• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se encuentra en paro de actividades hace alrededor de un mes. Temas internos y colectivos los movilizan por estas fechas, dejando en evidencia su lucha por diversas reivindicaciones, como el alza de la tarifa de la locomoción colectiva, de $130 (estudiantes de establecimientos estatales)y $ 150 (estudiantes establecimientos privados) a $210. Además de diferenciar por el tipo de institución de estudio, se pretende alzar el precio del pasaje escolar. También los moviliza temas relacionados con el modelo actual de educación en nuestro país junto con inquietudes internas de esta casa de estudio, como el autofinanciamiento, triestamentalidad, aporte monetario a los puntajes de la PSU, además de diversas problemáticas particulares (mallas curriculares, representatividad, docencia, entre otros).
    Siete edificios de esta casa de estudios se encuentran en toma, siendo  importantes puntos neurálgicos, la casa central, el edificio Gimpert y la Facultad de Ingeniería, todas ellas ubicadas en la Av Brasil de Valparaíso. Lugares claves para llamar la atención de las autoridades de la entidad y de la región, pues convergen los centros administrativos de la Universidad, junto con el hecho de que este tipo de movilización masiva y bien dirigida, pone en jaque “el prestigio y status” que mantiene por años de historia esta casa de estudio.
    Frente a la reciente demanda que el rector de la Universidad, Alfonso Muga, presentó a Carabineros por ocupación del recinto, el movimiento estudiantil está más fuerte que nunca, y Asambleas generales con representantes de todos los espacios tomados, han decidido resistir firmemente ante el posible desalojo de los lugares con fuerza policial. “Entiendo las demandas de los estudiantes, pero no justifico este tipo de hechos (…) esta institución debe volver a la normalidad” declaró el rector recientemente al Mercucho de Valparaíso.  Aún así, la resistencia en cada inmueble tomado sigue firme y adelante, como medida de presión frente a las demandas requeridas, y como parte de un movimiento estudiantil histórico de esta casa de estudio que busca cambios estructurales (como muchas otras casas de estudio, publicas y privadas, que hoy se encuentran movilizadas en la región, además de los estudiantes secundarios).

    Algunos de los alcances del petitorio entregado por los estudiantes son “el congelamiento de tarifas hasta la derogación del Decreto 45, el cual contiene una clara discriminación en el trato tarifario a los estudiantes de la Región Metropolitana (33% de la tarifa adulta) y de las demás regiones. Y el rechazo absoluto al pase regional con beneficios (TNE) entregado por el gremio microbusero, el que sólo da la posibilidad de ocuparlo los fines de semana y en período estival”.
    “Rechazamos de plano una posible subvención a las tarifas escolares que sólo iría en beneficio de los intereses privados, en este caso, de los empresarios microbuseros. Además, planteamos el rechazo absoluto a la condonación de las multas sancionadas por la Inspección del Trabajo a dicho gremio”, precisa el petitorio entregado por la Federación de Estudiantes de la PUCV. Puntualiza el documento: “exigimos evitar la promulgación de la nueva Ley General de Educación (…) Los principios, valores y enunciaciones que asimila esta legislación sobre el rol del Estado en la educación no tienen ningún instrumento jurídico para hacerlos realidad”.
    (información recopilada en unaprensadiferente.blogspot.com)
    Frente a la indiferencia que ha adoptado el rector y las autoridades locales ante las demandas requeridas por los estudiantes de la PUCV es que se ha determinado mantener el paro de actividades en todo el establecimiento, junto con fortalecer las instancias de diálogo y organización en las Tomas que resistirán hasta las ultimas consecuencias, aún ante el posible desalojo que haría la fuerza policial de estos recintos, que se especula se realizaría entre hoy lunes y mañana martes 13 de mayo.
    Mayor información respecto al Movimiento Estudiantil en Toma de la PUCV lo harán saber a través de voceros oficiales de cada recinto tomado, en el momento en que ellos decidan llamar a conferencia de prensa  e informar a los medios.

    Andrea Gálvez
    Suplementera Prensa Independiente

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...