• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.


    El Senado de Estados Unidos aprobó el plan de rescate financiero de 700 mil millones de dólares, propuesto por George W. Bush. Con 74 votos a favor y 25 en contra, los senadores, entre ellos los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain, aprobaron el plan, cuando faltan 34 días para los comicios generales y hay una anunciada crisis del sistema financiero, producto de más de una década de desorden neoliberal..

    El acuerdo, que debe ser ratificado este viernes por la Cámara de Representantes, significa que el tesoro público podrá adquirir la deuda de mala calidad de los bancos por 250 mil millones inmediatamente y otros 100 mil si el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, los requiere. El Congreso puede retener los otros 350 mil millones si no está satisfecho con el desempeño del programa.

    La espera de la votación del senado norteamericano tenía en ascuas a las bolsas de valores del mundo, luego de que en marzo quebrara el banco Bear Sterns y, en septiembre, Lehman Brothers.

    En Europa varios bancos fueron nacionalizados o vendidos a precio de huevo en los últimos días para evitar la quiebra, como el banco franco-belga Dexia, a cambio de una inyección de 9 mil 194 millones de dólares de los gobiernos de Francia, Bélgica y Luxemburgo.

    Francia, España, Italia, Portugal y Polonia, por su parte, obligaron al banco belga-holandés Fortis y al británico Bradford & Bingley a ser rescatados el fin de semana.

    El economista, Marcel Claude, comentó a El Ciudadano que “esta caída de las bolsas es un síntoma de una economía que no anda bien, que tarde o temprano va a reventar. A lo mejor se está esperando una suerte de debacle, cosa que no es imposible pero tampoco predecible. Hay un grave problema de control de estos capitales respecto de la liquidez del sistema. Dados los montos no resuelve la falta del liquidez o las operaciones riesgosas que ya no tendrán su esperada rentabilidad”.

    Claude añade que, pese al salvataje, la situación tendrá repercusiones en la economía real: “Habrá menos inversiones, producción y empleo”.

    Como la crisis es producto de la desregulación de los mercados financieros y la falta de transparencia de los bancos respecto de sus activos y pasivos, hasta el presidente derechista Nicolás Sarkozy ha llamado a establecer mecanismos regulatorios.

    A juicio de Claude “en lo inmediato no creo que se revise la desregulación, que en la práctica es desgobierno e irresponsabilidad. Creo que el sistema financiero va a seguir amparando operaciones de altos riesgos”

    Por su parte, Paul Walder, analista económico, llama la atención en la forma como los medios han mostrado la noticia en Chile. “Ha habido presiones muy fuertes y todo un discurso, luego del rechazo del Senado norteamericano al plan la última semana de septiembre, de que este dinero entregado desde fondos públicos a la banca, sea blanqueado. Se ha puesto en un eje que lo considera una especie de salvación de la humanidad, si lo que se está haciendo es apuntalar el modelo neoliberal”

    Por eso Walder cree importante preguntarse por las causas que llevaron a esta debacle. “Hoy el sector público es el que está salvando al libre mercado. Nadie podrá a partir de ahora hablar de libre mercado o de desregulación. Creo que eso ya dice mucho de los orígenes de esta crisis”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...