bruta acumulada en los 32 años, desde 1974 a 2005. Esto ha sido posible por la desnacionalización inconstitucional del cobre. Este es el ‘Robo del siglo XX y XXI” que hemos denunciado en notas anteriores, que queda más en evidencia en las ganancias acumuladas en los últimos tres años por las empresas extranjeras que se han apropiado del 70% del cobre chileno.

    Los partidos de la Concertación y de la derecha son cómplices de este robo junto a centros académicos de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica y a los economistas neoliberales. El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, y José Pablo Arellano, presidente ejecutivo de Codelco, conocen esta información. Sin embargo, este gran fraude se le oculta al país.

    II. El triunfo de la huelga en Minera Escondida y el Bono obtenido por los trabajadores.

    Los trabajadores de Planta del Sindicato de Minera Escondida después de 25 días de huelga obtuvieron Bonos elevados, vinculados a los grandes excedentes de Minera Escondida. Esta lucha de los trabajadores de Minera Escondida fortaleció a la Federación Minera de Chile, -FMC-, que agrupa a más de 10 Sindicatos de las empresas extranjeras que explotan cobre en Chile donde participa también un Sindicato de base de Codelco Norte.

    III. Bono de los trabajadores de Planta y Supervisores de Codelco.

    Sin duda, como ha sido ampliamente reconocido, la exitosa huelga del sindicato de Minera Escondida influyó en las reivindicaciones de los trabajadores de Planta de Codelco y en los sindicatos de supervisores de la mayoría de las Divisiones de Codelco, cuyos contratos colectivos vencían entre le segundo semestre de 2006 y los primeros meses de este año. Codelco, por instrucciones del Gobierno ofreció “Negociaciones Anticipadas” para evitar huelgas legales, con propuestas significativas de diferentes Bonos. Los trabajadores y los supervisores obtuvieron Bonos que en promedio superaron los 10 millones de pesos por cada trabajador. Bonos vinculados a los grandes excedentes de Codelco.

    IV. El polémico Bono de los Ejecutivos de Codelco.

    Los Ejecutivos de cada una de las Divisiones de Codelco y de Codelco Central, han obtenido suculentos Bonos, que fueron criticados por gran parte de la opinión pública y por parlamentarios y dirigentes políticos de varias tendencias. Estos Bonos estuvieron directamente vinculados a las utilidades de Codelco por los altos precios del cobre en los años 2005 y 2006. La información es muy hermética y poco transparente. Se estima que sólo para 2006, -según informaciones de prensa-, los Bonos superan los 20 millones de pesos en promedio por cada Ejecutivo, con valores muy diferenciados relacionados con la dispersión que tienen los elevados sueldos de los Ejecutivos de Codelco.

    V. Los excedentes de Codelco y el aumento del Presupuesto del Estado.

    Los Presupuestos del Estado en estos últimos años han aumentado considerablemente, financiados en gran parte por los excedentes generados por Codelco, a pesar de que gran parte de los excedentes de Codelco se invierten en los países desarrollados. En Chile, se usa una parte mínima de dichos excedentes. Sin embargo, su impacto en el Presupuesto del Estado ha sido elevado permitiendo un crecimiento de dicho Presupuesto de 9% anual en los últimos años, es decir, casi el doble del crecimiento promedio del PIB chileno en los últimos tres años. El Banco Central de Chile ha informado que en el año 2006 el Producto Nacional Bruto -PNB-, que es lo que realmente queda en el país disminuyó en 3,3%. El crecimiento promedio anual del Producto Nacional Bruto en los años 2004, 2005 y 2006 fue levemente superior al 1%.Es decir, muestra una situación recesiva. Esto se debe a las grandes salidas de utilidades de las inversiones extranjeras, -las que han aumentado en forma exponencial en los últimos años-, particularmente por parte de las empresas extranjeras del cobre por la inconstitucional desnacionalización del cobre. (Ver la gráfica de inicio de esta nota).

    Sin este aumento del Presupuesto del Estado con los recursos del cobre que nacionalizó Salvador Allende, la recesión económica de Chile desde 1998 a 2003, se hubiera prolongado. De hecho, los graves problemas sociales subsisten. Estos problemas podrían resolverse fácilmente con una disminución de los excedentes de Codelco que el Ministro de Hacienda Andrés Velasco invierte en los países capitalistas desarrollados.

    VI, Uso de los excedentes del cobre para enfrentar los explosivos problemas y movimientos sociales en los últimos meses.

    El gobierno ha utilizado más de US$ 2.300 millones de los excedentes del cobre, especialmente provenientes de Codelco para enfrentar diferentes problemas y conflictos sociales, -entre ellos-, los siguientes:

    • Crisis del Transantiago US$ 290 millones, y compensación para Regiones otros US$ 290 millones
    • Aporte a la Educación, en el Mensaje del 21 de Mayo, US$ 650 millones de dólares
    • Se han utilizado otros recursos del cobre por cerca de US$ 280 millones de dólares, a partir del movimiento de los secundarios y otros recursos para salud, para Chiloé, para los Municipios, para vivienda y otros.

    VII. Excedentes de Codelco al Banco Central para financiar el patrimonio del Banco, afectado por la profunda crisis del sistema financiero chileno en 1982.

    • Como se sabe, en la profunda crisis de inicios de 1982 y 1983, el Estado socializó las perdidas de los Bancos Privados en Chile, afectando seriamente el patrimonio del Banco Central.
    • En los últimos meses, a través de dos masivas transferencias, el Ministro de Hacienda ha transferido más de 1.000 millones de dólares al Banco Central para fortalecer su patrimonio. La socialización de las pérdidas privadas de los Bancos, aún tiene impacto en la economía chilena.
    • Por supuesto, estas transferencias sólo son posibles y se financian en gran parte con los excedentes que Codelco entrega al Estado.

    VIII, El gran crecimiento de los aportes de Codelco para las Fuerzas Armadas. • Las Fuerzas Armadas han obtenido US$ 826 millones en 2005 y US$ 1.322 millones en 2006 . En total, han obtenido US$ 2.137 millones de dólares, por los dos años, 2005 más 2006.
    • En 2006, las FF AA han obtenido una cantidad que equivales a 10 veces el Bono que está demandando los trabajadores de las empresas contratistas de Codelco
    • Lo que han obtenido las FF AA en el año 2005 más lo que han obtenido en 2006, equivale a cerca de 17 veces lo solicitado por los trabajadores de las empresas contratistas.

    IX. Gran parte de los excedentes del cobre se están invirtiendo en los países desarrollados. • Los excedentes del cobre, -particularmente los excedentes de Codelco-, han sido invertidos en el sistema financiero de los países desarrollados, con una rentabilidad muy baja comparada con cualquiera inversión en el país.
    • Con los grandes excedentes que se están generando este año, las inversiones financieras en el exterior, que está realizando el Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, es muy posible que superen los 20 mil millones de dólares.

    X. En Síntesis • Las empresas extranjeras son las primeras y principales beneficiadas con los excedentes del cobre. Los Presupuestos del Estado se han visto incrementados. El Transantiago y las Regiones han obtenido suculentas sumas de los excedentes del cobre. Los Sindicatos de Planta y los Supervisores de Codelco han obtenido significativos Bonos. Los Ejecutivos de Codelco han obtenido suculentos Bonos. El Banco Central de Chile ha aliviado su situación patrimonial causada por la socialización de las pérdidas de los Bancos Privados en la crisis de inicios de los años 80’s. Las Fuerzas Armadas captan anualmente parte importante de esos excedentes.
    • Para colmo, la mayor parte de los excedentes que produce el ‘Sueldo de Chile’ es apropiado por las empresas extranjeras y gran parte de los excedentes de Codelco son transferidos al exterior.
    • Y a los trabajadores contratistas que constituyen 2/3 del total de los trabajadores del cobre chileno, y 2/3 también de los trabajadores de Codelco, se les han negado sus reivindicaciones, así como se les ha negado un Bono que equivale a cantidades mínimas, menores al 1% de los excedentes de los últimos años de Codelco. Este Bono es menor también al 1% de las inversiones financieras en los países desarrollados. – incluyendo las inversiones que se están realizando este año 2007.

    —————————————————-

    Sindicatos de planta y contratistas de Codelco (IV)

    I. La crítica declaración de los dirigentes de la Federación de Trabajadores del Cobre – FTC-, que representa a los trabajadores de planta de Codelco.

    Si los dirigentes de la FTC a nivel nacional apoyaran efectivamente a los trabajadores contratistas, bastaría la amenaza de ‘Paro Total’ o por un par de días de paro para resolver el conflicto. La producción se podría recuperar fácilmente. Sin embargo, en la práctica la situación es de oposición al movimiento de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), recientemente constituido y que agrupa a la mayoría de los trabajadores del cobre.

    Todas las organizaciones de trabajadores que se han pronunciado han apoyado el movimiento de los trabajadores de las empresas contratistas y subcontratistas que trabajan para Codelco, excepto la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que corresponde a la organización sindical de los trabajadores de planta de Codelco y que desde 1994 dirige Raimundo Espinosa.

    La dura declaración de la FTC surge a propósito de criticar los violentos incidentes fortuitos o accidentales en la división El Teniente. Esta declaración fue firmada por la cúpula de la FTC, excepto por un dirigente nacional. Muchos dirigentes de los sindicatos de planta y los propios trabajadores de las divisiones de Codelco se han sorprendido del grado de virulencia y rechazan esta declaración de los dirigentes nacionales.

    Esta declaración pública del 26 de junio de 2007 atribuye o acusa al movimiento de los trabajadores contratistas de estar favoreciendo la privatización de Codelco y la pérdida de competitividad de la empresa estatal. También los dirigentes de la FTC se pronuncian favoreciendo la existencia de empresas contratistas y subcontratistas, al apoyar en plenitud la legislación sobre subcontratación, aún cuando se conocen las grandes limitaciones de la legislación que han sido criticadas, incluso por los dirigentes políticos de la Concertación.

    En relación a los diferentes puntos que hemos mencionado, la declaración de la FTC que dirige Raimundo Espinosa señala lo siguiente:

    A.“[…] estos hechos sólo favorecen a los privatizadores de la principal empresa de todos los chilenos” Más adelante agrega: “La FTC bajo ninguna circunstancia avalará conductas demagógicas irresponsables que dañen el carácter estatal de Codelco […]”

    B. En relación a la competitividad de Codelco, plantea que las reivindicaciones no deben afectar la competitividad de la empresa. Señala que las reivindicaciones deberán definirse, “en el marco de la defensa de la necesaria competitividad que debe tener Codelco, requisito fundamental para asegurar la continuidad de la corporación como una empresa 100% del Estado en el largo plazo”.

    C. En relación al trabajo de las empresas contratistas y subcontratistas señala: “Finalmente, la FTC continuará ejerciendo su papel histórico de velar por el cumplimiento irrestricto de la normativa legal, especialmente la referida al trabajo en régimen de subcontratación”.

    En la realidad, bajo la conducción de Raimundo Espinosa, la mayoría de los dirigentes de la FTC tiene una elevada responsabilidad en la desnacionalización del cobre, en la pérdida de competitividad de Codelco y ha promovido la creación de empresas contratistas y subcontratistas, desmantelando a Codelco de varias actividades fundamentales y generando la división de los trabajadores promovida por el neoliberalismo.

    A continuación desarrollaremos cada de uno de los puntos mencionados.

    A. La FTC dirigida por Raimundo Espinosa, su responsabilidad en la desnacionalización del cobre y el daño a Codelco

    La información oficial es categórica. Las empresas estatales Codelco y Enami, generaban en el año 1973, el 94 % de la producción chilena de cobre. Codelco controlaba el 100% del cobre de la Gran Minería del Cobre. En 2007, las empresas estatales disminuyen drásticamente su participación a 31%.

    En este año 2007, si consideramos sólo a Codelco, este controlará menos del 30% y las empresas privadas, particularmente extranjeras, controlarán cerca del 70% de la producción de cobre de Chile. La gráfica a continuación entrega una visión, de cómo durante el período de la Concertación, -a partir de los años 90’s-, y especialmente a partir de mediados de los 90’s, se produce la desnacionalización inconstitucional del cobre.
    Desnacionalización del Cobre
    Participación de las Empresas Privadas, particularmente Extranjeras en la Producción de Cobre en Chile

    La FTC, bajo la presidencia de Raimundo Espinosa, ha callado y participado en la privatización y desnacionalización de la principal riqueza básica del país. Las empresas extranjeras son las que más se han beneficiado con los precios elevados en los años recientes. En 2006, las empresas extranjeras en el cobre han tenido ganancias en torno a 20 mil millones de dólares, ganancias superiores al total de las inversiones extranjeras realizadas en la minería chilena desde 1974 a 2005, es decir, inversiones realizadas en 32 años (Ver nota ‘Todos se han beneficiado con el cobre, excepto los trabajadores de las empresas contratistas”).

    Si la FTC se hubiera opuesto a la inconstitucionalidad de las inversiones extranjeras, apoyándose en la Constitución del Estado que señala en forma categórica que “el Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas”, la desnacionalización no se hubiera concretado.

    B. En relación a la competitividad de Codelco, como hemos dicho, la FTC que dirige Raimundo Espinosa, plantea que las reivindicaciones no deben afectar la competitividad de la empresa. Señala que las reivindicaciones deberán definirse, “en el marco de la defensa de la necesaria competitividad que debe tener Codelco, requisito fundamental para asegurar la continuidad de la corporación como una empresa 100% del Estado en el largo plazo”.

    Con la desnacionalización del cobre se ha apoyado y fortalecido desde Chile a las grandes mineras mundiales de los países desarrollados que compiten con Codelco en el mercado mundial. La siguiente información oficial de la Corporación Chilena del Cobre (Cochilco), es categórica:

    • La participación de la producción total de cobre de Chile, en la producción mundial, se incrementa de 9,8 % en 1973 a 35,2 % en 2006. Pero, la participación de Codelco disminuye y todo el aumento y la porción de pérdida de Codelco se concentra en las empresas extranjeras.
    • La participación de Codelco en el mercado mundial del cobre aumentó desde 8,2% en 1973 a 13,4% en 1990 y a partir de este año empezó a disminuir bajando en 2006 a 11%.
    • La participación de producción de cobre desde Chile de las empresas privadas, particularmente extranjeras, aumentó desde 1,6 % en 1973 a 24,2 % en 2006.
    • Es decir, Chile como país aumenta su participación en el mercado mundial del cobre, pero la empresa estatal Codelco pierde su participación y la gana las empresas extranjeras.

    Uno de los indicadores más importantes de la competitividad de las empresas, es su grado de participación en el mercado en que ellas participan.

    La FTC dirigida por Raimundo Espinosa desde mediados de los años 90’s, ha favorecido la fuerte pérdida de competitividad de Codelco en el mercado mundial del cobre, y ha favorecido desde Chile el poder competitivo de las grandes mineras mundiales a través del extraordinario aumento de la participación de las empresas privadas, particularmente extranjeras, en el mercado mundial del cobre, como queda claramente en evidencia en la siguiente gráfica.
    Participación de la producción de cobre desde Chile de las empresas privadas,
    particularmente extranjeras, en el mercado mundial del cobre.

    El gran crecimiento de la participación de las grandes mineras mundiales que operan desde Chile, es mucho mayor aún si se tiene presente la producción de estas grandes empresas en otros países mineros, entre otros, Perú y más recientemente Argentina.

    C. La FTC bajo la dirección de Raimundo Espinosa ha favorecido el trabajo precario y ha desmantelado actividades fundamentales de Codelco.

    La FTC señala que “[…] continuará ejerciendo su papel histórico de velar por el cumplimiento irrestricto de la normativa legal, especialmente la referida al trabajo en régimen de subcontratación”.

    En la realidad, la FTC ha favorecido el trabajo precario al promover junto con la empresa la disminución de los buenos empleos de planta y su reemplazo por empleos precarios de las empresas contratistas y subcontratistas. Las cifras son elocuentes. Los trabajadores de planta disminuyen desde 28.500 en 1980 a cerca 18.000 en 2006. La mayor caída se produce en los 90’s. Si se descuentan los supervisores y Ejecutivos de Codelco, sólo tiene alrededor de 14.000 trabajadores de planta.

    En el cuadro siguiente, las cifras señalan que en 1989, junto a los trabajadores de planta, existían cerca de 1.400 trabajadores de Codelco con contrato a plazo fijo, una forma flexibilidad laboral. En 1995, el número de trabajadores contratistas y subcontratistas que trabajan para Codelco, eran aproximadamente 9.000, y en 2006 suben a 24.000.

    Si se incorporan los trabajadores de las empresas contratistas en los planes de expansión, el total de los trabajadores contratistas supera los 30.000 en 2006. Es decir, los trabajadores de empresas contratistas son aproximadamente el doble de los trabajadores de planta de Codelco, que como hemos dicho, son aproximadamente 14.000.

    A todo lo anterior, se suma la aceptación de la FTC en el debilitamiento interno de Codelco, al favorecer la venta de las plantas de producción eléctrica, las fábricas de elaboración y mantención de los equipos y otras actividades fundamentales para la operación de las divisiones de Codelco. Así también se han privatizado los núcleos y centros de investigación en ciencias básicas y aplicadas El ‘cuerpo’ de Codelco ha sido progresivamente mutilado. Actualmente, estas mutilaciones funcionan como empresas privadas con grandes ganancias y bajas remuneraciones para los trabajadores subcontratados.

    Los dirigentes de la FTC y Raimundo Espinosa han conocido una serie de estudios que señalaban el proceso de desnacionalización, la pérdida de competitividad de Codelco y las presiones para disminuir costos, especialmente los costos salariales.

    Más aún, en 1994 la FTC nos solicitó comentarios a su documento para el Congreso de Trabajadores del Cobre titulado “Propuesta Nacional de los Trabajadores para el Futuro del Cobre Chileno”.

    Estos comentarios los conocieron los dirigentes de FTC, incluyendo a Raimundo Espinosa. En estos comentarios enviados a la FTC se señalan los errores en los fundamentos teóricos, metodológicos y prácticos que estaban conduciendo a la desnacionalización del cobre y a la pérdida de competitividad de Codelco. En nuestra próxima columna analizaremos nuestra carta-comentarios a la FTC, a la luz de la situación actual.

    Escrito por Orlando Caputo economista Universidad de Chile, investigador de CETES y del Grupo de Economía Mundial de CLACSO y de la REDEM; y Graciela Galarce es economista Universidad de Chile e investigadora de CETES.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...