• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    América Latina y el Caribe toman el liderazgo mundial en la definición de una agenda mundial para el uso sostenible y eficiente de los recursos naturales, mediante un plan regional sobre la integración de la biodiversidad a los sistemas de producción de alimentos, con el acompañamiento técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El objetivo es revertir las tendencias regionales que han acompañado a la expansión de la producción agropecuaria, tales como uso intensivo de insumos, la degradación de suelos, la pérdida de biodiversidad y la deforestación.

    En un comunicado, la FAO destacó que el plan se definió durante el Diálogo Regional de Alto Nivel, celebrado en México. Hivy Ortiz Chour, oficial regional forestal de la FAO, señaló que el plan tiene un enfoque de manejo del paisaje, el control de la contaminación del agua y el suelo, la disminución del uso de insumos agrícolas contaminantes, la conservación y el fomento a la diversificación productiva de variedades locales.

    También, incluye la valoración y uso del conocimiento tradicional, ligado a esquemas productivos alternativos que favorezcan la producción sostenible de alimentos diversos y nutritivos. De acuerdo con el organismo, la extracción de agua en la región se ha duplicado con una velocidad mayor al promedio mundial.

    El 14% de la degradación de los suelos en el mundo ocurre en América Latina y el Caribe, y la tasa de deforestación se estimó en 2.2 millones de hectáreas por año en el período 2010- 2015, reduciendo en un 9% la cubierta por ecosistemas forestales desde 1990. Además, las actividades agrícolas y ganaderas son responsables de aproximadamente el 70% del cambio de uso del suelo.

    Otras líneas de acción

    El plan contempla líneas de acción en aspectos como la forma en que se producen y consumen los alimentos, la innovación de políticas públicas para hacer frente a los desafíos en materia de biodiversidad, la identificación e implementación de buenas prácticas, gobernanza intersectorial y gestión participativa de la sociedad.

    Además de marcos jurídicos y recursos financieros que apoyen las acciones para integrar la biodiversidad en los programas y políticas nacionales, así como la alineación y colaboración de agencias internacionales.

    En el evento, representantes de Bahamas, Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador, Honduras, México, Nicaragua, Surinam, Perú y Paraguay abordaron temas relacionados con la mejora de los sistemas productivos ante los nuevos desafíos asociados al cambio climático, la urbanización, el aumento poblacional, la migración, la pérdida y desperdicios de alimentos.

    Asimismo, valoraron los temas asociados a la conservación de semillas, el conocimiento tradicional, las buenas prácticas, el mercado nacional y global, factores que condicionan y afectan la conservación de la biodiversidad y los sistemas productivos.

    La biodiversidad es elemento fundamental para la agricultura, ganadería, la pesca y los bosques, y tiene un esencial rol para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional al proveer alimentos sanos y nutritivos, argumentaron.

    Dar a los indígenas la protección de los bosques ayudaría a frenar la deforestación

    Organizaciones intentan detener deforestación de selvas de Caquetá

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...