• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Italia estima cerrar este año 2018 con un crecimiento económico de al menos 1,1%, lo que representa una baja con relación al pronóstico de 1,4% que había sido anunciado anteriormente, mientras que para el año próximo 2019, prevé alcanzar el 1,3%, “debido a la contribución positiva de la demanda interna, que se vería afectada positivamente por algunas de las medidas de política fiscal contenidas en la Ley de Presupuestos“.

    La información fue dada a conocer este miércoles, a través de una comunicación emitida por el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat), al precisar que basa sus estimaciones en un aumento de 1,3 por ciento de la demanda interna y una disminución de 0,2 por ciento de la externa, sin modificaciones en el nivel de los inventarios.

    El producto interior bruto (PIB) en el tercer trimestre de 2018 aumentó un 0,8 % interanual y no tuvo variaciones respecto al segundo trimestre, por ende, se estaba produciendo un estancamiento de la economía, después de la tendencia expansiva de los últimos tres años y tras una fase progresiva de frenada en los últimos trimestres.

    En su Panorama Económico de Italia 2018-2019, el ente oficial explica que las exportaciones crecerán 1,6 por ciento y las importaciones 2,6, con perspectivas de aceleración a 3,2 y 3,5, respectivamente, el próximo año, mientras que el gasto de consumo familiar debe registrar un aumento de 0,9 por ciento en este año para pasar a 1,2 en 2019.

    Según el Istat, la estabilización del empleo y los incrementos salariales apoyarán el poder adquisitivo de las familias, en tanto las el ritmo de inversiones registrará una disminución de 3,9 por ciento en 2018 y 3,2 en 2019. En cuanto a la tasa de desempleo, debe cerrar este año en 10,5 por ciento y en 10,2 en 2019, publica el portal de noticias Prensa Latina.

    Además, señala, el subsidio al desempleo que pretende aprobar el Gobierno italiano podría contribuir a un 0,3 % del PIB. Esta y otras medidas se encuentran reflejadas en plan presupuestario italiano con el que se prevé aumentar el déficit al 2,4 % del PIB en 2019 a pesar de las advertencias de Bruselas.

    Por otra parte, la Comisión Europea ha pedido abrir un expediente por déficit excesivo a Italia por su elevada deuda pública, que se encuentra en el entorno del 131% del PIB, y por la ausencia de medidas para reducirla, un aspecto que incumple las reglas establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y que podría desembocar en una multa de unos 3.500 millones de euros, reseña el diario ABC.

    En un comunicado, señala que “el análisis sugiere que debe considerarse que no se cumple el criterio de deuda definido en el Tratado y, por tanto, está justificado un procedimiento de déficit excesivo basado en la deuda”. El organismo ha llegado a esta conclusión tras realizar una nueva evaluación de incumplimiento que era “necesaria” porque el plan presupuestario remitido por Roma par 2019 “supone una modificación significativa” de los factores que ya había analizado en el mes de mayo, cuando descartó la apertura del expediente.

    A.L.

    Italia inmovilizó el barco Aquarius por presunto tratamiento ilegal de residuos

    España registró crecimiento económico de 0,6% en tercer trimestre

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...