• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El gobierno del presidente de la República de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó prohibir el ingreso de los abogados del fundador de Wikileaks, Julián Assange, a la Embajada de ese país ubicada en Londres, Inglaterra, como un indicativo de que quizás prontamente sea expulsado de la misión diplomática.

    La información fue dada a conocer el pasado sábado a través de un mensaje publicado en la red social Twitter, donde se detalló que la visita de los letrados Aitor Martínez y Jen Robinson, es que el reconocido hacker se enfrenta este martes a una audiencia ante un tribunal de Estados Unidos y necesita reunirse con su equipo legal para prepararse.

    En otro tuit, se detalló que la audiencia se celebrará en el complejo de la corte de seguridad nacional en Alexandria (estado de Virginia) con el fin de levantar el secreto de sumario sobre los cargos presentados por EE. UU. contra el informático.

    La denuncia se dio este sábado luego de una semana en la que el primer Mandatario ecuatoriano removió al embajador en Gran Bretaña, Carlos Abad, del cargo que ocupaba desde el año 2015. Sin embargo, el canciller José Valencia, aseguró que “lo de Londres no tiene que ver en absoluto con el tema Assange, tenemos una relación con Gran Bretaña que se maneja entre los dos países, por ejemplo en cooperación en la lucha contra la corrupción. Hay una actividad en Reino Unido aparte de la situación que existe con Assange”.

    “Parecería ser que todas las personas que tuvieron que ver con el desarrollo y la concesión del asilo han ido saliendo de manera muy sistemática y van cambiando por otro tipo de personajes”, advirtió Carlos Poveda, quien forma parte del equipo de abogados de Assange.

    A su juicio, Assange corre un riesgo “inminente” de ser extraditado a Estados Unidos, país del cual el fundador de WikiLeaks divulgó en su momento comunicaciones secretas. Se basa en que hace unos días, la prensa de ese país dio a conocer que un juez, por error, divulgó que se pretende abrir un proceso contra Assange. “La formulación de cargos que se daría en Virginia nutre y fortalece, y da la razón al asilo concedido”, señaló.

    Protocolo especial

    El pasado octubre, diplomáticos ecuatorianos elaboraron un protocolo especial para detallar unas condiciones que tienen que ser “estrictamente cumplidas”, mientras permanezca como como asilado en la sede oficial del gobierno en Reino Unido.

    Después de 7 meses de estar aislado, al periodista australiano le fue permitido recibir visitas, comunicarse con el exterior y recibir asistencia médica en las instalaciones diplomáticas, siempre que cumpla con las reglas que prohíben “realizar actividades que pudieran ser consideradas como políticas y de interferencia en los asuntos internos de otros Estados, o que puedan causar perjuicio a las buenas relaciones del Ecuador con cualquier otro Estado, sea cual fuere la forma que se emplee para ejecutar dichas actividades”, publica RT Actualidad.

    Además, el protocolo detalla que cualquier persona que quiera visitar a Assange y que no esté relacionada con el Gobierno ecuatoriano o la embajada deberá enviar una solicitud por correo electrónico con tres días laborales de antelación, que puede ser denegada sin explicaciones.

    Recorte de ayuda

    Además, a partir de este sábado 1 de diciembre el hacker debe asumir sus gastos de manutención. La representación diplomática solo continuará pagando las facturas de servicios básicos del inmueble: arriendo, electricidad, agua potable, calefacción y el servicio de comunicaciones por wifi o Internet inalámbrico, detalla El Comercio.

    “En vista de recortes presupuestarios, la Embajada no podrá pagar ningún gasto de alimentación, cuidados médicos, lavandería” y otros rubros relacionados con el huésped, especificó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana. No obstante, si en algún momento Assange aduce que no puede pagar por su alimentación, el Estado ecuatoriano asumirá ese rubro de manera humanitaria. Lo que no variarán serán las medidas de seguridad de las que goza.

    Assange era requerido desde 2010 por las autoridades suecas debido a las acusaciones de dos mujeres por violación, que él niega. Suecia archivó la causa al no poder avanzar en la investigación judicial. Ahora tiene pendiente enfrentar a la justicia británica por violación de las medidas cautelares que tenía antes de refugiarse en la Embajada.

    A.L.

    Roger Waters pide a Ecuador respetar asilo de Assange porque sino “lo matarán”

    EE. UU. prepara en secreto una solicitud de extradición de Assange

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...