• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Diez mujeres de Marruecos llegaron legales a los campos de fresas de España, específicamente en Andalucía al sur de la provincia, en búsqueda de mejores condiciones de vida.

    Con lo que no contaron es con la pesadilla que iban a enfrentar tras las diversas violaciones, desde sexuales hasta de condiciones laborales.

    “Yo denuncio que he venido a trabajar y no me han pagado. Nada de nada”, son tan solo algunas de las denuncias interpuestas por una de las afectadas.

    “Yo he venido a denunciar a mi jefe, que abusó sexualmente de mí”, afirmó otra de ellas.

    Ellas alegan que se les ofreció la paga de 40 euros al día por recoger las fresas en los campos de la provincia de Huelva, así ellas podrían reunir el dinero suficiente para regresar a Marruecos, su país de origen.

    Denuncias

    Los abusos más destacados que han padecido estas jóvenes en los campos de fresas han sido los abusos sexuales.

    “Yo he venido a denunciar que estando embarazada abusaron de mí sexualmente”, aseguró una de las víctimas.

    Enfatizando que su jefe las amenazaba de no contratarlas sino tenían relaciones sexuales con él.

    Otras optaron por huir del lugar del terror, ante todas estas aberraciones.

     

    Llegaron a los campos de fresa de España con la esperanza de mejorar su calidad de vida y no fue así

    Huida

    Varias jóvenes no pudieron soportar tantos abusos, por lo que apena obtuvieron su primera paga por la recolección de las fresas en los campos, estás sin pensarlo huyeron del lugar, negándose a regresar.

    “No tengo miedo. Si tengo que morir por defender mi honor y el de la gente que está conmigo en la finca, que me maten. Me siento orgullosa de lo que he hecho, y deseo volver a Marruecos con la cabeza en alto”, exclamó una de ellas.

    Justicia

    Sufrimiento, abuso, acoso, maltrato físico, maltrato laboral son tan solo algunos de los delitos que han tenido que enfrentar este grupo de jóvenes marroquíes; quienes no han pedido la fe y las fuerzas de lucha para que se les haga justicia antes de partir a su país y encontrarse con sus familiares.

    Por tanto decidieron quedarse hasta que se celebre el juicio, que aún no tiene fecha prevista.

     

     

     

     

    Continua leyendo…

     

    ONU denuncia masiva violación de derechos humanos a indígenas en Guerrero

     

     

    Ecuador repudia violación de protocolos en caso de periodistas asesinados

     

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...