• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Dos niñas, una de 24 meses y otra de seis años de edad fueron supuestamente asesinadas por su padre en el domicilio de Castellón, el agresor posteriormente se quitó la vida, lanzándose por una ventana trasera de la finca. El hecho ocurrido a las 5 de la mañana mantiene consternados a los pobladores que aseguraron que el hombre amaba a su familia pese a estar separado de la madre.

    La residencia donde se suscitó la triple muerte, se encuentra en la sexta planta del número 36 de la calle Riu Adra, próxima al polideportivo Ciutat de Castelló. Ricardo, padre de las criaturas llevaba un año separado de la madre.

    La exmujer del presunto asesino había denunciado en dos oportunidades a su exesposo en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer. El primero se abrió en enero, tras recibir un parte médico, mientras que el segundo pertenece al mes de febrero, iniciado por amenazas a la expareja.

    Después de asesinar a sus hijas, el sujeto se lanzó de la ventana de su casa

    Los expedientes fueron archivados a petición del fiscal y de la propia víctima, quien prefirió no declarar haciendo uso de su derecho. Aunque solo solicitó una orden de alejamiento en dichas ocasiones, estas le fueron denegadas por el fiscal y el juzgado; cuya razón recurrió la decisión judicial. No obstante, por la tardía tramitación de su recurso desistió seguir pidiendo la orden de alejamiento.

    En ese sentido, las acusaciones fueron registradas como particular en el procedimiento por amenazas hasta mayo y cuando concluía la instrucción, ella y el fiscal pidieron el archivo de la causa.

    Según una vecina del hombre, señaló que el cuerpo ya se hallaba a las 5:45 am tirado en el suelo de la calle peatonal a espaldas del portal del domicilio y que otra vecina de 50 años logró identificarlo. También relataron que se escucharon fuertes golpes procedentes de la sexta planta del número 36; aunque no lo creían se escucharon “gritos desgarradores” que dejó sin habla a los pobladores.

    El hombre pasaba a su expareja la mitad de la pensión que correspondía de la manutención de las niñas

    Los funcionarios policiales explicaron que en el asesinato violento de las niñas, se produjo con arma blanca. El Centro de Información y Coordinación de Urgencias Médicas (CICU) de la Generalitat Valenciana, precisó que los efectivos tuvieron que intervenir para asistir a varios heridos en las inmediaciones de la calle Riu Adra.

    La madre y la abuela, de 75 años, fueron trasladadas a un centro hospitalario para recibir atención psicológica, tras conocerse el fallecimiento del hombre y de las dos infantes.

    Aunque se desconoce las causas reales del brutal acontecimiento, un amigo del hombre aclaró que el presunto asesino estaba sin empleo y que la última vez, que tuvo conversaciones con él fue el pasado sábado, día en que se quejó por el embargo de la cuenta corriente.

    “Me ha dejado sin un duro”, dijo el hombre fallecido a su amigo, al referir a su expareja. El padre de las niñas tenía que pasar una pensión de unos 400 euros, pero desde febrero solo abonaba la mitad del dinero.

    La violencia de género se incrementa en España cada día

    El amigo propietario del inmueble indicó que la pareja vivía en el piso donde sucedieron los hechos, pero después de la separación, ambos se alternaban la custodia de las niñas y detalló que la madre, una psicóloga de Madrid trabaja en un centro de menores. Ésta vivía de alquiler cerca del domicilio del padre y estaba compartiendo con su madre que venía de la capital madrileña.

    Varias versiones apuntaron que el hombre se había suicidado lanzándose a las vías del tren y no por la ventana de la vivienda , como efectivamente hizo.

    Durante un desayuno informativo organizado por el club Siglo XXI en Madrid, Dolores Delgado, ministra de Justicia, aseveró que van hasta ahora “961 victimas por violencia machista. En cada uno de los actos en los que participo, recordamos esa cifra porque no se nos puede olvidar que tenemos un terrorismo machista. En la madrugada se ha producido el asesinato de dos criaturas. Todos compartimos ese dolor social, colectivo e individual”.

    Entre 2013-2018, se han contabilizado 25 muertes de niños en casos de violencia de género contra sus madres. Este 2018 se ha confirmado un caso, en Almería, y otros dos están en investigación. Desde 2003, se han contabilizado 959 mujeres asesinadas por violencia machista.

    Sigue leyendo…

    Gobierno español impulsa políticas para contrarrestar violencia de género

    Portugal entre los países de Europa con cifras más altas por violencia de género

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...