• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La explotación de los yacimientos petrolíferos del “Presal” en Brasil (situados en las profundidades marinas, bajo la capa de sal) cumple en estos días diez años. El Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), aprovechó para reivindicarlos como un bien brasileño.

    “Pasados diez años, la producción del “Presal” bate récords, sobrepasando los 1,7 millones de barriles por día. Sin embargo, esa riqueza, que debería servir a los intereses de la nación siendo dirigida a áreas como educación e infraestructura, está siendo entregada a precios irrisorios a multinacionales extranjeras“, criticó el PT en un comunicado.

    La empresa semiestatal Petrobras empezó a extraer petróleo del “Presal” en 2008, y dos años después se inició la producción comercial en el pozo de Baleia Franca, frente a la costa del estado de Espírito Santo (sureste).

    Presal, los yacimientos costa afuera de Brasil. Foto: Web

    El riesgo de privatización del Presal

    El PT y otros partidos de izquierda critican los intentos del actual Gobierno de facto de Michel Temer de privatizar segmentos de la empresa semiestatal Petrobras y renunciar así al petróleo brasileño. Las encuestas también indican que la mayoría de los brasileños está en contra de privatizar Petrobras o sus activos.

    En sus primeros meses, Temer aprobó una ley que acababa con la obligatoriedad de que Petrobras estuviera presente con una participación mínima de 30% en todos los consorcios de explotación del “Presal”, permitiendo que empresas extranjeras ocuparan ese lugar.

    No sólo los partidos de izquierda se oponen al proceso privatizador. Los trabajadores de la industria petrolera también han efectuado protestas, huelgas y reclamos ante la posibilidad de que se entregue el petróleo brasileño a intereses extranjeros.

    Privatización frustrada de refinerías

    La empresa Petrobras debió suspender, el pasado 3 de julio, el proceso de venta de cuatro refinerías, después de una medida provisoria del ministro del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, la semana pasada. La estatal llegó a anunciar el mes pasado que cinco empresas privadas manifestaron interés en la adquisición de las unidades.

    Lewandowski atendió un pedido de la Federación Nacional de Asociaciones de Personal de la Caixa Económica Federal (FENAE) y de la Confederación Nacional de Trabajadores del Ramo Financiero (CONTRAF), estipulando que cualquier proceso de privatización debe ser aprobado por el Congreso Nacional. Para el magistrado, el argumento es razonable porque la creación de empresas estatales se da a través de leyes aprobadas en el Parlamento.

    Loading...
    Loading...