• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Victor Inzulza

    A pocas horas de iniciarse las movilizaciones a nivel nacional y de que se presente en el Congreso el proyecto del ejecutivo respecto a la Carrera Docente, el Colegio de Profesores se reunió con representantes del Mineduc para presentar sus posiciones y alcances acerca de este trascendental reforma en una de las áreas más febles de las que es responsable el Estado.

    Dentro de los argumentos esgrimidos por Gajardo para sostener la propuesta de partir con un sueldo base imponible de 1 millón de pesos para los docentes, está el igualar las cifras que presentan realidades internacionales y equipararse a profesiones que sean similares a las de un profesor. Además, el dirigente propone tomar en cuenta las recomendaciones que expone la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que van, precisamente, en la dirección de redignificar la labor y el vivir de los profesionales de la Educación.

    A pesar de lo justo de la propuesta, el dirigente comentó que los representantes del Gobierno habrían considerado alta la cifra entregada y esperarán a que este viernes la cartera de Educación se pronuncie respecto a sus demandas. Gajardo sostiene que no permitirán perder los avances logrados y que los ajustes en las remuneraciones deben ser sustanciales y con eso, reivindicar en alguna medida el quehacer educativo.

    En pleno momento, en que el ejecutivo busca responsabilizarse de una vez por todas con respecto a este tema tan trascendental, es corolario que la figura del profesor en nuestro país se reconfigure y recupere aquel espacio perdido tras la instalación de la dictadura. Sueldos dignos acordes con su desempeño y con la trascendencia de su labor en el imaginario social, contratos ideados con tiempos sensatos entre horas lectivas y no lectivas para el desarrollo de mejores clases o terminar con la sobrecarga laboral a la que son sometidos y que los priva de tener un justo tiempo libre, son algunas de las razones que deben dar rapidez a la aprobación de esta iniciativa.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...