• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La deuda estatal de Estados Unidos ha superado los 20 billones de dólares. La tercera parte de esta suma, el Tesoro norteamericano la debe a distintos Estados inversores. En comparación con otros Estados Rusia no posee tantos bonos estadounidenses.

    “China y Japón son líderes en cuanto al número de estos valores. Sus inversiones [en deuda de EEUU] superan un billón de dólares. Al mismo tiempo, Rusia posee tan solo el 1% de toda la deuda que EEUU les debe a otros Estados (…)”, enfatizó a Sputnik el analista de la empresa Finam, Alexéi Kalachev.

    Los expertos explican que Rusia ha empezado a vender los bonos estadounidenses porque Washington no siempre cumplía sus compromisos ante los acreedores. El ejemplo más destacado de eso es la situación que se desarrolló en el pasado alrededor de Irán.

    En 1979, tras la victoria de la Revolución islámica en el país persa, EEUU declaró la guerra de sanciones a Teherán. Washington prohibió a los ciudadanos y las empresas estadounidenses emprender negocios en Irán y bloqueó las reservas de oro de Teherán que estaban depositadas en bancos estadounidenses.

    Esta guerra continuó en abril de 2016 después de que el Tribunal de EEUU decidiera invertir 2.700 millones de dólares, bloqueados en las cuentas del país persa, en compensaciones otorgadas a los infantes marinos que sufrieron en el atentado producido en 1983 en la capital libanesa de Beirut. Dado que no existen pruebas que responsabilicen al país persa de cometer el atentado, en Teherán calificaron de robo este veredicto del Tribunal de EEUU.

    “Hay buenas razones para pensar que la Administración de EEUU es capaz de repetir algo semejante. Este es el motivo por el que en marzo de 2014 el Banco de Rusia extrajo 115.000 millones de dólares de sus cuentas en la Reserva Federal”, recuerda el periodista Ígor Naúmov en su artículo para Sputnik.

    El regulador financiero de Rusia emprendió este paso a raíz de las sanciones que Occidente impuso a Rusia por los acontecimientos en Crimea. Con ello las autoridades rusas querían poner una bolsa de aire en caso de que en EEUU acudiera a bloquear los activos de Rusia.

    Según el periodista, ahora parece que Moscú esté dispuesto a liberarse finalmente de los bonos estadounidenses. “Nosotros hubiéramos sacado nuestros recursos de la deuda de EEUU en el pasado si hubiéramos tenido posibilidad”, confesó a Sputnik, Anatoli Axákov, presidente del Comité para el Mercado Financiero de la Duma Estatal —Cámara Baja del Parlamento ruso.

    El director del Instituto de Análisis Estratégico de la empresa ‘Consultores financieros y contables’, Ígor Nikoláyev, considera que habría sido mejor que Rusia no hubiera invertido miles de millones de dólares en la economía estadounidense. Según el experto, devolver el dinero es una tarea difícil de implementar que le puede ocupar mucho tiempo.

    “Rusia no tiene que darse prisa porque una gran venta de bonos de EEUU derrumbará su precio y en vez de ingresos, se corre el riesgo de obtener pérdidas”, enfatizó Nikoláyev.

    Rusia apenas invertirá sus recursos en la economía de Washington en condiciones de una confrontación con Occidente. Hay bastantes herramientas alternativas en el mundo para la inversión como los bonos de China o Japón, escribe el periodista ruso.

    Mayor rendimiento
    Actualmente el rendimiento de los bonos estatales de China oscila entre el 3,2 y el 4,14% mientras que los bonos estadounidenses registran un rendimiento que no supera el 3%.

    A pesar de eso, los bonos chinos son bastante seguros para la inversión si se toman en cuenta tales factores como el volumen de la economía y el de las reservas de oro y divisas del país asiático. El último índice superó los 3,3 billones de dólares en 2017.

    Otra herramienta no menos fiable para la inversión es el oro, considera el periodista ruso. Actualmente Rusia conserva el 20% de sus reservas precisamente en este metal precioso.

    “Al tomar en cuenta los riesgos geopolíticos, el porcentaje de oro en las reservas de Rusia tiene que aumentarse”, enfatizó Anatoli Axákov.

    Rusia apuesta por incrementar sus reservas de oro. El Banco Central de Rusia compra casi todo el oro que se extrae hoy en día en el país euroasiático.

    En 2017 el regulador financiero adquirió 223 toneladas mientras que el volumen total de extracción de oro en Rusia alcanzó 253,9 toneladas.

    También: Rusia ha prestado a EEUU más de 17.900 millones de dólares

    Por ahora EEUU mantiene las mayores reservas de oro que llegan a 8.000 toneladas. Alemania con 3.000 toneladas, Italia y Francia con 2.500 toneladas le siguen en la lista de los mayores poseedores de oro. Rusia por ahora ocupa en esta lista el quinto lugar con 1.860 toneladas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...