• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de 523 alumnos del Instituto Tecnológico de Durango (ITD) se graduó esta semana en una ceremonia realizada en el Centro de Convenciones Bicentenario (CCB). Sin embargo, lo mas comentado en redes sociales fue la imagen de unos orgullosos padres que con vestimenta típica indígena acompañaban a su hija que se encontraba dentro de las graduadas.

    Esta “rareza” ocurre debido a que la matrícula universitaria  indígena en México es de menos del 1% del total de los 11 millones de habitantes originarios que pueblan este país.

    Además, “del total de indígenas inscritos en la educación superior, el porcentaje que logra titularse es muy pequeño“, reveló en entrevista publicada por Otras Voces en Educación, la doctora Lorenza Villa Lever.

    Son muy pocos los indígenas que llegan a la universidad. “Una razón importante para ello es que la mayoría vive en la pobreza y cerca del 30% en la pobreza extrema“, comentó.

    La mayoría de los indígenas padece “pobreza multidimensional“, que el Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social define como fuertes rezagos en el acceso a servicios básicos de vivienda, alimentación, salud y educación, lo que agrava las desigualdades de dicha población y restringe sus posibilidades de estudiar.

    Indígena excepcional

    De acuerdo con la página de Facebook de “ITD Social”, administrada por los mismos estudiantes, la graduando es Yajaira Soto Salvador, de quien no se conocen más datos al respecto.

    La imagen no solo conmovió a los presentes en ese momento, si no también a quienes posteriormente lo vieron a través de esta red social, acompañada del siguiente mensaje “La mejor foto que verás el día de hoy”.

    “Padres orgullosos acompañaron a su hija a la ceremonia de graduación del ITD, con flores y una leyenda ‘Lo lograste hija’. Sin duda no importa de dónde vengas y lo duro que será lograrlo la familia siempre estará ahí apoyándote y celebrando tus logros”.

    Es una prueba más de que con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr, incluso concluir una carrera profesional. Muchas felicidades para estos orgullosos padres.

    La universidad para una indígena en el país de las vacas que vuelan

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...