• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    700.000 millones de dólares son lo que afirma Bush que se gastará el gobierno de EEUU en salvar al sistema financiero de su país.  Lo dice el presidente de un país que tiene una deuda externa de 9.600.000 millones de dólares.

    Este dinero, por lo tanto, aumentaría en más de un 7% la deuda externa del país norteamericano y será creado por la reserva federal de EEUU, que lo creará de la nada.  Será entonces una de las acciones más inflacionistas de la historia ya que se creará muuucho pero que mucho dinero de la nada sin que haya ningún crecimiento de la producción ni del consumo de bienes y servicios que lo avale.
    Al ser todavía el dólar la principal moneda de reserva mundial, Estados Unidos no pagará esta deuda; entonces ¿quién lo hará?
    Este plan anticrisis hará devaluar el dólar aún más y por lo tanto, el plan lo pagarán por una parte los ciudadanos de países que tienen su moneda vinculada al dólar, que verán cómo se sigue devaluando; por otra parte, lo pagarán los estados que tienen grandes reservas de dólares como China, Corea y muchos de los países exportadores de petroleo y, por lo tanto, los pueblos de estos países.

    Bush vuelve a aprovechar la situación hegemónica de su moneda y de su país para echar adelante un plan con el que se financiarán las deudas de empresas privadas a costa de gran parte de la ciudadanía del resto del mundo.  O dicho de otra manera, se pretende salvar la economía financiera a costa de perjudicar totalmente la economía productiva y esto, dicho en otras palabras que pueda entender cualquier persona, significa que los costes para comprar comida, para acceder a servicios energéticos, vivienda, etc. aumentarán sin que aumenten los salarios para que así las entidades financieras puedan mantener sus beneficios y su situación privilegiada en el mundo.

    ¿Qué se tendría que hacer en lugar de esto?  Las soluciones pasan por reformular totalmente el sistema financiero internacional, de manera que la creación de dinero dejase de estar en manos privadas y pasase a manos públicas, como parte de un plan de transformación integral que tendría que llevar a situar a la economía en manos de la política y no lo que sucede ahora, que es precisamente lo contrario.

    Así pues, como he titulado este pequeño artículo: este plan anticrisis, como parte de la deuda de los Estados Unidos, es la mayor estafa de la humanidad.

    Enric Duran, insumiso a la banca.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...