• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La compañía británica de energía BP, antes British Petroleum, acaba de presentar un pronóstico desalentador para Estados Unidos: Rusia se mantendrá hasta el año 2040 como el mayor exportador de energía del mundo.

    En un informe que publicó la compañía en su página web, estiman que en dos décadas las ventas rusas a otros países alcanzarán más del 5 % de la demanda mundial de energía.

    Además, señalaron que Moscú sigue siendo uno de los principales productores de combustibles fósiles, con una participación del 14 % de la producción mundial combinada de petróleo y gas.

    Para 2040, prevén que la producción rusa de petróleo crezca en 1,2 millones de barriles por día (10 % más) hasta alcanzar los 12,5 millones de barriles diarios.

     

    Tomado de BP.

    “Rusia sigue siendo el mayor exportador de energía primaria del mundo y el segundo productor combinado de petróleo y gas”, precisan en el informe.

    En el caso del petróleo, la competitividad entre los mayores productores de hidrocarburos se consolidará en los próximos años. Según el informe publicado por la Administración de Información Energética de Estados Unidos, el año pasado ese país se convirtió en el productor de crudo más grande del mundo, al superar a Rusia y Arabia Saudí, reseñó Sputnik.

    Lo hizo gracias a su tan criticada técnica de fracking que impulsó años atrás con la “revolución de esquisto” y en medio de grandes turbulencias que llevaron los precios a rozar los mínimos históricos.

    El crecimiento de EE. UU. lo impulsó la revolución de esquisto. Foto: AP.

    La periodista rusa Natalia Dembínskaya aclaró para Sputnik que lo importante en el mercado petrolero no es “la distribución de puestos”, sino la posibilidad de influir en el mercado. En la actualidad, Rusia y Arabia Saudí “determinan de facto la situación en la industria petrolera mundial”.

    Además, agregó que según los indicadores y los movimientos del mercado, entre ellos una reducción de la demanda mundial que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sitúa en 1,24 millones de barriles diarios en 2019, la industria de esquisto se encuentra en una situación muy precaria.

    En este escenario, Rusia podría seguir consolidando su liderazgo en el mercado de los hidrocarburos.

    Rusia y la Unión Europea evalúan realizar pagos y transacciones en euros

    Rusia no acepta imposiciones de EE. UU. ni de sus aliados de Occidente

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...