• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Turquía inauguró este martes el gasoducto Transanatolia (Tanap), que cruza el centro del país y unirá los yacimientos de Azerbaiján con los mercados de consumo de Europa, sin necesidad de tener que depender de la red de suministro construida por Rusia.

    El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, presidó el acto en la ciudad de Eskisehir, en el centro del país, en presencia de los jefes de Estado de Azerbaiján, Ilham Aliyev, y de Georgia, Giorgi Margvelashvili, reseñó la agencia Prensa Latina.

    Los tres dirigentes estuvieron acompañados por sus ministros de Energía, altos funcionarios y los responsables y accionistas de las empresas implicadas en el proyecto Southern Gas Corridor (SGC), que conecta a Azerbaiján con el territorio europeo, hasta Italia, en el centro del continente.

    Según analistas especializados en temas geopolíticos, este gasoducto reduce la dependencia del suministro de gas ruso, tanto de Turquía como de los países de la Unión Europea y Georgia.

    Según las previsiones, Azerbaiyán transportará hasta 6 millones de metros cúbicos de gas a Turquía a partir de este año y 10 millones a Italia en 2019, informó el portal Lainformación.

    El gasoducto denominado Corredor del Sur une el Mar Caspio con Italia. Foto: Web

    En el acto ceremonial se puso en funcionamiento la mayor parte de Tanap, alrededor de 1.340 kilómetros de los 1.850 kilómetros con los que cuenta. Recibirá el gas desde el sur del Cáucaso, que une el yacimiento azerí Shah Deniz-2, en el Mar Caspio, con Georgia.

    A estas dos tuberías se les unirá en el futuro el gasoducto Transadriático (TAP), completando el proyecto SGC, y que servirá para introducir el suministro en Europa a través de Grecia, Albania y el mar Adriático, para llegar a Italia.

    Del Mar Caspio a Italia

    Azerbaiyán inauguró el 29 de mayo pasado la terminal que será el punto de partida del SGC, mientras que Turquía aún deberá concluir su último tramo que conectará en la localidad de Ipsala, en la frontera con Grecia, con la conducción que abastecerá a los países europeos y que se prevé entre en funcionamiento en 2020.

    El gasoducto Tanap contó con una inversión de 8.500 millones de dólares y su capacidad de transporte anual será de 16 mil millones de metros cúbicos.

    La construcción del gasoducto de 1.800 kilómetros necesitó una inversión de $8.500 millones. Foto: Web

    Turquía depende actualmente del gas ruso, que recibe a través del gasoducto Blue Stream, a través del cual compra un promedio de 27 millones de metros cúbicos, que representan el 60% de su consumo. Ambos países acordaron en 2017 la puesta en marcha de este nuevo proyecto. Además, cerca del 30% del petróleo que consume es de procedencia rusa.

    La UE ha visto con buenos ojos este proyecto y apoya los acuerdos logrados entre Turquía y Azerbaiyán para desarrollar un gasoducto que permitirá, por primera vez, llevar gas del mar Caspio a suelo europeo, sin utilizar la infraestructura rusa.

    Con esta obra, Europa está ahora un paso más cerca de su pretensión de obtener gas directamente de Azerbaiyán y de otros países de la región del Caspio.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...