• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Es un día muy caluroso en Santiago cuando contactamos a María Carolina, una mujer que no tiene reparos en reconocer ante la prensa su trabajo de dama de compañía, profesión u oficio que hoy apunta a una elite económica. Su atractivo va más allá de lo físico, ya que además de una estupenda figura, María Carolina posee una personalidad y un carácter muy particulares. La Decoradora de Interiores, que además habla inglés, accedió a conversar de su vida, trabajo y proyectos, en exclusiva con El Ciudadano.


    mariacarolina
    – ¿Cómo te iniciaste en el mundo de las damas de compañía?
    – Yo tengo un pasado. Fui esposa en su minuto, tengo dos hijas y hubo un quiebre matrimonial importante y la verdad, por haberme casado con quien no debía no tenía todo el apoyo de mi familia y no tuve la obligación; por que igual a mí me llamaba la atención. Tenía amigas de la misma U que estudiaban conmigo, que eran damas de compañía, minas topísimas que hoy en día están en Marbella casadas con unos marroquíes millonarios y también son de muy buen nivel y cultas, ahora sí creo que estoy sobre el resto de las chicas que trabajan en esto.

    – ¿Los clientes con los cuales te relacionas son de un nivel alto?
    – Un nivel alto por que yo también elijo mucho mis clientes, tú puedes tener toda la plata de mundo, pero está lleno de nuevos ricos; por lo tanto, la verdad es que no me acuesto con nadie que me desagrade.

    – ¿El negocio debiera regularse en Chile?
    – En conceptos de impuestos el país pierde una cantidad de plata impresionante, porque efectivamente es un trabajo súper lucrativo, no entiendo como no lo legalizaron antes. Creo que las chicas de la calle deberían estar en un local y pagar impuestos. Si ganas plata te quieres comprar tu auto, cómo lo justificas, o comprar tu casa; porque a mí me pasó, yo hice boletas por otro rubro, he tenido que rebuscármela en varios bancos por que es complicado este trabajo, es el más antiguo por lo tanto debiera estar regulado hace rato, en todos los países.

    – ¿Se podrían crear barrios rojos en Chile entonces?
    – No. Barrio rojo seria súper bueno para el país, te daría otro tipo de turismo, los países que tienen son destacados, pero tenemos un nivel cultural demasiado bajo. El país no está preparado para tener uno, lo encuentro positivo pero poco viable.

    ¿Que opinión te merecen las extranjeras que son damas de compañía en Chile?
    – Las extranjeras vienen por 15 días a sacarle toda la plata a los chilenos y no dejan ni uno, porque con suerte se compran el almuerzo, porque no les cobran impuesto.

    ¿Y las argentinas que triunfan en la T.V? Aquí se les vincula con agencias escort.
    – Mira, las argentinas son conocidas por vender su cuerpo aquí y en la quebrada del ají. Seamos realistas. Las que llegan a todos estos programas de farándula, a mostrar las pechugas y al festival de Viña, que se hacen todas famosas, todas las sacan de algún local nocturno, porque los shows que hacen dan mucho que desear. No dudo que sean damas de compañía allá, aquí no sé si trabajarán en eso, pero las pintas de puta que tienen no se las quita nadie.

    ¿Tus amigas saben a lo que te dedicas?
    – Todas, todo el mundo sabe.

    – Bueno, tú eres una empresaria del sexo ¿y de algo más?
    – Fuera de esto de nada más. Hasta ahora pretendo instalar una cadena de ropa de lencería, pero por este minuto soy empresaria desde que tengo mi propia pagina web y si tú la revisas es como si se vendiera un producto, que soy yo misma, soy mi propio producto; además de tener un staff de chicas que prestan servicios para mis clientes.

    – Esta profesión es como el fútbol, también llega el momento del retiro.
    – Yo creo que va a llegar más pronto de lo que pensaba, porque tengo en estos momentos la oportunidad de irme a Playboy a posar para fotografías. Estoy hablando con un manager que me va a manejar y la primera exigencia es bajarse de las páginas de sexo, pero no puedo decir nunca más con mis clientes, te estaría mintiendo.

    – ¿Te gustaría hacer televisión o cine relacionado con sexo?
    – No se ha dado una oportunidad, sin duda me gustaría hacer un papel, sobre todo una geisha. Me encantaría.

    – ¿Ganas mucho dinero en esto?
    – Yo gano el dinero que quiero, el que necesito. No soy una mina que lo quiere todo y lo codicia todo; sin embargo, me gusta vivir cómoda, darle lo mejor que pueda a mis hijas, el mejor colegio, me gusta tener un buen pasar. Vivo bien, si eso significa ganar cinco palos al mes; pero no me gano los nueve millones como dicen por ahí.

    – Al parecer a los chilenos nos cuesta ser felices. ¿ Crees que esto se deba a razones económicas?
    – No sé si sea porque vivimos en el último rinconcito y que no tienen plata, yo creo que es porque no quieren. La persona que verdaderamente trabaja y se esfuerza va tener siempre dinero, pero creo que los chilenos son flojos, resentidos en ciertas cosas y limitados también en otras.

    – Dentro de esas limitaciones ¿los chilenos son malos amantes?
    – No, están bien. Han aprendido harto.

    – ¿Acá el sexo es un tema tabú ?
    – El sexo siempre va a ser un tema tabú, desde el momento que es privado, que es de dos. Sexo como íntimo, por lo tanto a la gente le cuesta mucho hablar de sexo, por eso en ningún lado se habla abiertamente de sexo.

    – ¿Visitarás la Región de Los Ríos?
    – Quiero hacer un tour por todas las regiones, para que todos tengan la oportunidad de conocerme. En mi página web voy publicar en qué región estoy cada semana, y en Valdivia también voy a estar.

    – ¿Tienes pareja actualmente o estás sola?
    – Mi historia de amor es terrible, porque mi pareja no sabe lo que yo hago. Imagínate, nunca pensé que yo iba a pololear; siempre me lo preguntaban y decía yo no podría, pero la verdad es que estoy muy enamorada. Hasta que se entere…

    Leonardo Hernández

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...