• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Jorge Burgos, ex subsecretario del interior del gobierno de Frei, hoy diputado y vice – presidente de la cámara baja, en conversación con El Ciudadano, se refirió a temas de la contingencia nacional y, por supuesto, a su partido, la Democracia Cristiana.


    diputado jorge burgos
    -¿Estamos viviendo un momento histórico al crear nuevas regiones?
    -Yo creo que nosotros como parlamento tenemos que responder a aquellas peticiones que parecen fundadas en elementos geográficos, culturales, económicos y sociales que puedan determinar la creación de nuevas regiones; no siempre es así, pero creo que es muy importante que esto se inicie con la creación de la Región de los Ríos, porque si hay un lugar de nuestro país que merece ser región es Valdivia. Ha existido una pelea histórica, bonita, fundada, que se empieza a consumar.

    -¿Cuál será el mecanismo para la elección de senadores en las nuevas regiones?
    -Eso está relacionado con los cambios al sistema binominal; no sería bueno para el país establecer ahora la elección de senadores y diputados, mientras no se modifique la ley, porque si no, sería una especie de espaldarazo a este sistema. Lo que tenemos que hacer como país es modificar el sistema por uno que sea más justo y, para aquello, la creación de estas dos nuevas regiones apura más la causa.

    -¿Esta región, Valdivia, podría ser piloto autónoma?

    -El termino autonomía a mí no me gusta, para serte bien franco. Yo en esto prefiero ser sincero: autonomía no. Éste es un país unitario, buena parte de nuestras fortalezas pasan por ser un país celular desde el punto de vista político. Tenemos que mantener nuestro criterio de unitario, no federal, con grados importantes de descentralización. Es un paso de desconcentración. Hay mucho por hacer, pero entre el centralismo brutal y la autonomía, existen grandes diferencias.

    -¿Las autoridades regionales y provinciales deberían ser elegidas por sufragio universal?
    -Me parece que es un tema a conversar. Particularmente los Consejos Regionales (Cores), los Intendentes y Gobernadores. Eso es más discutible porque son representantes del Presidente de la República. Habría que analizarlo.

    -¿Cual es su visión de la educación en Chile?
    -Hay que asumir el tema pendiente de educación-calidad, fundamentalmente. Y gestión-extensión de la educación en Chile está solucionado. Hoy muchos más jóvenes pueden tener educación. Casi todos los que quieran pueden tener educación. Hasta hace poco en este país menos del 40% de los jóvenes iba a los colegios secundarios. Hemos avanzado en estos 16 años. El problema tiene que ver con calidad. En tal sentido se requieren modificaciones a la Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE). Por lo que ha dicho la derecha, si quiere ser consistente a la hora de solidarizar con los jóvenes y a la hora de discutir una ley, yo espero que haya consistencia para creerles lo que dicen.

    -¿Jorge Burgos representa una nueva generación en la DC?
    -No. Estoy a seis meses de cumplir los 50 años. Creo que la directiva de Soledad Alvear ha hecho en eso un aporte. Somos personas que no habíamos tenido cargos políticos en el partido. El único que ocupó cargo en una directiva fui yo en la década de los ochenta, siendo muy joven. Ahora creo que hay una renovación de los partidos. La DC había estado lenta en eso y es una buena noticia que haya renovación.

    -¿Volvió la democracia al partido?

    -Volvió la posibilidad de que las bases eligieran. Creo que eso es fundamental. Los que plantearon que la elección sea entre gallos y medianoche estaban profundamente equivocados. Afortunadamente fueron derrotados y después, la elección interna demostró lo lejos que estaba esa opinión del grueso de la militancia.

    -Por último, ¿le ha faltado a la Concertación mayor compromiso con las regiones?

    -Sí, yo creo que existe una tarea pendiente. Son tantas las cosas que había que hacer en estos últimos 16 años. El país estaba tan quebrado, tan destruido en su centro, que si uno hace un listado, faltan cosas, pero hay que seguir bogando y no caer en populismos. Gastar la plata fácil sería una irresponsabilidad y los gobiernos de la Concertación han sido responsables.

    Leonardo Hernández

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...