• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La fuerte tensión comercial a la que se enfrentan Estados Unidos y la República Popular de China, tendrá un impacto directamente negativo no solamente para estas naciones sino también para la economía mundial. Así lo advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI) al hacer referencia a la confrontación bilateral en la que continúan implementándose de manera mutua nuevos aranceles a las importaciones.

    “En caso de que la escalada continúe, los costos económicos para ambos países y para todo el mundo se incrementarán rápidamente”, aseguró Gerry Rice, vocero del FMI.

    Durante una conferencia de prensa ofrecida este martes, sostuvo que “la imposición de aranceles adicionales por parte de EE. UU. va a venir acompañado de un costo económico importante (…) No hay ganadores en las guerras comerciales”.

    El lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump anunció la introducción de nuevos aranceles del 10 por ciento a las importaciones de China por valor de 200.000 millones de dólares anuales a partir del 24 de septiembre.

    A su vez, la nación asiática respondió con el anuncio de aranceles de represalia contra el país norteamericano que afectarán a mercancías por valor de 60.000 millones de dólares, que entran en vigor la misma fecha.

    Además, China -el mayor titular de bonos del Tesoro de EE. UU.- ha recortado un total de 7.800 millones de dólares de inversiones en la deuda soberana de este país, de modo que  su participación en los bonos soberanos estadounidenses alcanzó en julio pasado su mínimo de los últimos seis meses, reseña RT Actualidad.

    Por su parte, el primer ministro chino, Li Keqiang, reconoció que la segunda economía mundial vive “dificultades acentuadas” para mantener un crecimiento estable, aunque también afirmó su confianza en la capacidad para “superar los obstáculos”.

    “El impacto para China va a depender en cómo se ajuste la política interna”, dijo el FMI, el cual pronosticó el pasado mes de julio que la economía de EE. UU. crecerá 2,9% este año y 2,7% en 2019, mientras que proyecta que China moderará su expansión a 6,6% este año y 6,4% el próximo.

    A.L.

    Trump amenaza a China con una “rápida represalia económica” si “trabajadores industriales son afectados”

    Cuenta regresiva: China superará a EEUU en la carrera por el liderazgo económico global

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...