• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Mientras Shakira, “Embajadora de buena voluntad” – nombrada por la UNICEF- visitaba a la Presidenta Michelle Bachelet, la señora Andrea lloraba de rabia porque desde que asumió la Concertación no le dan audiencia con la primera autoridad nacional.

    ¡Plaf! La fama abre puertas, a otros la ventana y desde un segundo piso se desploman los tipos a los que les gusta mover los hilos, salir en la tele, y dar el discurso del “estamos trabajando en esclarecer los hechos”. La opinión pública está incrédula y a los partidos les cuesta defender lo indesmentible. Sin embargo, Michelle ha dicho que no se salvará de la justicia ninguno de los involucrados en los diversos casos de corrupción que han aparecido. Ponga ojo Presidenta hay un par que ya casi se escabullen.
    Y es que el concepto que aparecerá pronto, junto a la ya “farándulera corrupción”, será el de redes de encubrimiento de los involucrados, comenzando movidas de piezas estratégicas, que logren limpiar sobre todo a los peces gordos, y que dejen en prisión, tal vez, a un par de “desconocidos”.
    En Cuba y dentro de éste ámbito, se ocupa un término que merece prestarle atención. Es el denominado “la bajada por arriba”, la que consiste en que cuando un tipo está muy comprometido en un problema, porque un movimiento político lo metió en él, la cabeza no puede echarlo al agua, ni destituirlo, ni exponerlo a juicio público; entonces lo que se hace, es simplemente esperar a que se calmen un poco las aguas y sin mucho ruido, trasladarlo a una nueva y mejor ubicación en el estratagema, donde empiece de cero. En otras palabras, un blanqueo.
    Es así, en esta penumbra, donde el país debe estar más atento que nunca. Los partidos tienen la posibilidad de actuar de acuerdo a bases morales que les permitan No proteger el robo, si no denunciarlo, para lo que se requiere coraje y no temerle a los “intocables”; un cambio de hábito que puede costarles la expulsión de la colectividad si alguien se molesta demasiado. Pero, tenga coraje el valiente, que por lo menos su conciencia quedará limpia y usted no será uno más de la mafia, que gusta regocijarse a costilla del uso de fondos públicos.
    Garrotazos van, garrotazos vienen, y en su visita a la Región de los Lagos el presidente de la UDI, Hernán Larraín, dijo abiertamente que “el Ministro del Interior está tapando el conocimiento de los hechos, está tapando los nombres de los responsables, está evitando que caigan los peces gordos (…) se está tapando que se sepa el nombre de algunas personas y su responsabilidad, porque tienen alta jerarquía política”.
    Frente a estas duras declaraciones, la Presidenta Bachelet no tardó en responder y expresó que “a diario algunos sectores insisten en mostrar una visón apocalíptica de Chile, cuando esto dista de ser así”; dichos que Velasco respaldó, agregando que quiere ver cuando a RN y la UDI les toque discutir en el Congreso las leyes relacionadas con la buena gestión de las empresas y la probidad”.
    La batalla de dimes y diretes de la clase gobernante ha de continuar, lanzadas ya están las 30 medidas anticorrupción, que incluyen hasta la destitución de parlamentarios si se le encuentra en ilícitos en tiempo de campaña.
    Mientras, la señora Andrea, seguirá pidiendo audiencia. Y como dijo un grupo musical de la resistencia chilena, puede que los payasos cambien, pero el circo sigue.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...