• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Infórmate es uno de los videos más vistos de youtube en el último tiempo. Realizado por Subverso, ha remecido el conformismo letárgico y provocado un amplio debate. Crítica e información a ritmo hip hop.

    Junto a su hijo de 2 años, Subverso recorre en bicicleta las calles de Santiago. En el trayecto recoge ideas para armar su hip hop, en el que lleva 10 años rapeando. “Es una rama súper potente para educarnos, para comunicar lo que pensamos, sentimos y vemos es el análisis de la realidad que tenemos-sostiene-. Muchos espacios de organización se han levantado, como ‘hiphología’, y hay espacios de coordinación que trabajan a nivel territorial, en talleres y otras actividades”.
    La experiencia decantó en febrero en el video Infórmate, el que luego de subir a youtube ya lleva más de 70 mil visitas. La contundente crítica al gobierno de Bachelet desplegada allí generó un intenso debate y cada día más internautas postean comentarios. Frente a esa instantánea fama Subverso se guarda, porque prefiere el anonimato. “No tengo ningún problema en hablar -señala- pero no quisiera que fuera personalizado en mí. Tuve cierta molestia porque al día siguiente de subir el video a youtube, La Tercera publicó caleta de información, una verdadera investigación sobre mí sin siquiera hablar conmigo. Uno no está acostumbrado a eso. El video fue una iniciativa como muchas otras y se hacía todo un análisis del video, que estaba muy bien, pero además se publicó toda una investigación con mucha información personal”.

    -¿Qué idea motivó Infórmate?

    -Generar debate y hacer una crítica más certera desde el hip hop. El hip hop y el rap avanzan a ser una herramienta más elocuente, con fundamentos y argumentos más sólidos a medida que la generación hip hop va madurando. Creo que cada vez vamos a ser más certeros en las críticas y propuestas que podamos hacer. Muchas veces el hip hop ha sido una herramienta de denuncia súper fuerte pero se queda sólo en las generalidades. Y bien ¿dónde están los argumentos, los hitos, las cifras, los ejemplos concretos de esto? Por eso Infórmate buscó hacerlo mucho más explícito.

    -¿Pero algo gatilló esa necesidad de juntar y transmitir toda esa información?
    -Era hora de hacer la denuncia más explícita. Si uno dice los ricos son unos pocos y los pobres somos muchos y el gobierno es corrupto. ¡Ya, bacán! Pero es más potente cuando lo dices con información que es corroborable. La inspiración vino al final del año pasado con la huelga de hambre de Patricia Troncoso y el asesinato de Matías Catrileo. Eso rebalsó el vaso de lo represivo que ha sido este gobierno, que empezó con un discurso ciudadano y con el tema de la participación y escuchar a la gente y cada vez más se fue centrando en comités asesores y cambios de gabinete.

    -Y eso que se prometió renovar el patriciado concertacionista.

    -Empezó con nuevas propuestas de cambio y de apertura y ha sido uno de los gobiernos más enemigos de la movilización social. Si el mismo día que asumió Bachelet, cuando los allegados en Peñalolén pidieron terrenos, los pacos invadieron las poblaciones con gases lacrimógenos. Luego los estudiantes secundarios, todo lo que ha sido la humillación del Transantiago… pero lo último que fue muy heavy para mí. Fue el ignorar una huelga de hambre de más de tres meses de una persona y la muerte de otro mapuche, de nuevo por los pacos ¡eso ya era mucho! había que funarlo. También parte un poco desde la rabia de ver que este gobierno es cada ves más de derecha, cada ves más de elite y las políticas que aplica son para los grandes intereses económicos. Para mí el tema hoy día es cómo vamos más allá, la crítica es un punto de partida, no de llegada.

    LA HERRAMIENTA ES LA ORGANIZACIÓN

    -Después de informar y denunciar ¿Cuál es el siguiente paso para cambiar la situación?

    -Los cambios los hace la ciudadanía, el pueblo, la gente. Para mí los pobres son los más afectados por el sistema económico. No es una clase trabajadora homogénea, pero sí hay una mayoría de gente que está produciendo la riqueza del país y no la está recibiendo. Ese es el sujeto de los cambios y no una clase política, menos una clase empresarial.

    -¿Qué falta entonces?

    -La herramienta es la organización. Creo que a través de la organización de comunidades, comunas, regiones, universidades y sindicatos se cambian las cosas. Creo que eso ha sido una constante en toda la historia, sigue siendo la tarea hoy en día y se hace muy difícil por la mala calidad de la educación que recibimos todos, por el consenso ideológico que hay en las clases dominantes para imponer un modelo de hacer política, además que debes esperar 4 años para ir a votar. Lo que más le asusta a ellos es la unidad, es que la gente empiece a confluir en sus ideas. Por eso les asusta tanto el tema de los subcontratistas, porque son muchísimos y porque son sectores que supuestamente tienen que luchar separados. Por eso no quieren que los forestales se junten con los salmoneros y los salmoneros se junten con los del cobre y los del cobre se junten con las temporeras. ¿Por qué no se van a juntar? si todos tienen las mismas realidades, están todos afectados por el mismo modelo de legislación laboral. Por eso se asustan tanto cuando en las protestas de los secundarios hay pobladores y jóvenes. ¿Qué tiene si todos están en la misma lucha? Creo que entre más solidaridad haya y más apoyo entre un sector y otro, van a ir avanzando las cosas y encontrando las salidas. Hay que partir por decir esto no nos gusta y eso parte por saber que tenemos el poder de cambiarlo.

    -¿Crees que en Chile vivimos desinformados respecto estos temas, o estamos resignados y acostumbrados pasivamente a aceptar esta realidad?

    -Infórmate es también informémonos. Creo que hay un estado de desinformación muy grande, y cuando hay información disponible no está la capacidad de analizar. Podemos saber de un caso de corrupción, podemos manejar las cifras de desigualdad, pero analicemos qué significa eso. Cómo llegamos a ese estado de desigualdad, qué lo generó. Bueno viene desde las políticas de privatización, y entonces vamos de los efectos a las causas. Hace falta información pero también capacidad de análisis, una cosa no sirve sin la otra, hay que hacer las conexiones. Creo que la capacidad de análisis se da en la experiencia de organización y lucha, no se da en tu casa viendo tele o en una disco escuchando música, ni siquiera haciendo hip hop aislado. Informarse es una prioridad, pero también analizar y actuar.

    -¿Cuál crees que es el rol de los medios de comunicación en esta desinformación?

    -Vivimos en una concentración impresionante de los medios de comunicación, manejados por duopolios de poder. Ellos son fuertes y poder contrarrestarlo es difícil. Es súper difícil hacer medios independientes en Chile, los mataron. La concerta y la dictadura los mató. ¿Por qué? Por defender a los grandes grupos económicos que no quieren la diversidad de opinión, no quieren un pueblo informado. Es súper importante fomentar a los medios independientes.

    TRABAJO COLECTIVO

    -Impresiona la edición del video, desde el inicio con la entrevista a Bachelet señalando que nunca más ocurrirán en Chile atropellos a los derechos humanos y luego las imágenes de los asesinados por carabineros durante los gobiernos de la Concertación.

    -Ahí está Cristian Castillo, de 16 años, asesinado un 11 de septiembre por pacos en Peñalolén. Pese a que se sabe quienes son hace 3 años, son protegidos y no han sido llevados a la justicia. Otro dirigente mapuche fue asesinado en la cárcel en una situación súper dudosa. Además han matado a un montón de gente en contextos de lucha, quienes no son tan conocidos como Alex Lemún o Matías Catrileo. Está otro joven mapuche, Senén Díaz, atropellado por un camión forestal en una movilización.

    -¿Cómo hiciste la recopilación de imágenes y les diste sentido?

    -Es algo súper sencillo y artesanal, son todas imágenes sacadas de youtube. Esa es la gracia. Ese video lo ayudó a construir colectivamente toda la gente que subió esas imágenes a youtube. Esa gente ayudó y colectivamente construimos Infórmate. Ni cagando lo hubiera podido hacer yo sólo.

    -¿Qué futuro le ves a la Concertación?

    -Si mañana no es la concerta, va a ser la derecha. No hay otra alternativa de gobierno en Chile por ahora. Esto se tiene que plantear a largo plazo, hay que ir construyendo la capacidad de cambiar las cosas desde abajo, porque los que están arriba no las van a cambiar. Y lamentablemente ahí tengo la sospecha de que los que quieran desde la izquierda entrar a este sistema lo van a hacer negociando migajas, negociando esta comuna por otra. Eso no beneficia al pueblo, no es ningún avance. Quizá sea en términos nominales de representatividad, pero no es ningún avance cualitativo en términos de poder de transformación. Eso va por otro lado, por el lado de la lucha, no la lucha de ‘vamos a saquear’, no es eso. La lucha va generando esos procesos de aprendizaje necesarios para mañana tener propuestas de país, de sociedad. Yo no creo en el tema electoral, porque no aporta a cambiar la fisonomía del pueblo que tenemos. Cualquier avance en lo político si no está acompañado del movimiento social está destinado al fracaso. Lo principal es fortalecer al movimiento social desde la base, con la mayor unidad posible de todos los sectores, porque eso beneficia la fuerza de todo el movimiento, la unidad.

    -Los defensores del modelo señalan que las más amplias libertades las otorga el mercado a través de la libertad de consumo.

    -La filosofía del libre mercado puede tener muchos nombres. Suena muy bonito decir que todos tenemos la posibilidad de hacer lo que se nos da la gana, que cualquiera puede crear una empresa y ser exitoso y surgir. Pasar de no tener nada a tener millones de dólares y además puedes elegir tus gobernantes y decir lo que quieres porque no hay censura. Aparentemente es muy lindo y todos queremos libertad y ser personas autónomas, independientes. El problema de eso es que en la realidad no se da. Una de las principales cosas que ignora esa filosofía es la historia, porque parte de la base que todos nacemos iguales. Libertad de oportunidades es bacán si todos naciéramos con las mismas oportunidades, pero eso niega toda una acumulación histórica de poder y medios de producción. Si fuéramos todos iguales y libres bacán, pero yo no soy igual que el hijo de Andrónico Luksic, no soy igual que el hijo de Edwards, porque no tengo el acceso a esos recursos y ese poder político y económico que tienen. Eso tiene el discurso de la libertad pero en la práctica es una especie de esclavitud, porque las opciones son súper limitadas. Hasta que no se corrija esa balanza histórica no va a haber igualdad.

    ROMPER VITRINAS

    -Existe un proyecto de ley que busca responsabilizar legalmente a los organizadores de las marchas y protestas por los eventuales daños a la propiedad que éstas puedan provocar; ¿qué opinas de ello?

    -He estado estudiando harto la Historia de Chile, por un proyecto que tengo, y me he dado cuenta que desde un punto hacia delante nos volvimos muy respetuosos de la institucionalidad, del orden, del Estado, las leyes y la propiedad privada. Yo creo que una marcha y una protesta no son cosas por las que haya que pedir permiso a nadie, es un tema de soberanía popular. Si muchos de nosotros creemos que hay que protestar por algo no hay que pedir permiso, no es un desfile simbólico, es una protesta, una marcha, una manifestación de la voluntad popular. Mantener eso dentro de los causes legales es irrisorio. Todos los cambios han sido producto de presiones, no habría habido cambios en nada si no hubiera personas dispuestas a rebasar la ley.

    -¿Qué les dirías a quienes han criticado Infórmate por el llamado que haces a romper las ventanas de las empresas extranjeras?

    -Es cuático porque ha sido interesante ver cómo una frase entre más de 50 líneas es capaz de generar la mitad de la polémica del video. Mi percepción de eso es que representa el temor que implica el tema de manifestarse. Para mí el romper ventanas de empresas extranjeras es una forma más de expresar el descontento. Mucho más importante que eso es el tema de estar organizado, de estar movilizado y generar procesos de educación y lucha. Las empresas extranjeras son ladrones y asesinos, son los que generan la muerte de la naturaleza y los recursos. ¿Qué respeto voy a tener por esas empresas? Ir a romper una ventana no cambia nada, pero es un símbolo de quien es el que está generando la desigualdad en Chile. Son las empresas del cobre que se llevan todo el cobre, son las trasnacionales forestales que se llevan toda la madera y de paso dejan como desierto todo el sur, es Barrick en Pascua Lama que está atentando con todo un ecosistema, es Celco con las cagás que deja en el sur. El tema es la violencia, de dónde viene y cuál es la verdadera violencia. Para mí si esa frase generó debate es importante.

    -En el video también pusiste una imagen del programa Pelotón, ¿No te parece extraño de que hoy en televisión tengamos 2 programas donde los buenos son la policía y los malos, la mayoría de las veces, los jóvenes populares; y una teleserie en donde hay pacos de protagonistas?

    – Eso creo que tiene que ver con legitimar el Estado policial que se está instaurando. O sea, cuando matan a un paco el autor es un delincuente, pero cuando matan a un mapuche fue un error. Tiene que ver con legitimar el nivel de represión. Eso no se hace sólo a través del reality, también lo vemos en las noticias y en casi toda la programación.
    -También en el debate de tu video en youtube hay quienes acusan que criticar duramente a la Concertación es hacerle el juego a la derecha.

    – Es complicado el tema, creo que mucha gente a votado todos estos años por la Concertación por temor a la derecha, nada más. Yo no veo mucha diferencia entre la concerta y la derecha, o sea son diferencias mínimas, cuestiones que tienen que ver más con la moral y lo conservador que son, pero en términos económicos no hay grandes diferencias, en términos sociales creo que tampoco. En el fondo es un mismo sistema, un mismo modelo. Ese discurso implica votar por el menos malo. No estoy proponiendo votar por la derecha, sino como recuperamos la capacidad de la gente de influir en la política. Cada ves más nos vamos a ir encontrando para construir una oposición de otro tipo, una oposición al modelo, más que una oposición a una alianza o a otra.

    Sebastián Larraín

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...