La Cisterna, La Florida y Valparaíso, serían hasta el momento las comunas afectadas por las decisiones de sus respectivos alcaldes frente a las problemáticas de la educación pública. En ellas se ha producido el cierre definitivo de algunos establecimientos, como el Liceo Técnico A-111 de La Cisterna -dejando a sus alumnos sin la continuidad de sus carreras-, y también otros colegios están desapareciendo por medio de la fusión con otras instituciones.

Diversas manifestaciones se están llevando a cabo en estos sectores, donde los afectados alegan que aún no reciben una explicación al incumplimiento del Padem, Plan Académico de Educación Municipal, haciendo diversos llamados a las autoridades a responsabilizarse por el compromiso que dicho documento adquiría con los pobladores.

Mientras, está en cuestionamiento el uso del presupuesto de 175 millones de dólares para la educación pública del año 2013, en pos de “salvar la educación municipal”, como se denominó dicho ítem en el Congreso. Es por esto que a fines del año pasado diversos actores sociales se alertaron con el anuncio del cierre de colegios municipales en las comunas ya nombradas, que afectaría a casi seis mil niños.

En el caso de La Cisterna, a los apoderados se les habría dado a conocer la decisión con la entrega de las licencias de promoción de curso, afectando en promedio a 1.400 alumnos y 200 profesores. El municipio argumenta que no existe capacidad económica para la mantención de los colegios, dado el resultado académico de cada uno de los establecimientos que al parecer no favorecería a su mantenimiento. Las medidas tomadas en La Cisterna implican la fusión de la Escuela Sergio Silva Acuña con el Colegio Palestino, el receso del Liceo Ministro Abdón Cifuentes A-111 y la eliminación de la educación básica del Liceo Portal de La Cisterna.

Esto ha congregado a una serie de movimientos en defensa de los estudiantes, profesores y trabajadores de los establecimientos de La Cisterna. Esta mañana se convocó a los pobladores a una manifestación frente a la Municipalidad contra el alcalde Santiago Rebolledo, quien en una de sus declaraciones a los medios dijo que “En vez de seguir pagando luz y el agua de colegios semi vacíos, [es preferible] tomar esos niños, trasladarlos un par de cuadras y destinar esos recursos para tener mejores profesores y así subir sus puntajes”.

En tanto, en La Florida se llamó esta tarde a un pasacalle solicitando la participación de toda la gente de la comuna en repudio a la decisión del edil Rodrigo Carter, quien sostuvo a Radio Biobío, que dada la crítica situación financiera del municipio y de la corporación, él particularmente habría decidido hacer el siguiente movimiento en la educación de su comuna: el Colegio Cataluña será fusionado con el Colegio Sótero del Río; los colegios Villas Unidas y República Dominicana serán fusionados con el colegio Marcela Paz, y por último, el colegio Áreas Verdes será fusionado con el Colegio Cardenal Samoré. Es decir, de siete establecimientos, quedarían sólo tres.

CONCEJO MUNICIPAL DE VALPARAÍSO NO FUE CONSULTADO

En Valparaíso esta mañana llegaron los apoderados hasta los tribunales porteños a reclamar por el cierre de las Escuelas Básicas David Ben Gurion, Eleuterio Ramírez y Federico Albert, mientras que el edil porteño informó la fusión de la Escuela Japón con la Escuela Naciones Unidas, ambas de Playa Ancha; de la Escuela Diego Portales con María Luisa Bombal, y la de la Escuela República de Argentina con el Liceo Pedro Montt. Según el alcalde Jorge Castro, los establecimientos descartados se convertirán en escuelas para educación adulta.

Por Daniela Rodríguez

El Ciudadano

Loading...
No Hay Más Artículos