• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Sergio Jara es periodista de economía e investigación con quince años de experiencia. Fue alumno de la Premio Nacional de Periodismo Maria Olivia Monckeberg  y estudió narrativa con Roberto Hertz y Juan Cristóbal Peña. Ha trabajado en La Tercera, El Mercurio, en la revista América Economía y en Terra Networks y ha colaborado con El Siglo, Revista Cáñamo y El Ciudadano, entre otras. Actualmente trabaja en Radio Bio-Bio a cargo del Departamento de Investigación de la emisora y a propósito de lo expuesto, no podíamos dejar de conversar con él.

    -¿Qué le llevó a realizar la investigación que plasma en Piñera y Los Leones de Sanhattan?

    -Esto es una invitación que me hace Cristóbal Peña hace unos cuatro, cinco años atrás. Él escribió “Los Fusileros” una crónica hermosa sobre el atentado a Pinochet pero puesto en las personas. Me pregunta si estoy en condiciones de hacer una crónica sobre el fondo de los Yupies, los corredores de bolsa chilenos. No hay literatura económica de esa generación de personas, que son casi una sub clase empresarial. Yo le dije que sí, que estaba en condiciones pero necesitaba ayuda de otros periodistas. Entonces invitó a Héctor Cárcamo y a César Valenzuela, quienes se suman al proyecto. Comienzan conmigo el trabajo pero luego van quedando en el camino producto de que es una investigación muy larga. Yo sigo adelante y finalmente la termino.

    -¿Qué obstáculos ha encontrado durante el desarrollo del libro?

    Sergio Jara

    -Bueno, mucha opacidad sobre todo de organismos públicos como la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que no entrega los expedientes de los casos por los cuales sanciona a estos personajes. Si pasa un año ya no puedes acceder al documento, tú tienes que ir a pelearlo a tribunales y la SVS lo representa más encima, o sea que ni siquiera tienen que contratar abogado. Lo representa un ente público que se financia con el fisco, con nuestros impuestos, somos nosotros los que les pagamos los abogados. Con un delincuente común uno puede  acceder a su caso en el archivo judicial, en el caso de la SVS no puede uno acceder al expediente de un delincuente de cuello y corbata, lo cual marca una diferencia incluso de clase que manifiestan las instituciones públicas.

    Entonces me pasé gran parte de la investigación peleando en tribunales con el Consejo de la Transparencia que me representó en contra de la SVS que representaba a estos empresarios para yo poder acceder a los documentos judiciales. Finalmente la suprema le da la razón al Consejo de la Transparencia y pude acceder a ello.

    También me encontré con el secretismo de muchos corredores que no quisieron hablar, pero también hubo algunos que sí lo quisieron hacer y es quienes le dan forma a esta historia. Piñera nunca me ha querido dar una entrevista, ni para este ni para otras investigaciones que he hecho entonces también es una dificultad porque yo como autor quisiera tener la versión de él y lamentablemente él siempre se ha negado. Yo creo que tiene que ver con que el periodismo que hago no le es cómodo, es un periodismo que indaga pero que busca establecer cuáles son las reales causas de su fortuna y de los casos en que está involucrado. Acá lo que estamos tratando de establecer es cuál es el perfil del personaje que nos gobierna.

    -¿Recibió algún tipo de amenaza durante la investigación?

    -Amenaza propiamente tal, no. Después de haber publicado el libro, si se han recibido algunas presiones sobre todo a una de las fuentes que es Francisco Armanet, WhatsApp anónimos y ese tipo de cosas que en el fondo hacen sentir la presión de personas que están viendo en él, alguien que pudiese entregar información que podría causarle algún tipo de problema. Armanet también ha recibido mensajes y llamados. Por mi parte no he recibido amenazas pero si mensajes molestos que dicen que lo que yo estoy haciendo está mal, que ¿Qué me creo?, presiones de ese tipo, pero nada como amenaza concreta.

    -¿Cuáles son a su juicio los datos más relevantes de la investigación?

    -Yo creo que son los antecedentes nuevos que aportan al caso Lan, acá hay dos cosas relevantes que no se discutieron en el caso Lan cuando estaba siendo investigado por la SVS.

    Primero que los traders de Lan Chile, que son los que intermedian esta operación le avisan al equipo de Piñera que no debiesen estar comprando acciones porque estaba en ese mismo momento en una reunión de directorio y cuenta con información privilegiada. Ellos sabían que Piñera tenía ambiciones políticas por lo tanto le advierten. Esas advertencias no están dentro del caso. Lo segundo que no está dentro del caso, es que la operación se realizó en Estados Unidos y eso implica que se le podría abrir un flanco allá. Si tú defraudas a un fondo de Estados Unidos, que es el que le vendió las acciones a Piñera, la justicia norteamericana tiene jurisdicción por lo tanto ahí debiese haber un correlato en Estados Unidos también. Yo creo que esas dos cosas agregan datos nuevos de impacto.

    El libro está lleno de revelaciones, de documentos y de archivos inéditos. Vamos desde Francisco Montaner que es un trader menor, que salía en la tele, que es mirado en menos pero ahí cuenta cuando por ejemplo intervino los teléfonos de la misma corredora para engañar a la SVS. El libro da cuenta de esas maniobras truculentas que se hacen en el mercado y que cuando ellos se paran en Enade, Icare o Casa Piedra, nunca las comentan. Solamente critican al gobierno de turno pero no nos cuentan cómo operan reservadamente. También del uso de información privilegiada en la venta de acciones de Banco de Chile por Penta y Consorcio al grupo Luksic. Ahí usan antecedentes directos de cómo operaba el grupo Penta. O sea el caso Penta del 2015 no es un lunar en su comportamiento empresarial, ellos vienen practicando este tipo de técnicas reñidas con la legalidad desde hace mucho tiempo y la sanción del 2001 cuando le venden el Banco de Chile a Luksic es una prueba de ello. Esos documentos no se conocían, hoy día el libro los trae por primera vez a la palestra.

    Andrónico Luksic

    -¿Quiénes conforman la elite del mercado financiero chileno y cuáles son sus principales empresas?

    -Yo te diría que la capa más alta de la elite del mercado financiero la componen básicamente Larraín Vial, que es controlada por la Leonidas Vial entre otros socios ejecutivos como Manuel Bulnes y José Miguel Barros. Después tenemos a la ex Celfin que es BTG Pactual que fue hace poco vendida por dos empresarios de la elite financiera chilena que son Jorge Errázuriz, que formó parte del movimiento político ciudadano, quería ser Senador por Valparaíso, un millonario excéntrico digamos, le interesa mucho la política pública y también los negocios. Y Juan Andrés Camus que es presidente de la bolsa, ellos dos fueron socios de Celfin y se hicieron más millonarios con esa venta. Bancard, esta empresa de Piñera que si bien no es una corredora si no un “Family office” donde está la fortuna familiar Piñera-Morel. Hoy día no se llama Bancard, se llama Inversiones Odisea, cambió de nombre a propósito del caso Exalmar, donde su nombre fue bastante manoseado a propósito de las inversiones que tienen en Perú en pleno juicio de La Haya y sus centros de operaciones en las Islas Vírgenes Británicas, ahí tienen tres empresas que son parte de la elite financiera pero también tiene otras como Moneda Asset Management controlada por Pablo Echeverría que es uno de los principales instigadores del caso Cascada y muy cercano a Sebastián Piñera.

    Hay un capítulo del libro donde aparecen todos ellos mencionados y yo los pongo como que forman parte de un club secreto de Sanhattan, un club social y de inversiones secreto. Ellos se consideraban un club, siempre van a las mismas empresa y a las mismas reuniones. Entonces ese club se empieza a resquebrajar, club del cual formaba parte Julio Ponce como gerente y dueño de una empresa que emite acciones. Las sociedades Cascadas que controlan SQM también emiten acciones, y todos estos miembros del club tenían acciones en esta empresa. Este club se quiebra cuando aparece el caso Cascada, cuando uno de estos gallos siente que están robándole.

    -Piñera ha sido declarado reo y multado en más de una ocasión, son  conocidas sus prácticas reñidas con la moral y derechamente ilegales. Sin embargo ha sido electo dos veces presidente de Chile. ¿Qué reflexión sobre la política chilena y modelo social puede hacer a partir de esta realidad?

    -Bueno es una pregunta que es difícil de contestar porque muchas personas han estado tratando de responderla. Es difícil entender a la sociedad chilena cuando eligen una persona como Sebastián Piñera pese a los casos en los que se ha visto involucrado, casos que tienen que ver con la ética. Eso nos hace pensar de una población, de una masa votante que no valora mucho el elemento ético, que tiene mayor valoración por otras cosas, y tiene que ver con la fortaleza de Piñera. Si Piñera tiene una fortaleza es la de generar riqueza, no la de generar valor, el valor es distinto a la riqueza. La riqueza es la plata, el valor es cuando tú generas empresas productivas que le generan un bien al país. Por ejemplo los que hacen zapatos, los que hacen electricidad, los que limpian el agua, los que hacen ladrillos para la construcción. Lo que sea que tenga chimenea, está generando un valor en sí mismo porque eso es desarrollo material para las personas.

    Las personas que se hacen la fortuna en la bolsa, especulando, no generan valor, generan riqueza, generan plata y es para ellos mismos y generalmente dejan heridos en el camino y la historia de Sebastián Piñera está llena de heridos. Entonces uno se pone a pensar en el votante chileno y ve que encuentra un mayor valor en la generación de riqueza, probablemente eso tiene relación con la necesidad de muchas personas, con el exitismo de muchas personas, con esto de ver a Piñera como ejemplo de la persona que se volvió rica en una generación y creen ver en él un reflejo. Probablemente hay mucho de eso en la valorización positiva que se hace Piñera, yo no sé si camine por ahí el asunto pero tampoco tengo una respuesta definitiva.

    Él también en lo político ha sido una persona ambivalente, recuerda que en los ochenta cuando el país entero estaba preocupado por la dictadura y peleando en contra de Pinochet de forma pacífica o incluso armada, él estaba junto a su reducido grupo de ejecutivos haciéndose ricos, estaba más preocupado de los negocios que de la sociedad. Apenas comienza la democracia, él es jefe de campaña de Büchi el ex Ministro de Hacienda de Pinochet por lo tanto tampoco es que estuviera en la vereda de los partidos que compusieron la Concertación. Y más adentrado en los noventa, él defiende a Pinochet, hay videos que lo muestran pidiendo que lo traigan de vuelta a Chile cuando Pinochet estaba preso en Inglaterra, entonces cuando tú tienes a alguien así con ese tipo de credenciales no te explicas tanto en la política sino en los negocios, que haya llegado a ser presidente de Chile dos veces. Ahí hay un síntoma en la población que revisar. Hay que preguntarse varias cosas en la población y también en la derecha chilena que es capaz de presentar a alguien como él.Yo entiendo que esto tiene relación también con el dominio que tiene en Renovación Nacional, recuerda que es quien financia el partido, entonces eso también le da una fortaleza tremenda en un movimiento político.

    Foto: Prensa Presidencia

    -Nos puede describir los hechos claves que marcan el incremento en la fortuna de Piñera.

    -Él sale del Banco de Talca bajo un escándalo, es difícil establecer cómo salir de un escándalo te permite llegar como gerente general de una corredora, generalmente la gente que cae en escándalos no encuentra pega al tiro y menos de gerente general de una empresa, pero él lo hace. Ahí tienes un primer embrión de su carrera profesional. Mucha gente que ha hablado conmigo me ha dicho, Piñera era un outsider, nadie lo pescaba, Manuel Cruzat es quien lo posiciona ahí y se empiezan a hacer las primeras operaciones de compra y venta de dólares, también él empieza a madurar su negocio con las tarjetas de crédito, crea CMB que es su banco de inversión personal a fines de los 80. Es en ese período donde desarrolla algunas inversiones inmobiliarias, algunas buenas y otras malas, también le va mal en algunos negocios. En la mitad de los 80 es donde gana su primer millón de dólares. Es ahí donde él empieza a hacer crecer su fortuna, pero como pasa de un millón a miles de millones de dólares es un misterio porque él nunca lo ha querido revelar muy bien.

    Si uno sigue sus pasos se da cuenta que cuando está terminando la dictadura y cuando todo el mundo estaba sacando su plata de la bolsa porque venía la democracia y la gente que tiene plata en la bolsa es gente de derecha y especuladora que no confiaba en la Concertación, así que saca su plata de la bolsa, pero Piñera si confiaba y por lo tanto el compra y compra muy barato porque todos están vendiendo y las acciones en vez de bajar suben porque la Concertación lo que hizo fue mantener el sistema económico, no hizo grandes cambios, protegió lo que había hecho Pinochet. Entonces la bolsa tiende a subir y es ahí donde él incrementa su riqueza.

    Luego viene las apuestas en grandes empresas y ahí el “palo al gato” lo da con Lan. cuando él pasa de ser un millonario chapa Forbes. Lan sube mucho en la bolsa y eso le permite generar la riqueza que actualmente tiene. Además va diversificándose, él tiene posiciones en más de cien tipos de activos distintos, Bancard no era una empresa con dos o tres traders, Bancard era una empresa grande con todo un departamento de inversión que él generó. El mandato de esos ingenieros comerciales que reclutó de la Católica, tenían que ver con maximizar sus inversiones en el día a día tanto en el corto como en el largo plazo. Entonces cuando él logra generar una masa de plata suficiente, se la encarga a sus analistas de inversión y a sus trader en Bancard, es cuando explotan sus inversiones. En medio tiene ejercicios tributarios donde logra pagar menos impuestos por ejemplo con las empresas zombie. Que son estas empresas medias muertas que vienen de los 80 con deudas pero deudas incobrables que si tu las comprabas las podías ocupar para bajar tu carga impositiva, eso lo hicieron un grupo de empresarios selectos, Luksic, Délano, Lavín, Piñera, los Cueto, los Falabella. Los 90 fue una década dorada donde los empresarios ganaban plata a más no poder, el país crecía al 6%, tenían que buscar una forma de bajar su carga impositiva y fue esta. Entonces tiene ejercicios en la bolsa que le permite ganar mucha plata y otros ejercicios que le permite bajar sus cargas impositivas.

    -¿Cómo podría detallar la relación entre la dimensión política y financiera de Piñera?

    -La plata que él ha logrado conquistar en el mercado financiero le ha servido para poder cimentar su carrera política, él con su dinero ha logrado financiar su partido político, Renovación Nacional, y cuando financias un partido político tienes control sobre él, antes de Piñera lo hizo Carlos Larraín en RN. Cuando Piñera empieza a pasarle más plata a RN y comienza a hacerle préstamos es cuando logra un control total sobre ese partido y por lo tanto ningún contrapeso, ninguna figura política que le haga contrapeso dentro del partido desde la crítica o desde la opocisión interna. Entonces creo que ambas cosas están íntimamente ligadas. Sin su fortuna no se explica la carrera política de Piñera.

    -Muchas veces se intenta describir a Chile como un país serio y probo, diferenciándonos de nuestros vecinos latinoamericanos manchados por la corrupción. A partir de su investigación, ¿cuál es su visión de la corrupción en Chile tanto en instituciones públicas y privadas?

    -Me parece que la corrupción empresarial y corporativa ha sido grande en Chile, no es un lunar el caso Penta. Es un comportamiento que ha sido regular y ha quedado de manifiesto a lo largo de su historia y Sebastián Piñera tiene algo que decir ahí. Y hay un montón casos de ex ejecutivos que forman parte de la Generación Citicorp como el mismo Piñera en los ochenta, que luego son sancionados y multados reiteradas veces por la Superintendencia de Valores y Seguros. Lo mismo pasa con agentes bursátiles y traders de otras corredoras de bolsa y empresarios de todo tipo, lo que pasa es que las sanciones para este tipo de personas, las sanciones a los delitos de cuello y corbata son sanciones burdas, sanciones pequeñas que no les hacen mella. Para ellos pagar mil UF es como el vuelto del pan. Yuraszeck por ejemplo fue multado en 50 millones de dólares pero ganó 500, Piñera pagó una multa de 363 millones sin chistar y después fue candidato a presidente y después ganó. Eso es increíble, eso no pasa en cualquier país. Entonces nos encontramos con ese tipo de casos.

    Cuando hablan de que este es un país sin corrupción yo creo que hay que investigar y efectivamente sacar todos los trapitos al sol. Hay que irse a meterse a la Superintendencia de Valores y Seguros e investigar esos  expedientes. Y si uno se pone más pesado debería pedir que las multas sean más grandes. ¿No tenía herramientas fiscalizadoras como para aplicar multas más grandes? Si hubieran pasado los casos a la fiscalía otra cosa sería. Mira la impunidad en que quedó el caso de financiamiento ilegal de la política donde hubo fiscales que tuvieron que irse, donde el Servicio de Impuestos Internos se negó a presentar querellas, donde otros fiscales encubrieron casos. Entonces estamos en un país atravesado por la corrupción de cuello y corbata corporativa y política que los medios de comunicación han sido muchas veces cómplices en encubrir y que termina siendo terrible porque justifica la criminalidad común y corriente. El ladrón común se siente con el derecho de ir a robar porque el empresario y el político también lo hace y no paga por eso y finalmente eso termina siendo una justificación para la delincuencia común. Por lo tanto es aún más grave que la delincuencia común.

    – Estas prácticas empresariales dan cuenta de un modelo de sociedad donde el mérito no es preponderante a la hora de progresar, si no el apellido, el colegio y los contactos. ¿Qué atributos describen a este sector de la sociedad?

    -Hay un trader que aparece en un capítulo del libro que se llama “Un paseo por Sanhattan”, que habla de sus colegas. Se llama Daniel Tenox y trabajó en Corpbanca, en Tanner, en Bice. Es un tipo que sabe y que ha estado adentro y que finalmente decidió salirse de esta gran industria y fundar su propia empresa de inversiones que se llama THX Capital, prefiere estar solo y chico que con los grandes. Él dice que 9 de cada 10 personas que trabajan en Sanhattan no deberían estar ahí. Que lo hacen básicamente porque estudiaron en el mismo colegio, que son cuatro colegios y van de vacaciones a las mismas playas que son 3 playas y estudiaron en las mismas universidades que son dos o tres. En el fondo es una red de personas protegida, hay una red laboral también protegidas donde se contratan a sí mismos sin contar con las capacidades de poder desarrollarse en este tipo de trabajo. Cuando Gabriel dice eso, lo dice por experiencia propia, él estudió en la Católica.

    También habla de una camada de ejecutivos sumamente clasistas y racistas que miran para abajo al resto de sus compatriotas. Entonces hablamos de un sector de la sociedad que no tiene méritos pero que se muestra al resto de la sociedad como que sí los tuviera, como que es gente de estudios, gente de esfuerzo, pero aquí uno de sus mismos colegas los desnuda y vemos que no es así. Más bien son una masa de aprovechadores que durante estos últimos años no ha sabido más que hacerse ricos a costa del resto y además aprovechar ese privilegio que tienen para destruir y criticar a quienes desde la política pública han tratado de ponerle atajo y también a periodistas que han tratado de investigarlos.

    -En entrevista en CNN, Francisco Armanet, ex gerente de Banchile, señala que hay que cuidar la imagen del Presidente pero a la vez deja en claro el uso de información privilegiada, calificándola como peor que el robo de un auto. ¿Por qué cree que Armanet no entrega los audios de la operación de compra de acciones de Lan si tiene una opinión tan tajante sobre esta operación?

    -Bueno, él dice que hay escenarios legales que complican la entrega de esas grabaciones. Él puede irse preso si entrega esas grabaciones. Nosotros estuvimos dos años investigando esto con abogados. Hay una ley que se llama la Ley Otero que es la misma que se creó después del caso de la radio Kioto, que la impulsa el senador Otero a propósito de Piñera. Lo que hace es sancionar la grabación y difusión de conversaciones privadas y lo de Armanet cae en eso. Entonces perfectamente Piñera se podría querellar, o Andrónico Luksic que es el dueño del Banco de donde sacó las grabaciones Armanet y podría pagar con cárcel.

    Francisco Armanet

    En el caso mío no es tan complejo porque me protege la ley de prensa, pero en el caso de él si lo es. Entonces lo que está haciendo Armanet hoy es gritar a todo el mundo que lo obliguen a entregar las grabaciones. En el fondo miren, yo las tengo, les doy a entender que las grabaciones dicen esto. A través de analogías queda muy claro lo que dicen, lo que él sabe y lo que piensa y no las puedo entregar por estas razones pero oblíguenme a hacerlo y él da la clave, si un juez me lo pide yo la entrego. El tema es como hoy en día eso toma fuerza y toma cuerpo. Ahí es donde el mundo político tiene que reflexionar de la importancia de que un insider como Armanet, el gerente general de una corredora habla de la colusión de cuello y corbata. Y no habla solo del caso Lan, habla en todo el libro. Es un personaje del libro, no solo de este caso. Entonces hay que valorar el fondo de eso, de que es primera vez que alguien tiene la valentía de presentarse en televisión y decir existen estas grabaciones y la operación va mucho más allá. Ademas dice que hay que entender la figura presidencial como un todo, no es llegar y liberar información como esta. Es el presidente y puede quedar la cagá en el país. Yo creo que ese es el camino para eso, que un juez pueda revisar esto y pondere de acuerdo a la ley la gravedad de esta situación.

    -Lan ha sido multada por pago de sobornos a líderes sindicales en Argentina. ¿Nos puede ilustrar cómo se desarrollaron los hechos y el rol que juega Piñera en estas acciones?

    -Esto tiene que ver con Ignacio Cueto que es uno de los controladores de LAN, él fue multado también. Todo parte en 2005, 2006 cuando LAN quiere ingresar a Argentina y se compra una línea Argentina que estaba en quiebra. Entonces en Argentina había leyes laborales que Lan interpretó como muy rígidas, por ejemplo la polifuncionalidad. Si eres piloto debes pilotear y no andar vendiendo ticket y si eres vendedor no tienes por qué andar cargando el avión. Eso en Argentina es ley y lo que hace Lan es pagarle sobornos por poco más de un millón de dólares a líderes sindicales para que se allanen a aflojar estas medidas laborales que ellos interpretan como rígidas y hay un entuerto en el gobierno de Kirchner con el ministro de transporte que se especuló que recibió parte de la plata. Piñera es parte del directorio de Lan en ese momento y uno de sus principales accionistas y controladores. En ese momento Piñera viaja a tener reuniones con Kirchner y con la gente del gobierno para promover la inversión de Lan allá.

    Piñera en la campaña del año pasado mintió, dijo que nunca había viajado a Argentina pero nuevamente salió pillado. Canal 13 hizo un reportaje donde revisó la agenda del presidente Kirchner y comprobó que Piñera estuvo allá y Piñera tuvo que salir a reconocerlo. Entonces la primera reacción de Piñera siempre es negar todo pero después va siendo pillado siempre. Eso pasó en Argentina y es importante graficarlo porque en Estados Unidos se abrió un caso. En Chile y Argentina también pero no han llegado a nada. En Estados Unidos las instituciones funcionan de otra forma, mucho más severas y LAN tuvo que pagar una multa de 21,5 millones de dólares e Ignacio Cueto por su participación en este delito, tuvo que pagar una multa de 70 mil dólares. Lo curioso es que ninguna otra persona fue multada, a pesar de que personas como el mismo Piñera había participado de reuniones allá. Cueto es multado por su responsabilidad como CEO de la empresa y posteriormente Cueto aparece en los diarios haciendo columnas o dando entrevistas como si nada hubiera pasado.

    Cuando hablas de corrupción de cuello y corbata y ves a estos tipos pagando multas en Estados Unidos por pagar coimas y esåte tipo de cosas, sin mencionar Lan Cargo que tiene otro capítulo de corrupción allá, y después los ves en los diarios como si nada hubiera pasado, te llama la atención, son síntomas de un país enfermo y de una prensa también enferma que no sabe ponderar los hechos o que le importa mucho más otras cosas como el avisaje de LAN en sus diarios que el comportamiento de los dueños de LAN. Pero ¿Por qué es importante ese caso? Porque si se le abre un caso a LAN en Estados Unidos de algo que pasó en Argentina es porque Lan cotiza en Estados Unidos y la operación fue hecha en ese país. LAN tiene accionistas norteamericanos que se pueden sentir defraudados por la compañía y Sebastián Piñera el 2006 en el caso LAN. Por lo tanto hay jurisdicción de las autoridades en Estados Unidos y estos casos que han ocurrido anteriormente lo manifiestan así.

    – ¿Qué información maneja respecto de los dineros que mantiene Piñera y sus hijos en paraísos fiscales?

    -Yo me enteré de que Piñera tenía inversiones en paraísos fiscales a propósito de lo que investigué para el caso Exalmar, donde la Superintendencia de Perú da cuenta de un documento que establecía el domicilio de Bancard International Investment, que eran las Islas Vírgenes Británicas. Ese fue el primer indicio que tuve de que Piñera podía tener su matriz de negocios en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal reconocido por el gobierno de Chile como tal. Pasó el tiempo y lo último que supe de eso, a través de conversaciones que tuve con el family office de Piñera en mi reporteo diario, fue que ellos estaban tratando de liquidar las sociedades en ese paraíso fiscal para evitar cualquier otro problema a futuro del señor Sebastián Piñera y su familia porque él le ha ido traspasando la fortuna y sus sociedades a su familia. No sé si lo ha hecho pagando el respectivo impuesto a la herencia, porque en el fondo son herencias. Ese es un tema que el Servicio de Impuestos Internos debería resolver dado que es el presidente de la república, pero siempre se han amparado en los datos personales del sujeto por lo tanto no lo sabemos, es un acto de fe, y también de si él cerró o no las operaciones en las Islas Vírgenes Británicas. Hasta el momento uno ingresa a la Superintendencia de Valores de Perú y sigue apareciendo el domicilio legal de Bancard International Investment allá. Uno sabe también que estas cosas demoran, que puede haber falta de información ahí. Solo nos queda hacer un acto de fe porque es lo que ellos te dicen y lo dicen de forma reservada. No es que ellos te presenten un documento y te digan: ¡Mira nos salimos! Y aunque te lo presentaran uno tiene que desconfiar siempre de la información que te presenta una fuente interesada.

    Entonces lo mejor que puede pasar en estos casos es que la misma prensa independiente, la prensa que investiga, pueda meterse en estos temas y dilucidar si en este caso el Presidente de la República cerró sus operaciones en las Islas Vírgenes Británicas o si aún mantiene un pie allá, que es lo que yo creo es lo más probable.

    -¿Qué le parecen las palabras de la periodista Mónica Rincón en relación a su libro? Ella señaló que “usar información privilegiada es jugar sucio. Es no ganar dinero con trabajo y talento sino haciendo trampa. Quienes así actúan son lanzas de cuello y corbata”.

    -Me parece que sus palabras pegan en el clavo, son palabras valientes también, quien usa informa privilegiada está en ventaja respecto del resto de las personas. Está defraudando a las personas y también a los accionistas de la empresa. En el fondo el uso de información privilegiada es un delito y debe ser tratado como tal. Quien usa información privilegiada debiese estar en la cárcel. Así que yo estoy de acuerdo con lo que dice Mónica Rincón sin duda.

    -¿Espera otras repercusiones a propósito de la publicación?

    -Yo creo que hay bastante más en el libro más allá del caso Lan que puede dar para hablar. Lamentablemente nos hemos concentrado solamente en el caso LAN, pero el libro hace descripción de toda una clase empresarial, de toda una clase ejecutiva y devela una serie de hechos complejos o directamente delitos. Yo creo que han sido buenas estas semanas para la investigación pero también para las personas que pueden por fin tener literatura económica a su mano, que a su vez es fácil leer y que los puede poner al día de cómo se ha comportado la clase ejecutiva en los últimos 30 años. De eso se debería estar hablando, de cómo intervinieron en políticas públicas, de cómo se hicieron ricos, de cómo ocuparon las empresas zombie, de cómo defraudaron a las AFP en muchos casos y de cómo hoy en día, pese a todas esas cosas, tener la patudez de pararse en Casapiedra, en Enea en Enade en Icare y en foros empresariales a criticar la política pública, más allá de las diferencias que uno pueda tener. Cuando uno no ha sido un ejemplo de vida no puede pararse a dar lecciones de cómo hacer las cosas al resto.

    – ¿Qué otras consecuencias desearía que tenga su trabajo?

    -Yo estuve en el Congreso presentando este libro y habían nueve diputados. Me hubiera gustado que hubiesen habido más pero creo que nueve es un número razonable, la sala estaba llena. Me preguntaron mucho sobre qué modificaciones políticas yo esperaría. Fue una pregunta que me sorprendió, no pensé que les interesaría tanto eso. Les mencioné varias cosas, por ejemplo, los ricos no pagan impuestos a la ganancia de capital cuando compran o venden una acción. Esa es una modificación legal que se hizo en el año 2001 por recomendación de Leonidas Vial, un rico corredor de bolsa que le dijo a Ricardo Lagos en el CEP: Elimine el impuesto a la ganancia de capital y Ricardo Lagos lo eliminó el MK1. Entonces tu tienes a un corredor de bolsa, diciéndole a un presidente que elimine un impuesto para el corretaje de acciones, el presidente acepta el tema y eso va en directo beneficio de la corredora de bolsa, de la cual su socio el Leonidas Vial. Yo diría que ese impuesto se debe volver a poner. Macri acaba de eliminar ese impuesto en Argentina. Ese impuesto hay que volver a ponerlo. ¿Quiénes invierten en la bolsa? los ricos, personas de alto patrimonio, no los pobres, por lo tanto tienen que pagar impuestos, los que tienen más tienen que pagar impuestos.

    Hay que revisar los límites de inversión de las AFP, sobre todo en acciones, las especulaciones bursátiles. Imagínate en las crisis cómo han caído los fondos de pensiones pese a que las AFP siguen ganando plata como empresas, los fondos de pensiones siguen cayendo porque las inversiones con las utilidades no están calzadas, te siguen cobrando parte del fondo y comisiones fantasma. En Perú los fondos son más pequeños pero se hizo un experimento y se les entregó parte del fondo a los ahorrantes para que pudieran invertirlo y lo hicieron en bienes inmobiliarios y han rentado más de lo que rentan las AFP. O sea la gente lo hace mejor que los mismos gestores, y además los gestores te cobran entonces aquí hay una industria capturada donde uno tiene que estar obligado más encima. Una industria que lo ha hecho pésimo, que ha sido embaucada una y otra vez y que en el fondo la protegen más que nada porque sirve para desarrollar el mercado de capitales más que para entregar buenas pensiones. En el fondo lo que se quiere tener es un gran inversionista como las AFP que invierte más de 200 mil millones de dólares para que lo puedan invertir en la bolsa y hacer crecer a las empresas de estos grandes empresarios que en el fondo obtuvieron las empresas en las privatizaciones de los ochenta, que generar mejores pensiones, porque si el fin fuera generar mejores pensiones, esto hubiese cambiado hace rato, porque hace rato el diagnóstico está claro, son pensiones de miseria.

    Entrevista publicada en la edición n° 226 de la revista El Ciudadano.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...