• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa, escritor peruano y que también cuenta con la nacionalidad española, se encuentra atravesando por problemas financieros al tener una deuda con la Agencia Estatal de Administración Tributaria de España, que ascendería a los 2,1 millones de euros.

    Vargas Llosa, quien vive instalado en la popular Villa Meona, la mansión de Puerta de Hierro de Preysler y tiene un competente servicio jurídico a su cargo, recibió la notificación de la liquidación por parte del fisco en la que detallaba el monto de la deuda que mantiene con la Dependencia Regional de Recaudación Especial de Madrid.

    Como no está de acuerdo con lo que se le reclama, sus letrados le aconsejaron mantener la deuda suspendida para que no entre en fase ejecutiva, mientras que estudian el plan para torcer el brazo a Hacienda por la vía administrativa y demostrar que la cantidad reclamada no es tal, publica el portal web Vanitatis.

    De acuerdo a los medios de comunicación locales el reconocido literato ha decidido pedir una hipoteca privada por la cantidad que se le reclama y poner como aval las escrituras de su casa en Madrid, la famosa propiedad de la calle Flora. En el caso de que no lograse ganar el pleito al fisco, este podría quedarse con el inmueble.

    Sin embargo, trascendió que dicho bien no está a su nombre, de hecho, el peruano no tiene nada a su nombre en España. Astutamente, el titular es una sociedad holandesa, Jurema BV. En este sentido, el presidente de la Asociación de Inspectores de Hacienda (IHE), José Luis Groba, explica que como puente hacia paraísos fiscales Holanda es perfecto como intermediario.

    “Se llama sándwich holandés porque Holanda queda en medio como el queso del sándwich. Los dividendos salen de España a una sociedad holandesa legalmente, donde no tributan. Y de ahí pagando solo un 2% ya los puedes llevar a un paraíso fiscal como las Antillas Holandesas. Ahí le pierdes el rastro”, agregó.

    A.L.

    Otras notas de interés

    Premio Nobel de Economía reafirma sus críticas al Banco Mundial en polémica que involucró a Chile

    Dos norteamericanos ganan el Nobel de economía

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...